En nuestras manos ha caído el Razer BlackWidow V3 Mini Hyperspeed, el nuevo teclado compacto e inalámbrico que ha presentado hoy la compañía. Con este dispositivo la marca atiende una demanda cada vez mayor de teclados compactos e inalámbricos, puntos que son muy apreciados por los jugadores ya que nos permiten dejar el escritorio libre para poder tener más espacio para los movimientos del ratón.

Aunque se ha anunciado hace solo unos minutos, gracias a Razer hemos tenido la oportunidad de probarlo durante unas semanas, por lo que ahora vamos a contaros nuestra experiencia y como ha sido el comportamiento de la última incorporación de una de las series más exitosas de Razer.

Razer BlackWidow V3 Mini HyperSpeed

Compacto y con la mejor conectividad inalámbrica

Siguiendo las buenas practicas comenzamos con un pequeño unboxing, un desempaquetado rápido que nos permite saber los distintos componentes y piezas que nos llegan con la compra de este teclado. En esta ocasión se han mantenido la estética a la que ya nos tiene acostumbrados la marca, con una caja acabado negro con los laterales en verde donde el frontal y la trasera tiene como protagonista una imagen del teclado. En ambos espacios se hace mención de las principales especificaciones del teclado, destacando su formato 65%, la conetividad HyperSpeed y en nuestro caso sus switches Razer Yellow. Este mismo modelo lo tenemos con switches Razer Green, por lo que en este aspecto el paquete puede cambiar dependiendo del modelo.

Dentro de esta caja encontramos el teclado protegido por una bolsa de plástico junto con el cable de conexión, una guía rápida, una serie de pegatinas y una carta de bienvenida. Vamos el habitual conjunto que incluye Razer en sus productos.

Llega el momento de desnudar al BlackWidow V3 Mini HyperSpeed y sacarlo de sus protecciones, encontrando la primera sorpresa agradable ya que viene con teclado en español, algo que siempre agradecemos y que no en todas las marcas foráneas encontramos en los lanzamientos.

De entrada al coger el teclado podemos comprobar que estamos ante un dispositivo de alta calidad, algo que se aprecia al tacto tanto en sus materiales como en los acabados. Con un largo de 318 mm, un fondo de 138 mm y una altura de 42 mm, el peso para la balanza en los 718 gramos. Es decir que estamos ante un teclado compacto de formato 65% donde no tenemos bloque numérico, ni de desplazamiento ni función.

Razer BlackWidow V3 Mini HyperSpeed: teclado compacto e inalámbrico - Análisis 5

Si le damos la vuelta vemos que Razer ha vuelto a usar el patrón «By Gamers for Gamers» para decorar la base, donde encontramos cuatro zonas de goma para que no se mueva del lugar y dos patas que se alzan en dos alturas para dejar el teclado con un ángulo que se adapte a nuestra forma de escribir.

Razer BlackWidow V3 Mini HyperSpeed: teclado compacto e inalámbrico - Análisis 6

En este espacio también tenemos un pequeño compartimento donde se esconde el dongle USB encargado de permitir la conectividad HyperSpeed de 2.,4 GHz. A pesar de que se puede usar mediante cable o por conexión Bluetooth, está claro que lo suyo es usar la conectividad wireless para tener la mejor experiencia con el teclado.

Ante la falta de parte de un teclado completo, la ausencia de estas teclas se suple con una combinación de la tecla FN junto con otras que se marcan en el lateral para que podamos reconocerlas. Esto es algo que requiere una cierta adaptación, pero que una vez te haces con ello apenas echas de menos la ausencia de teclas dedicadas.

Razer BlackWidow V3 Mini HyperSpeed: teclado compacto e inalámbrico - Análisis 10

Razer ha montado una keycaps de ABS construidas en un proceso de doble inyección que hace que a través de las letras se vea la iluminación que desprenden sus interruptores. Como hemos mencionado en nuestro caso tenemos el Razer BlackWidow V3 Mini HyperSpeed con los switches mecánicos Razer Yellow, los cuales ofrecen una respuesta lineal y silenciosa. Este tipo de interruptores están pensadas para jugadores que gusten de un tacto más suave y ofrecen un feedback menos pronunciado que otros modelos, pero sin que podamos decir que no tenga cierto sonoridad.

En el aspecto técnico los Razer Yellow cuentan con un recorrido de activación de 1.2 mm y 3.5 en total, requiriendo de una presión de 45G para su activación y prometiendo una vida útil de hasta 80 millones de pulsaciones.

Razer BlackWidow V3 Mini HyperSpeed: teclado compacto e inalámbrico - Análisis 11

Antes de pasar a hablar de la experiencia de uso haremos un repaso a sus especificaciones, promesas sobre el papel de las que os vamos a contar como se traducen en el día a día.

Especificaciones:

  • Soporte Razer HyperSpeed multidispositivo
  • Conexión a través de Razer HyperSpeed Wireless (2.4 Ghz), Bluetooth, o USB-C
  • Switches mecánicos Razer, diseñados para gaming
  • Teclas ABS de doble capa
  • Ciclo de vida de 80 millones de pulsaciones
  • Tecnología de iluminación Razer Chroma RGB, para efectos personalizables con más de 16.8 millones de opciones de colores
  • Memoria híbrida interna y en “la nube” – hasta 5 perfiles  
  • Personalización mediante Razer Synapse 3
  • N-key roll-over
  • Teclas totalmente programables con grabación de macros en directo
  • Opción de modo Gaming
  • 1000 Hz Ultrapolling
  • Construido en aluminio
  • Medidas: 318.5 x 130 x 40.5 mm
  • Peso: 718 gramos

Experiencia de uso

Si es la primera vez que usas un teclado de formato 65% los primeros instantes son un choque, y es que la ausencia de las teclas que tenemos en un teclado compacto se extrañan. Sin embargo esa es una sensación que a medida que te vas acostumbrando a este formato se va transformando en todo lo contrario, ya que logras casi los mismos resultados pero con casi la mitad del espacio.

