Los auriculares inalámbricos son uno de los dispositivos que cuentan con un mercado más competitivo y donde complicados de destacar ante el gran número de opciones que hay. A pesar de ello seguimos descubriendo marcas que no solo buscan hacerse un hueco, si no que lo hacen con unas propuestas realmente interesantes.

Hoy os traemos el análisis de los auriculares Xellence de X by Kygo, marca noruega creada por el DJ Kygo, quien se ha involucrado para crear unos dispositivos con lo que ofrecer a sus usuarios un sonido de calidad, con un diseño que se saliera de la norma y que pudiera competir con los gigantes del sector. En nuestro caso hemos estado probando estos auriculares durante unas semanas, por lo que ahora llega el momento de contaros nuestra experiencia y daros nuestra opinión.

Xellence de X by Kygo

Diseño minimalista pero con un toque singular

Los auriculares Xellence vienen con la intención de sorprender con un sonido personalizado gracias a la tecnología Mimi Sound, el uso de una buena cancelación de ruido activa y una autonomía que promete hasta 30 horas. Mientras que para hacerse destacar estéticamente sobre la competencia, los Xellence no han buscado lo llamativo, exagerado o extravagante, sino que han optado por un estilo minimalista, limpio, pero con algunos puntos de contraste para no hacerlos anodinos. Aunque están disponibles en también en blanco, en nuestro caso lo hemos podido probar en un color negro mate que hace que destaquen mas los detalles.

Como siempre os vamos a contar la experiencia desde el mismo momento en que llega a nuestra manos el dispositivo, algo que implica hablar de como lo hace. En este caso lo hace en una caja de color negro con una gran X en color blanco y el nombre de Xellence en su frontal, dejando la parte trasera para enumerar alguna de sus especificaciones.

Dentro de esta caja y protegido por una capa de plástico tenemos la base de carga, los dos auriculares con sus almohadillas negras, cuatro pares mas de almohadillas de color negro, un cable de carga y un par de folletos de advertencias de uso.

En lo que al estuche de carga se refiere tenemos un diseño rectangular, con 68 mm de ancho, 42 mm de fondo y una altura de 28, 5 mm. Su diseño cuenta con esquinas redondeadas y una base plana que permite apoyarla sin que baile. Con un cuerpo negro mate, en la parte superior luce un bajorrelieve en forma de X, mientras que parte inferior muestra la separación con la tapa gracias a una línea de color metalizado que recorre su contorno, aunque da el pego no se trata de metal si no de plástico de color metalizado.

En la parte frontal cuatro LED nos indican es estado de la batería, mientras que el puerto de carga se ha situado en el lateral derecho. Aquí decir que se agradece que ya de entrada se apueste por un puerto USB C, algo que gracias a que ya casi todos mis dispositivos lo usan, me ha permitido prescindir del cable que incorpora para su carga, usando en su lugar el mismo que tengo para el móvil.

Xellence de X by Kygo

Dentro de este estuche encontramos dos espacios donde situar los auriculares, los cuales se conectan para su carga gracias a un par de pines que podemos ver en su fondo. En general, y a pesar de ser plástico, lo cierto es que se aprecia que X by Kygo ha buscado ofrecer un producto de buenos acabados, sin holguras ni malas uniones, logrando un estuche que deja muy buenas sensaciones en su transporte y uso.,

Xellence de X by Kygo

Ya con los auriculares fuera nos encontramos con un diseño peculiar que nos recuerda a los Microsoft Surface Earbuds, aunque con un acabado más suave y un menor tamaño.

Cada auricular cuenta con un disco exterior, el cual oculta un cuerpo también circular, pero con una especie de apéndice que sobresale del mismo y finaliza en la almohadilla que se encaja en nuestra oreja. En la parte interna encontramos los pines de carga y un pequeño sensor que es el encargado de detectar si llevamos puestos los auriculares.

Xellence de X by Kygo

La parte externa es táctil y nos permite cambiar realizar distintas acciones con solo rozarlos, desde subir el volumen a contestar una llamada o activar la cancelación activa de ruido. En Esta espacio tenemos además una X que en realidad es un gran LED, el cual podemos iluminar si queremos darle un aire más llamativo al auricular.

Xellence de X by Kygo

Si retiramos la almohadilla podemos ver un altavoz ovalado de 10 mm, un buen tamaño para unos auriculares in-ear, que además ofrece una respuesta de frecuencia de 20Hz a 20kHz, 32 ohmios de impedancia y una sensibilidad de 97db (+ -3 db)

Xellence de X by Kygo

Finalmente en la parte del contorno tenemos un botón, el cual queda en la parte trasera del auricular cuando lo llevamos puesto y que nos permite invocar el asistente digital que tengamos configurado en el móvil, desde Siri o Google Assistant a Alexa. Mientras que en el lado opuesto del contorno tenemos un pequeño LED que nos indica aspectos como el estado de la conexión o la baja batería.

