Últimamente cuando las compañías presenta sus dispositivos de alta gama lo hacen con modelos con nombre como “Plus”, “Pro” o “Ultra”, apelativos que no en pocas ocasiones eclipsan a los modelos estándar, esos que no necesitan de apellidos para destacar, pero que no por ello en mas de una ocasión resultan ser mejores opciones de compra.

Hoy os traemos nuestra experiencia con el Samsung Galaxy S21, así, a palo seco, sin apellidos ni extras. Un terminal que no solo estrena un nuevo diseño, si no que es la base de la nueva serie y aunque puede que no sea ni el más potente ni el que pixeles tiene, pero puede considerarse el modelo más equilibrado de la gama.

Durante unas semanas hemos estado probando este dispositivo en su modelo Phantom Violet, color que hace destacar su nuevo diseño en el que el modulo de la cámara se funde con el marco. Ahora llega el momento de contaros nuestra experiencia y ver si realmente merece el puesto que la marca le ha dado.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 1

Diseño premium que ahora sí podemos lucir

Samsung ha refinado un diseño, no solo para hacerlo bonito y funcional, si no para lograr que se mantenga así durante más tiempo. No podemos negar que la anterior generación, los de Galaxy S20 eran estéticamente muy bonitos, pero tampoco que era muy complicado mantener este aspecto ya que su acabado tipo espejo hacía que fuese un imán para las huellas. Con los nuevos Galaxy S21 Samsung ha trabajado en mejorar de forma sustancia. el diseño, lo ha perfeccionado y ha logrado que siga luciendo de forma espectacular, pero lo que es casi igual de importante, que lo haga durante mucho tiempo al eliminar los problemas con las huellas de su predecesor.

En lo que ha dimensiones se refiere estamos ante un dispositivo con un tamaño que le hace muy cómodo de tener en las manos, con una altura de 151,7 mm, ancho de 71,2 y un grosor de 7,9 milímetros. Todo ello lleva el peso del Galaxy S21 hasta los 171 gramos, convirtiéndolo en muy manejable tanto por su tamaño como por su peso.

Con este dispositivo los coreanos se han decantado por evitar incorporar el modulo de la cámara como un elemento incrustado en el cuerpo del dispositivo, optando por hacer que este sea una prolongación del marco de aluminio que lo contornea. Asi se logra una sensación de continuidad y un diseño distintivo que nos ha dejado excelentes sensaciones.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 2

En el frontal del Samsung Galaxy S21 tenemos un diseño plano, con unos marcos mínimos y un orificio centrado para su única cámara selfie. Todo el contorno tiene un ligero biselado que ayuda a tener la sensación de que los marcos con más pequeños, y que únicamente en la parte inferior son algo más evidentes. A pesar de eso se puede apreciar el marco de aluminio de tonos dorados, lo que hace que parezca que la pantalla está enmarcado en dorado y la hace resaltar aún más.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 3

La parte trasera ha sido una muy agradable sorpresa, dejando por fin de lado esos acabados brillantes que siempre teníamos llenos de huellas y adoptando un sistema plástico mate que es diametralmente opuesto. Evita la aparición de manchas y logra ofrecer un aspecto muy elegante, que se ve favorecido por el toque de aluminio dorado que le aporta el gran modulo de la cámara, el cual dicho sea de paso sobresale de forma bastante notoria. Sinceramente me ha parecido todo un acierto, que si bien puede perder algo de lo llamativo del acabado del Galaxy S20, en compensación es mucho más sufrido y sencillo de limpiar.

En la parte superior del marco encontramos dos orificios para los micrófonos y aprovechamos para ver como se puede apreciar la transición tan logrado Samsung entre todos materiales, sin holguras ni fisuras, lo que aumenta la sensación de dispositivo premium y hace que olvidemos que estamos ante una trasera de plástico tan poco común en estas gamas.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 4

En la parte inferior tenemos centrado el puerto USB C, flanqueado por un altavoz y la bandeja para la tarjeta SIM. Al igual que la parte superior y los laterales, esta parte inferior es redondeada, y es que es complicado encontrar ángulos rectos en este terminal, aumentando esa sensación de fluidez que busca ofrecernos la compañía coreana.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 5

En el lateral izquierdo tenemos un espacio totalmente diáfano, sin puertos, botones o bandejas, solo un contorno suavizado únicamente interrumpido por las bandas de las antenas.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 6

Por contra en el parte derecha nos encontramos los botones del control de volumen y encendido y apagado, aunque con una acabado del mismo tono que el marco y que apenas sobresalen. Esto hace que pasen desapercibidos a primera vista, aunque al tacto son plenamente identificables.

