Si eres gamer seguro que ha pasado por tu cabeza hacerte con un de los teclados de formato 60% que hay en el mercado. Este factor de forma está logrando conquistar el corazón de los jugadores y cada vez son más las empresas que se animan a lanzar productos en esta línea. Una de las últimas incorporaciones en llegar ha sido el HyperX Alloy Origins 60, un teclado que se presentaba a principios de año y que hemos podido probar durante unas semanas.

El nuevo teclado de HyperX viene con formato 60% y una estructura pensada para durar, algo que se nota desde el primer contacto con él. Como es habitual hemos estado un tiempo probándolo para poder contaros la experiencia y daros nuestra opinión, algo que haremos a lo largo de este análisis pero del que ya os adelantamos que las impresiones que nos ha dejado son realmente buenas.

HyperX Alloy Origins 60

Un teclado gamer compacto, pero diseñado para durar

HyperX ha usado como base de su nuevo teclado la serie Alloy Origins, pero con algunos cambios con los que quiere ofrecer una mejor experiencia. Por supuesto el cambio más evidente es el propio formato, ya que el 60 de su nombre hace referencia a la reducción de su tamaño y la consecuente eliminación de parte del teclado . En este dispositivo no contamos con bloque numérico, ni con teclado de desplazamiento ni de función, siendo reemplazadas todas estas teclas con combinaciones de dos teclas. Se trata de un formato que tiene una ligera curva de aprendizaje, pero que una vez te haces con ello demuestra su eficacia.

Como es norma comenzaremos con un pequeño unboxing del producto, viendo como nos llega y que tenemos en la caja. Esta la recibimos con el habitual diseño de HyperX con los colores rojo y blanco que se repiten en todos sus productos, desde ratones a mandos para el móvil. En el frontal una imagen del teclado nos da un adelanto de lo que tendremos, mientras se especifica que su formato 60% cuenta con teclas PBT de doble disparo y switches HyperX Red. Su layout inglés puede ser un problema para algunos usuarios, pero es algo que con un poco de practica se remedia.

HyperX Alloy Origins 60

La parte trasera de la caja del HyperX Alloy Origins 60 nos indica algunas de las características del dispositivo, junto con un listado de lo que nos vamos a encontrar en el interior de la caja. También nos muestra el teclado desde distintas perspectivas.

HyperX Alloy Origins 60

Una vez abierta nos encontramos con el teclado protegido por una bolsa de plástico transparente, y sobre ella la habitual guía rápida y una tarjeta en la que nos indican que en caso de tener cualquier problema con el dispositivo HyperX nos ofrece un servicio de soporte a nuestra disposición. Todo ello protegido por una estructura de cartón que impide que el teclado se mueva en el interior.

HyperX Alloy Origins 60

Sacando todo de la caja nos encontramos con el propio teclado, un cable desmontable USB-C a USB-A, un extractor de teclas y dos teclas extras para el espaciador y la tecla de escape. Todo ello en color negro de acabado opaco, un color sufrido que además en el uso ha demostrado un muy trato de las huellas.

HyperX Alloy Origins 60

La primera impresiones al coger el teclado es la que se trata de un dispositivo muy bien construido, dejando una excelente sensación entre las manos. Con una anchura de 296 mm, profundidad de 105,5 mm y una altura de 36,9 mm, el HyperX Alloy Origins 60 ofrece un peso de 781,5 gramos con el cable incluido. Esto en buena parte es debido a que su cuerpo se ha construido usando aluminio de grado aeronáutico, lo que además le otorga un plus de resistencia. y que se suma a unos buenos acabados para redondear el producto.

En la parte inferior del teclado tenemos una acabado liso en el que destaca en bajorelieve el logo de HyperX, mientras que en casi en las esquinas encontramos cuatro pies de goma que sirven para estabilizar el teclado e impedir que este se mueva.

HyperX Alloy Origins 60, un teclado compacto para gamers - Análisis 1

El propio diseño de la parte inferior proporciona una inclinación del teclado de 3 grados, aunque gracias a dos patas en cada extremo podemos elevarlo a 7 grados o a 11 grados, ajustándolo así a la forma en que nos sea más cómodo de usar. En mi caso el punto intermedio es el que más se adecua a mi forma de trabajar y jugar. En lo que se refiere a la propia estructura de las patas, se nota firme y se mantiene de esa forma en la posición en la que la situemos, sin movimientos ni holguras.

HyperX Alloy Origins 60, un teclado compacto para gamers - Análisis 2

En la trasera del teclado encontramos un puerto USB C y es que el teclado cuenta con cable removible, algo que siempre se agradece ya que si el cable se daña no representa que dejemos de poder usar el teclado.

HyperX Alloy Origins 60, un teclado compacto para gamers - Análisis 3

El cable tiene una medida de 1.8 metros y está realizado con un trenzado bastante flexible, con un extremo acabado en un UBC tipo C para conectarlo al teclado y por el otro extremo en un USB A para conectarlo al PC.

HyperX Alloy Origins 60, un teclado compacto para gamers - Análisis 4

Teclas PBT con switches HyperX Red

Llegamos a la parte superior, zona donde se aprecia el formato 60% y como este aprovecha al máximo el espacio disponible. La gran ventaja de este formato es su pequeño tamaño, lo que nos deja una mayor zona en el escritorio para que podamos usar el ratón. HyperX ha logrado esto, pero además ofreciendo un buen espaciado entre las teclas, de tal forma que incluso para trabajar es un teclado muy valido.