Nuevamente nos encontramos con un diseño y construcción muy cuidado, con aspecto de calidad y una buena atención a los detalles que le permiten además presumir de contar con protección IPX5 para que podamos usarlos mientras hacemos deporte sin temor a dañarlos con el sudor. Tenemos unos auriculares que nos hacen repetir las buenas sensaciones que nos deja el estuche de carga. Estéticamente tienen un aspecto muy atractivo, que se vuelve algo más informal si habilitamos la iluminación de la parte externa del auricular.

Especificaciones Xellence de X by Kygo

Características:

  • Bluetooth 5.0
  • Impedancia: 32 ohmios
  • Tamaño del controlador: 10 mm
  • Respuesta de frecuencia: 20Hz-20kHz
  • Sensibilidad: 97db (+ -3 db)
  • Resistencia al agua: IPX5
  • Perfil de Bluetooth: A2DP / AVRCP / HSP / HFP
  • Alcance inalámbrico: 10 m
  • Peso: 63 gramos
  • Autonomía: 30 h (10 horas cada carga en modo BT / 8 h con BT / ANC encendido + LED apagado)
  • Batería del estuche: 750 mAh
  • Batería de los auriculares: 85 mAh
  • Tiempo de carga: aprox. 2 h
  • Carga rápida: 15 min = 2 h de recargo
  • Tamaño del estuche: 68 mm x 42 mm, 28, 5 mm
  • Cancelación de ruido híbrida digital con modo ambiental
  • Personalización de Mimi Sound
  • Códecs de sonido Qualcomm aptX y AAC
  • IPX 5 impermeable y resistente al sudor
  • Comandos de voz
  • Sensor de proximidad
  • Carga USB-C

Precio:
199,00 €

Experiencia de uso

El diseño de los Xellence deja buena parte de su estabilidad al usarlos en mano de lo bien que encajen sus almohadillas, algo que hace que lo primero que debemos hacer es buscar las que mas se adecuen a nuestros oídos. Por suerte el amplio número de almohadillas hace que sea sencillo que demos con unas que se ajusten a nuestra ergonomía de forma precisa lo que a la larga es fundamental para obtener una buena experiencia.

Aunque se anuncia como un dispositivo pensado para poder usarse mientras se hace deporte, esto es cierto parcialmente. En un uso moderado es perfectamente usable, con una buena fijación y bastante cómodos de llevar. Sin embargo si intensificamos el ejercicio o tratamos de usarlos en algo tipo de deporte que suponga movimientos bruscos, lo cierto es que la fijación no parece suficiente.

Xellence de X by Kygo

Uno de los puntos donde la marca hace más hincapié es en el sonido y como han trabajado para ofrecer la mejor calidad posible junto con conexión estable. Esto se ha realizado no solo con la incorporación de unos drivers de buen tamaño y Bluetooth 5.0, si no que se ha complementado con el uso de los codecs Qualcomm aptX y AAC, además de funciones entre las que tenemos una excelente cancelación de ruido activa y la tecnología Mimi Sound para lograr un sonido personalizado para cada usuario. Para lograr exprimir al máximo estas capacidades se hace mediante una aplicación que encontramos en las tienda de Android e iOS bajo el nombre de X by Kygo, la cual podemos descargar de forma gratuita y nos permite habilitar distintos parametros, configurar los auriculares y actualizarlos si hiciera falta.

X By Kygo, una aplicación para sacarle el máximo partido

Los primeros minutos de probar el sonido de los Xellence de X by Kygo ya note que realmente ofrecían una calidad bastante notable, pero lo cierto es que para lograr los mejores resultados hay que pasar por el proceso de personalizar los auriculares con su aplicación. Este proceso no requiere de muchas complicaciones, ya la aplicación es muy intuitiva y basta con deslizar el menú que vemos en la parte inferior para sacar a la luz todas las opciones que nos ofrece.

En primer lugar, solo con pulsar sobre el nombre del dispositivo nos dará la opción de cambiarlo, por si deseamos personalizarlo. Bajo este vemos un pequeño menú que se expande al deslizar hacia arriba y nos da acceso a todas las funciones de la aplicación. Primer lugar tenemos la opción de activar el “Bass boost”, el cual nos permite lograr unos bajos mas potentes. Bajo esta opción podemos habilitar o deshabilitar la cancelación de ruido activa, aunque no hay opción de personalizar el grado de cancelación que deseamos, y bajo esta podemos activar el sonido ambiente. Este modo nos permite escuchar lo que pasa a nuestro entorno y como es normal si lo activamos se desactiva la cancelación de ruido.

Otras opciones que encontramos aquí está el poder activar o desactivar la iluminación LED de la X de la parte exterior del auricular, aunque nuevamente esto podemos hacerlo de forma física con una doble pulsación sobre el botón lateral de cada auricular.

Curiosamente también tenemos la opción de deshabilitar el sensor de proximidad, el cual activado hace que la reproducción se detenga cuando nos quitamos un auricular y se reanude cuando nos lo ponemos. El desactivar esto es algo que puede ser de interés si nos quitamos solo un auricular y queremos que el otro siga reproduciendo la música.