Razer ha dado a este teclado un diseño de lineas duras, con los laterales ausentes de cualquier tipo de curva, pero con las teclas en una distribución muy cómoda de usar. Los interruptores Razer Yellow hacen honor a su palabra y ofrecen un tecleo suave que no penaliza su uso en el juego, siendo una maravilla para jugar con ellos incluso a títulos como los shooter mas exigentes. La compañía no se ha olvidado de incluir tecnologías como N-key roll-over, por lo que incluso en las pulsaciones múltiples la respuesta sigue siendo del más alto nivel.

Conectividad Hyperspeed

Uno de los puntos que más destaca la marca de este teclado es su conectividad. Podemos usar el teclado conectándolo con su cable trenzado al PC. Este tiene un conector USB C estándar para el teclado y USB A para conectarlo al PC. Su medidas son más que suficiente para usarlo sin problema, además de que es lo suficientemente flexible como para usarlo cómodamente. Por otro lado podemos usar la conectividad Bluetooth si queremos, aunque en mi caso he optado por usar el dongle y aprovechar la velocidad y estabilidad de la conectividad HyperSpeed de Razer.

La idea de usar la conectividad HyperSpeed cobra mayor sentido si tenemos varios dispositivos Razer con esta conectividad, por ejemplo un ratón Basilisk X HyperSpeed, ya que con un solo dongle podremos conectar varios dispositivos y hacerlo aprovechando en todos ellos la baja latencia que permite la tecnología de Razer. Sin duda uno de los mejores motivos para escoger contar con ratón y teclado de Razer si queremos dispositivo inalámbricos.

BlackWidow V3 Mini HyperSpeed

Razer Synapse, un fijo que no falla

Si hablamos de teclado Razer tenemos que hablar de Synapse, el software de la empresa que nuevamente es el encargado de permitirnos personalizar el dispositivo. Aunque no es imprescindible para su uso, si lo es si queremos exprimir al máximo el teclado. Así no solo podremos mapear las teclas, si no que podremos darle un segundo uso (o tercero sin contamos la tecla FN) con el sistema Hypershift. Es decir que un teclado «mini» como este puede estar plagado de opciones si le dedicamos un tiempo para configurarlo.

Nuevamente tenemos las habituales secciones de iluminación y alimentación que nos permite añadir efectos con Razer Chroma y dictaminar el comportamiento del teclado para economizar batería, pero también encontramos un acceso que nos permite buscar otros dispositivos con sistema de conectividad Hyperspeed para añadirlos y así trabajar con ambos usando solo un conector USB.

Como siempre de este software destacamos su facilidad de uso y sus posibilidades, permitiendo que podamos incluir macros en las teclas o que el teclado cambie con cada perfil seleccionado al adoptar uno de los muchos formato de iluminación disponibles. Nuevamente Razer incorpora memoria hibrida, por lo que los perfiles se guardan en la nube y en el propio teclado.

El Razer BlackWidow V3 Mini HyperSpeed tiene las teclas alzadas a unos milimetros de la base del teclado, lo que permite ver la iluminación como un reflejo sobre ella, aunque de una forma tenue que hace que no sea «cantosa», si no más bien discreta.

Autonomía de hasta 200 horas

Como dispositivo inalámbrico tenemos que tener muy en cuenta la autonomía, la cual según Razer alcanza las 200 horas. Por supuesto esta será mayor dependiendo de si lo usamos con Bluetooth o mediante el sistema Hyperspeed, si usamos iluminación e incluso del nivel de brillo de la misma, además de por supuesto de las configuraciones de ahorro de batería que tenemos en Synapse.

En mi experiencia no me veo alcanzado la promesa de las 200 horas, pero si que puedo decir que una semana de uso intensivo lo ha aguantado a la perfección dejando aún un 43% de batería.

Conclusiones y opinión

Tratando de no dejarme influenciar por mi preferencia por los teclado compactos e inalámbricos, en el tiempo que he probado el Razer BlackWidow V3 Mini HyperSpeed he de reconcer que la experiencia ha sido impoluta, aunque claro está tras el habitual periodo de adaptación a este formato. Razer se ha esforzado en hacer de este dispositivo su estandarte en el mercado compacto inalámbrico y lo ha logrado con un dispositivo que destaca por la estabilidad de su conexión y la excelente respuesta de sus interruptores Razer Yellow.

Como siempre el principal pero de este dispositivo es su precio, que con 189€ no es barato, pero que se ve compensado por unos excelentes acabados y un rendimiento de primer nivel. Si nos preguntas si es recomendable para un usuario que busca un compacto inalámbrico, la respuesta es que si puedes permitírtelo sin duda en una excelente opción.

Razer BlackWidow V3 Mini Hyperspeed

189.00 €
9.1

Valoración

9.1/10

Pros

  • Diseño compacto e inalámbrico
  • Conectividad Hyperspeed para varios dispositivo
  • Rendimiento
  • USB C no propietario

Contras

  • Curva de aprendizaje
  • Precio

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.