Por defecto en teclado cuenta con las teclas de la barra espaciadora y de escape con un diseño “estándar”, pero como ya hemos indicado cuenta con dos teclas extras que podemos cambiar y que le dan un aspecto más llamativo. En el caso de la tecla de escape luce el logo de HyperX, mientras que en el caso de la barra espaciadora luce un diseño de líneas tipo “topográficas”. El resultado podéis verlo a continuación.

HyperX Alloy Origins 60, un teclado compacto para gamers - Análisis 5

Las teclas del HyperX Alloy Origins 60 están realizada con keycaps en PBT de doble disparo y bajo ellas los switches HyperX Red. Hablamos pues de un teclado mecánico de tipo lineal con retroiluminación RGB, el cual según la marca tiene una vida útil de mas de 80 millones de pulsaciones.

Este tipo de teclado, a pesar de ser mecánico se distingue por un funcionamiento más suave y no demasiado ruidoso, los switches de HyperX cuentan con un recorrido de 3,8 mm y un punto de activación de 1,8 mm, requiriendo de una fuerza de accionamiento de 45g. La sensación que ofrece este teclado, sin dejar de tener ese toque mecánico que buscamos en un teclado gamer, es bastante suave como para poder escribir largos documentos sin cansarte o incluso este mismo artículo.

HyperX Alloy Origins 60, un teclado compacto para gamers - Análisis 6

El formato 60% elimina una serie de teclas, pero eso no significa que su función no este presente en el HyperX Alloy Origins 60. En el lateral de las algunas teclas tenemos una serie de iconos que indican que estas teclas en combinación con la tecla de FN realizan la función que tenemos en el lateral. Por ejemplo, a la derecha de la barra espaciadora, la tecla ALT luce una flecha hacia la izquierda en su lateral. Usando la combinación de teclas FN+ALT veremos que esta se comparta como la flecha de desplazamiento. Esto es algo que tenemos en un gran número de teclas, y que si bien requieren de un pequeño aprendizaje, una vez lo tienes dominado no vas a echar de menor el tener un teclado completo.

Ngenuity, un software cumplidor que puede mejorar

A la hora de personalizar la iluminación y configurar el teclado HyperX cuenta con su propio software, HyperX Ngenuity. Este el mismo software para todo sus dispositivos, por lo que ya nos es un viejo conocido.

En este caso el software nos permite configurar las teclas, tanto en su función normal o base, como en su uso en combinación con FN. Esto incluye el remapeo de las teclas, asignarle una función como iniciar un programa e incluso la grabación de macros. Tambien nos permite configurar el comportamiento del teclado en modo de juego y por supuesto la iluminación. En este aspecto decir que las opciones que tenemos no son tan amplias como las que podemos tener con sistemas como Synapse o iCue, pero seguramente son suficientes para la mayoría de usuarios.

Aunque en general es bastante sencillo de usar, lo cierto es que hay puntos que se pueden mejorar, sobre todo la creación de perfiles, además que podrían aumentar el número de los mismos ya que de momento solo nos permite crear tres.

Experiencia de uso

Antes de hablar de la experiencia de uso diremos que el HyperX Alloy Origins 60 cuenta con tecnología anti-ghosting y N-Key rollover. Esto asegura que cuando estamos usando el teclado no tendremos tecleos fantasma y podremos usar varias teclas al unísono sin problemas. Ya puestos en faena he de decir que este formato es sin duda mi preferido, por lo que no me ha costado adaptarme a él, sin embargo si estas ante tu primera experiencia 60% ten en cuenta que vas a requerir de un pequeño proceso de adaptación.

El conjunto de teclas PBT y los switches HyperX Red ha demostrado un excelente rendimiento, rápido de respuesta y con una separación y recorrido que hace que escribir con él sea un ejercicio muy cómodo. Por supuesto no debemos olvidar que es un teclado gamer, que requiere una mayor presión que uno destinado a productividad y que a la larga no es el más indicado para trabajos de ofimática. Sin embargo para los que busquen un teclado para jugar, pero que también les permita defenderse en otros campos, HyperX ha logrado una versatilidad muy destacada.

HyperX Alloy Origins 60, un teclado compacto para gamers - Análisis 11

La combinación de teclas suplen la ausencia de las teclas que no tenemos, mientras que la iluminación destaca por su brillo y calidad de colores. En este aspecto la barra espaciadora extra le da un aspecto mucho más llamativo y no dudo que será la elección de la mayoría de usuarios que compren este teclado.

Un punto que no me ha convencido es el hecho de que la base sobre la que se asientan las teclas cuenta con un reborde que no le veo mucho sentido, hubiera preferido una base plana que me facilita la limpieza. Por otro lado no puedo dejar de aplaudir que sigan apostando por un cable extraíble y sin ningún tipo de conector propietario, dando la opción a que podamos sustituirlo si de daña.

Conclusiones

El HyperX Alloy Origins 60 es uno de las mejores opciones a la hora de comprar un teclado 60%. Con un precio 119.99€ se sitúa muy por debajo de otras opciones muy similares pero de mayor coste. La compañía ha apostado fuerte por este segmento y lo ha hecho con un producto que une un buen diseño con un excelente rendimiento. Reúne unas dimensiones comedidas como esperamos de este formato, unos excelentes switches mecánicos como le pedimos a un teclado gamer y una construcción que denota calidad y resistencia, algo que nos permite pensar que nuestro dinero ha sido bien invertido.

Galería

HyperX Alloy Origins 60

119.00 €
8.8

Valoración

8.8/10

A favor

  • Diseño compacto y resitencia
  • Excelente rendimiento
  • Cable extraíble y con puerto no propietario
  • Teclas PBT de doble disparo
  • Precio

En contra

  • Curva de aprendizaje

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.