Desde este Angulo podemos volver a apreciar como el marco se derrama hacia el modulo de la cámara trasera, cubriéndola por completo para integrarla en el propio cuerpo.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 7

Puede que el plástico no hubiera sido la primera elección que hubiéramos hecho para un dispositivo premium, pero remitiéndonos a la experiencia lo cierto es que las sensaciones han sido más positivas que negativas. Seguramente el color Phantom Violet de nuestro dispositivo ha ayudado a ello, ya que con su acabado mate destaca más sobre el marco de aluminio dorado obteniendo un aspecto global realmente premium.

Sus medidas le hace muy cómodo de manejar, mas aún ahora que no resbala como si pasaba con sus predecesores, siendo del tamaño idóneo para manejar con una mano, llevar en el bolsillo sin que moleste y en general para su uso diario.

Una pantalla que apuesta por la fluidez

Samsung ha apostado por la fluidez en las pantallas del Galaxy S21, aún a costa de perder resolución comparado con el Galaxy S20. En anterior modelo de la marca contaba con una pantalla Amoled de 6.2 píxeles con resolución WQHD+ y una tasa de refresco que llegaba a los 120 Hz. Sin embargo en estas cifras había truco y es que para lograr la fludiez de su tasa de refresco debíamos bajar la resolución a FHD+. Con el Samsung Galaxy S21 no han querido marear la perdiz y han decidido priorizar la fluidez antes que la resolución, por lo que han optado por una pantalla Infinity-O de 6.2 pulgadas con resolución FHD+ y tasa de refresco de 120 Hz. Como ya dije al probar el S20, en mi caso prefiero fluidez aún a costa de bajar la resolución, pero esto ya es algo personal que cada uno debe valorar.

Junto con esto tenemos un brillo que llega a los 1.300 nits, certificado de cobertura del 100 % en el rango de colores DCI-P3, contraste de 2 000 000:1, compatibilidad con HDR10+ y la protección de la capa Gorilla Glass Victus. Bajo ella encontramos un sensor de huellas ultrasonico que con respecto a anteriores modelos se nota más rápido y preciso en su respuesta, algo que agradecemos, aunque si lo preferimos también contamos con desbloqueo facial, el cual sigue ofreciendo una muy buena respuesta.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 8

Como suele ser habitual en la marca las opciones de configuración de la capa de Samsung nos permite configurar la tasa de frecuencia, pudiendo optar por usar 60 Hz para economizar batería, o bien dejar que sea el propio sistema el que decida cuando cambiar la frecuencia y llegar a los 120 Hz de máximo. También nos permite activar el modo de protección ocular, para que la pantalla no nos dañe la vista, y por supuesto las habituales configuraciones de temperatura del color, además de escoger entre un modo de colores más natural o intenso. En este aspecto el modo natural parece que es más fidedigno, mientras que el modo vivido satura los colores para darles más viveza.

La pantalla sigue siendo uno de los puntos fuertes de Samsung y lo cierto es que la del Galaxy S21 es un autentico disfrute para la vista.

Hardware para asegurar un buen rendimiento

Como era de esperar los nuevos Galaxy lucen las mejores galas de la compañía en lo que ha hardware se refiere, asi tenemos un procesador Exynos 2100 de ocho núcleos fabricado en 5nm, de estos 3 núcleos alcanzan los 2.8 GHz, 4 llegan a los 2.4 GHz y uno a los 2.9 GHz. Acompañándoles tenemos una GPU ARM Mali G78, una RAM de 8 GB LPDDR5 y versiones de almacenamiento de 128 GB y 256 GB ambas UFS 3.1. Una capacidad de almacenamiento mas que suficiente para la mayoría y con las que nos tendremos que conformar ya que no hay posibilidad de expandirlas mediante microSD.