Como última opción tenemos el sistema de personalización de sonido Mimi, el cual se usa para adecuar el sonido a cada usuario. Esto se realiza mediante un test individual para cada oído que consta de un sonido de fondo sobre el que escuchamos un pitido, todo lo que deberemos hacer es pulsar en la pantalla cuando escuchemos ese pitido y soltarlo cuando dejemos de escucharlo. Este sistema no es propio de la marca, si no que es independiente y colaboran con otros fabricantes para mejorarlo.

Como es norma usamos las mismas listas de música que solemos usar para este tipo de análisis, los cuales abarcan un amplio estilo de música que va desde clásica, jazz, vocal o música electrónica. La intención es hacernos una idea general de como se defiende en cada estilo y frecuencia para poder ser lo más objetivo posible. Pero además lo hemos probado en usos más mundanos como recibir una llamada o simplemente ver una película en el móvil. Por desgracia no tenemos la opción de personalizar el sonido con un ecualizador, algo que hubiéramos agradecido pero sin embargo si tenemos la opción de regular el nivel de personalización que proporciona el sistema Mimi. Personalmente me hubiera sido más útil el ecualizador.

Tras estas semanas de uso puedo decir que el sonido de los Xellence está a un gran nivel, con una potencia mas que sobrada y que encima no suena enlatada si lo escuchamos a un volumen alto. Destaca en su manejo de las frecuencias medias y bajas, mientras que para los bajos piden que sin duda alguna activemos el refuerzo de los graves, sin ellos no he notado una gran pegada en este rango, mientras que con ellos activados mejora notablemente aunque se ve que pierden nitidez. La música predominantemente vocal permite que apreciemos la nitidez que logran a la hora de resaltar la voz, mientras que en los estilos que priman mas los agudos nos dejan ver que estos obtienen una reproducción bastante decente, punto donde no suelen destacar este tipo de dispositivos.

Autonomía y controles

Últimamente nos estamos encontrando con que las marcas de nivel medio y alto aciertan bastante con las estimaciones de tiempos de autonomía, algo que antes era normal ver inflado. En este caso se nos promete una autonomía máxima de 30 horas, pero esto incluye la que nos aporta su estuche de carga, mientras que si hablamos de solo los auriculares tenemos 10 horas de autonomía si no usamos la cancelación de ruido activa ni la iluminación LED. Si por contra usamos ambos tenemos una autonomía de 8 horas. En el día a día estas cifras han demostrado ser muy de fiar, logrando aproximarnos mucho a ellas con un volumen medio. particularmente la iluminación LED apenas la he usado mas que para comprobar si cumplía los tiempos, por lo que lo normal es que dado mi nivel de uso me durasen más de una semana antes de tener que cárgalos. En este aspecto podemos decir que la autonomía de los Xellence está al nivel de los mejores dispositivos del segmento.

Los controles táctiles tienen sus particularidades y requieren de un aprendizaje, no solo podemos subir y bajar el volumen, si no avanzar canciones, activar el modo ambiente o la cancelación de sonido activa. En general la mayoría de las opciones que encontramos en modelos similares. Nuevamente hecho en falta algo de personalización, hubiera estado bien poder mapear algunos gestos. Por otro lado aquí tenemos un botón extra, el cual también cuenta con sus funciones y que con una pulsación prolongada invoca al asistente virtual, mientras que una doble pulsación enciende o apaga la iluminación LED.

Galería

Conclusiones

Como siempre que probamos un dispositivo de una marca de la que no tenemos experiencia previa, lo hacemos con la expectativa de si estará a la altura de lo que el mercado exige. En algunos casos la decepción es evidente, mientras que en otros nos tropezamos con una agradable sorpresa. Los Xellence de X by Kygo se engloban en este último apartado, siendo unos auriculares que han demostrado tener los mimbres necesarios para convertirse en una buena opción de compra en un mercado que para muchos ya parece saturado.

Tanto a nivel de diseño, como de uso y calidad de sonido los Xellence han logrado dejarnos muy buenas impresiones, aunque no por ello se libran de que echemos en falta algunas cosas. Junto con un ecualizador estaría bien que la marca pensará en añadir el emparejamiento rápido que tanto está potenciando Google y que nos facilita la conexión de los auriculares. A pesar de ello y teniendo en cuenta la juventud de la marca son más bien consejos a futuro, antes que reproches.

Xellence de X by Kygo

Con un precio de 199€, el Xellence ofrece un diseño limpio tiene ese punto elegante que muchos aprecian, aunque siempre nos queda la opción de hacerlos más llamativos con la iluminación de su exterior. Si tenemos que pensar en un público objetivo sin duda están indicados quienes busquen unos auriculares inalámbricos que te ofrezcan una conexión estable, un sonido potente con buena calidad y una excelente cancelación de ruido activa.

Xellence de X by Kygo

199.00 €
8.3

Valoración

8.3/10

Pros

  • Diseño
  • Excelente cancelación de ruido
  • Autonomía
  • Sonido personalizado "Mimi Sound"

Contras

  • Se echa de menos un ecualizador
  • Cancelación de ruido sin opciones de regular

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.