Con la llegada de Xbox Cloud Gaming a dispositivos iOS se abre una nueva etapa para los propietarios de telefonos de Apple a la hora de disfrutar de los juegos de Xbox. Para hacerlo ¡en condiciones es fundamental tener un buen control de los movimientos y acciones que ejecutamos en los juegos y para ello nada mejor que contar con un mando como el Razer Kishi para iPhone (Xbox), un mando diseñado especialmente para disfrutar de Xbox Game Pass Ultimate en tu iPhone.

Razer Kishi para iPhone (Xbox)

El nuevo mando de Razer está pensado para la plataforma de Microsoft de juegos en la nube, pero no excluye que podamos usarlo con otros títulos ya que viene con la garantía de contar con la certificación MFi, funcionando sin problemas con juegos iOS compatibles incluidos los disponibles en Apple Arcade.

Entre las funciones disponibles con el Razer Kishi para iPhone (Xbox) tenemos una mayor precisión y control de las acciones a través de los sticks, los cuales a su vez son clickables y se ven acompañados de un diseño de botones multifunción completo, así como un D-pad de 8 direcciones. En comparación con otros modelos de la marca como la versión estándar para iPhone, este mando viene con un nuevo diseño con botones frontales monocromáticos, aunque manteniendo su formato ergonómico.

Razer Kishi para iPhone (Xbox)

Disponibilidad y precio

El nuevo Razer Kishi para iPhone (Xbox) ya está disponible en la tienda de Razer por un precio de 109.99€, el cual incluye una prueba gratuita de 90 días de Xbox Game Pass Ultimate con el que podremos jugar a más de 100 títulos en tu consola Xbox, tu PC o tu iPhone.

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.