Gracias a este procesador el Samsung Galaxy S21 luce el sello de contar con soporte para redes 5G, pero además cuenta con wifi 6 y bluetooth 5.0 por lo que en cuanto a conectividad va bien servido. Esto se complementa con Samsung Dex y la excelente integración que tiene con Windows 10, por lo que podemos usar la aplicación “Tú teléfono” para usar las aplicaciones de Android en PC, llamar desde el PC o consultar las fotos y archivos del móvil en el PC.

Especificaciones Samsung Galaxy S21

Diseño
Dimensiones: 151,7 x 71,2 x 7,9 milímetros
Peso: 171 gramos
Colores disponibles: Gris, blanco, rosa, violeta

Software
Sistema Operativo: Android 11
Capa de personalización: One UI 3

Pantalla
Pantalla Infinity-O de 6.2 pulgadas con Dynamic AMOLED 2X, Always On, FHD + (2400 x 1080 píxeles), 60-120 Hz, 1300 nit, 421 ppi, Gorilla Glass Victus

Procesador
Samsung Exynos 2100 OctaCore, 3x 2.8 + 4x 2.4 + 1x 2.9 GHz
Mali G78

Memoria RAM
8 GB LPDDR5

Almacenamiento
128GB / 256GB UFS 3.1

Cámara principal
64 MP (teleobjetivo, f / 2.0, 76 °, 28 mm, 1 / 1.76 “, 0.8 µm, OIS) 12 MP (lente ultra gran angular, f / 2.2, 120 °, 13 mm, 1 / 2.55”, 1,4 µm) 12 MP (lente gran angular, f / 1,8, 79 °, 26 mm, 1 / 1,76 “, 1,8 µm, OIS)

Cámara frontal
10 MP (f / 2.2, 80 °, 1 / 3.24 “, 1.22 µm, 25 mm)

Batería
4000 mAh con carga rápida de 25W e inalámbrica de 15W

Conectividad
5G y Wifi 6

Otros detalles
IP68, Wireless PowerShare, ANT +

Precio
a partir de 849,00 €

En el uso diario podemos decir que la experiencia de uso es impecable y se aprecia una mejora con respecto a la que ya nos ofrecía la anterior generación, algo que incluye la velocidad de conexión y si estabilidad. Tanto a la hora de correr varios procesos al unísono, como a la hora de usarlo para jugar no vamos a tener problemas de rendimiento con el Galaxy S21. Incluso casos como el procesado de las imágenes que tanto hace palidecer a otros dispositivos, este dispositivo los resuelve con soltura sobrada. Todo esto además lo logra manteniendo la temperatura bajo control, que si bien es cierto que se sigue apreciando un ligero calentamiento en momentos de mucha exigencia, este es mínimo.

El interior del nuevo buque insignia coreano encontramos una batería de 4.000 mAh con carga rápida de 25W e inalámbrica de 15W, lo que nos trae a colación recordar que a pesar de como se burlaron de Apple, Samsung ha eliminado tanto los auriculares como el cargador en el Galaxy S21. Es decir que si no cuentan con un cargador compatible con carga de 25W, deberás comprar uno para aprovechar la carga rápida.

Recordemos que la pantalla de este terminal ha bajado en resolución para apostar por la alta tasa de refresco. Lo normal es que los usuarios quieran aprovechar al máximo las capacidades de esto y pongan la configuración adaptable de refresco, aunque si se quiere bajar el consumo que esto ocasiona en la batería se puede bajar a una fija de 60 Hz. La diferencia es un par de horas mas de uso de pantalla, lo que desde luego no es poca. En las pruebas realizadas con la tasa de refresco adaptable nos ha dado una media de unas 6 horas de uso de pantalla, que bajando la tasa de refresco a 60Hz nos ha llegado a las 8 horas. En cualquier caso llega de sobra para un día de uso normal, llegando incluso a los dos días si le damos un uso comedido y bajamos opciones como el brillo y refresco de la pantalla, algo que debes valorar si hacer y que personalmente pienso que es desaprovechar las capacidades del terminal.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 9

Donde tenemos que ponerlo un pero a Samsung es en lo relativo a la carga rápida. Un dispositivo como el Galaxy S21 en el 2021 tiene que apostar más allá de los 25W que incorpora Samsung, La competencia le está sacando los colores y la compañía debería trabajar en reducir la casi hora y media que nos toma cargar por completo su batería.

 Android 11 bajo One UI 3.1

La capa con la que nos llega el Galaxy S21 es OneUI 3.1, la cual funciona bajo Android 11 y viene con varias mejoras con respecto a versiones anteriores, pero manteniéndose como una capa con un peso a tener en cuenta pero que un buen hardware consigue correr sin problemas.

Desde hace tiempo Samsung apuesta por ofrecer capacidades muy enfocadas hacia la productividad, lo que incluye la preinstalación de varias aplicaciones relacionadas. Asi tenemos varias aplicaciones de Microsoft, incluyendo la mencionada “Compañero de tú teléfono” que viene integrada en el sistema. También encontramos otras como LinkedIn y por supuesto las habituales de Samsung. Destacar que con OneUI 3.1 por fin podremos escoger entre usar Google Discover o Samsung Free, el sucesor de UpDay.

Este software sigue ofreciendo un buen abanico de opciones de personalización y seguridad, junto con el habitual Game Launcher para optimizar el rendimiento mientras jugamos. Además su interfaz limpia e intuitiva es un punto a su favor, permitiendo que incluso los usuarios que no están acostumbrados puedan encontrar las opciones que necesita sin muchas complicaciones.

Cámaras, un punto donde Samsung no falla

Samsung deja para los modelos Ultra las cifras grandilocuentes que en lo que sus cámaras se refiere pueden atraer a los usuarios mas experimentados y que gustan de jugar tanto con la fotografía como con la post producción, mientras que para los Galaxy S21 apuesta por un conjunto destinado al gran público, pero sin descuidar la calidad.

En cifras tenemos una lente frontal de 10 megapíxeles con apertura f/2.2 con un campo de visión de 80º, mientras que en la trasera tenemos tres lentes que en su modulo parecen del mismo tamaño, pero que se trata de una cámara de tipo teleobjetivo de 64 megapíxeles con apertura f/2.0, sistema de estabilización óptica OIS, Zoom hibrido de 3X y digital de hasta 30X. A este sensor le acompaña un ultra gran angular de 12 MP con apertura f/2.2 y FoV de 120º y un gran angular también de 12 MP, aunque en este caso con apertura f/1,8 y FoV de 79 °.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 32

Para controlar todo este potencia de hardware tenemos la habitual aplicación de cámara de Samsung, aunque ahora se ha mejorado e incluso algunas nuevas funciones destinadas a la grabación de video, la cual llega a los 8K a 24fps, además de ligeros cambios en su interfaz.

Destaca en este punto las opciones de grabación de video profesional y el modo director. El primero te da un control completo sobre casi cualquier parámetro que quieras modificar a la hora de grabar un video, mientras que el segundo te permite realizar grabaciones mientras en tres ventanas a la derecha ves como se vería la toma con cada una de las tres cámaras traseras, y una ventana a la izquierda te muestra como se ve la cámara frontal. Con solo pulsar en cada ventana puedes cambiar la grabación entra las distintas cámaras y darle un acabado más profesional a tus videos.

Si nos fijamos el conjunto de 64+12+12 del Galaxy S21 repite con respecto a lo que vimos el año pasado, pero con las mejores en procesadores y software se ha buscado mejorar un resultado que ya en su día nos pereció de primer nivel.

Las fotografías que logra el Galaxy S21 son toda una garantía, no solo por sus capacidades si no por lo bien que se adapta el modo automático a cada situación. Los usuarios que gusten de simplemente alzar el teléfono y sacar una fotografía sin tocar parámetros, no van a tener mucho de lo que quejarse.

La cámara de 64 MP no solo logra fotografías de alta resolución y nitidez en los objetos más cercanos, si no que lo hace logrando una calidad notable en la que los colores reflejan de forma muy correcta la realidad, aunque cuando recurre al HDR su capacidad de levantar las zonas más oscuras es simplemente correcto. En los objetos más alejados la nitidez baja y se pierden detalles y parcialmente la sensación de profundidad.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 39

El Zoom del Galaxy S21 es hibrido hasta 3X y digital a partir de ese rango. Ciertamente Samsung ha resulto esto de forma muy razonable via procesado, pero no logra evitar que a partir de los 3X la calidad se resiente.

Sus sensores de 12 MP, tanto para gran angular como para el ultra gran angular logran unos resultados excelentes, controlando de forma destacable cualquier distorsión en el perímetro. En lo que se refiere a la lente principal logra unos buenos colores e iluminación, con algo de saturación cuando hace uso del HDR, pero manejando correctamente las zonas en penumbra para levantar los detalles.

En modo noche parece que ha mejorado en este salto generacional, logrando un buen trato de las zonas más iluminadas, sin quemarlas y controlando de forma muy apreciable el ruido de la escena.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 40

El modo retrato los resultados ofrecen un buen recorte, muy regular incluso en zonas complicadas como el cabello. Este modo es uno de los que mejor funcionan de forma automática, detectando con precisión el foco principal de cada toma y desenfocando el fondo.

No tenemos lente macro podemos lograr buenas fotografías, aunque con un desenfoque muy acusado del resto de la escena. Hubiera agradecido que este punto se hubiera tratado mejor, dado el rango en el que se mueve el Galaxy S21.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 41

Finalmente decir que la cámara selfie se comporta de forma muy similar a la principal trasera, con lo que los resultados son muy similares y es uno de los grandes puntos de este dispositivo. Los que quieran lucir palmito en autofotos y grabaciones, con el Galaxy S21 no van a quedar defraudados.

Como deciámos al inicio del repaso a las cámaras este dispositivo permite grabaciones en 8K a 24fps con el sensor de 64MP o en 4K a 60fps, aunque también cuenta con modo superlento y rápido, además de superestabilización y grabación con rango dinámico.

De este apartado destacar sin duda el modo profesional, no solo por la amplia variedad de configuración que tiene, si no también por su capacidad de grabar videos escogiendo usar micrófonos externos o los internos para un mejor sonido.

Galería de fotografías:

Samsung Galaxy S21

Conclusiones

El Samsung Galaxy S21 es un dispositivo que demuestra el porqué del éxito de la gama y porque aunque los flashes se los lleve el modelo Ultra, el es el que al final conquista a un mayor número de usuarios. Su precio de 859€ no deja de ser una fuerte inversión, pero si comparamos lo que ofrece en comparación con sus compañeros de gama es posible que le veamos un mayor atractivo.

Samsung Galaxy S21, sin necesidad de apellidos para destacar - Análisis 42

En resumidas cuentas Samsung ha seguido la senda marcada por el S20, mejorando su diseño y rendimiento, aunque manteniéndose conservador en el apartado de las cámaras y muy tacaño en el de la carga rápida o la resolución de su pantalla. A pesar de todo es imposible no recomendar este dispositivo, posiblemente la opción mas equilibrada de la gama, al menos hasta que pueda salir un posible modelo FE.

Samsung Galaxy S21 5G

859.00 €
8.9

DISEÑO

9.5/10

PANTALLA

9.1/10

CÁMARAS

9.0/10

BATERÍA

8.0/10

RENDIMIENTO

9.0/10

RELACIÓN CALIDAD/PRECIO

9.0/10

A favor

  • Un diseño llamativo y facil de mantener
  • Muy buen rendimiento
  • Pantalla a 120 Hz
  • Un conjunto fotográfico de garantias
  • Modo Director y profesional de grabación

En contra

  • Sin cargador ni auriculares
  • Carga rápida lejos de la competencia
  • Poca evolución en sus cámaras
  • Recorte en la resolución de pantalla

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.