A medida que avanzaba el año he ido dedicando más y mas horas a trabajar y jugar delante de un monitor, algo que no ha hecho mas que acrecentar mi convicción de la importancia de contar con una silla en condiciones y de garantías. Hoy os traemos el análisis de la Secretlab Omega 2020, una de las sillas más exitosas entre los gamers profesionales y entre los usuarios que busquen un producto premium con el que afrontar largas horas de juego y trabajo.

Desde hace unas semanas he podido usar esta silla, y dadas las circunstancias actuales os aseguro que las horas que la he usado no son pocas. Tiempo más que suficiente para hacerme una idea del porqué de su éxito y poder hablar de ella con pleno conocimiento de causa, algo que haré den esta review que hoy os traemos.

Secretlab Omega 2020

Secretlab Omega 2020: un producto premium

Antes de comenzar a hablar de la silla en si, vamos a hacer el correspondiente unboxing y a hablaros del montaje. La silla no viene montada, si no que cuenta con una buena cantidad de partes que de inicio pueden abrumarnos, incluso puede parecernos un escollo si no somos muy mañosos, pero este es un problema que Secretlab ha solventado de una forma más que notable.

La Secretlab Omega nos llegan en una caja de cartón color negro con el logo de la compañía y algunas indicaciones de sus características, con unas medidas de 82 cm x 70 cm por 37 kilogramos y un peso de casi 30 kilogramos. Dentro de esta nos vamos a sorprender por el número de piezas que tenemos, algo que como decimos de inicio puede chocarnos, pero que a la hora de montar es sorprendentemente sencillo. En concreto tenemos dentro la caja el respaldo, la base del asiento, el mecanismo de inclinación, dos reposabrazos, el pistón hidráulico con un juego de tubos plásticos que lo ocultan, dos palancas de inclinación, la base de cinco patas, cinco ruedas, dos cubiertas laterales, un juego de tornillo, una caja de herramientas, la almohada cervical de espuma viscoelástica y un cojín lumbar del mismo material.

Todo esto viene perfectamente protegido, casi de una forma compulsiva, incluyendo entre todo ello una gran “lona” de plástico negro que aunque parece que solo está para proteger los componentes, en realidad tiene un uso más concreto. Esta tela la debemos extender en el suelo para apoyar en ella los componentes de la silla para que no se dañen en el montaje. Sinceramente me ha gustado esta obsesión por los detalles y por asegurarse de que cuando terminemos de montar nuestra silla, esta esté impecable.

Montaje, cuando lo complicado se hace fácil

Reconozco que no soy muy fan de los manuales de montaje, normalmente abundan en detalles superfluos y suelen venir en letra “liliputiense” con ilustraciones que pueden complicar más que ayudar. Ente caso Secretlab lo ha hecho tan simple que es complicado encontrarte con dificultades. Para empezar, lo primero que vemos al abrir la caja es un cartón negro que nos felicita por la compra de la Secretlab Omega 2020, el cual si le damos la vuelta nos encontramos con unas instrucciones de montaje tamaño XXL, con fotografías e instrucciones detalladas. Por desgracia estas viene en ingles, pero las fotografías son tan descriptivas que realmente no hace falta leer nada.

Secretlab Omega 2020

Decir que el montaje de la Secretlab Omega me llevó en total menos de media hora, y eso porque sinceramente fui con mucho cuidado de no “cargarme” nada. En este punto lo suyo es que os mostremos como hice el montaje, pieza a pieza y paso a paso, pero es que incluso en esto nos lo dan mascado ya que Secretlab nos proporciona un código QR que nos lleva a un detallado video que nos muestra el montaje y de paso nos ahorra el trabajo de mostraros como se van ensamblando las piezas. Aunque eso si, antes de que lo veáis daros unos consejos.

Lo principal antes de comenzar el montaje es decir que no uséis otras herramientas que las que os vienen en el pack, en la caja tenemos todo lo que vamos a necesitar y usar otras solo puede hacer que terminemos dañando la silla. En segundo lugar usar el mencionado tapete que nos viene en la caja para apoyar en él las partes delicadas de la silla y así no dañarlas. Finalmente la base cuenta con una palanca de ajuste en la parte derecha. No la toquéis hasta que terminéis el montaje, algo que por otra parte ya os indican pues viene “sellada” con un cartón tojo de advertencia. En el vídeo lo tenéis en el minuto 1:23.

Ciertamente ha sido una de las cosas que comienzas con algunas dudas de como será el resultado y de las que te sorprender por lo bien que sale. Tras acabarlo ya tenemos montada nuestra silla de forma impecable para comenzar a probarla,

Secretlab Omega 2020

Construcción y acabados

La Secretlab Omega 2020 está recomendada para personas con una altura máxima de 180 cm y un peso de hasta 110 kilogramos. Aunque en nuestro caso tenemos el modelo Stealth, la compañía ofrece una variedad de modelos con distintos acabados y colores, además de modelos personalizados inspirados en equipos de Esports o incluso en juegos como la increíble edición dedicada a Cyberpunk 2077. Por supuesto estas ediciones especiales tiene un coste superior.

El modelo Stealth cuenta con un acabado en negro con las costuras en rojo y detalles en metal. Además en distintas partes luce el logo de la marca y su nombre cosido en dorado. Estéticamente el resultado es simplemente una delicia a los ojos, mantiene un aire gamer por su forma y componentes, pero la elección del negro y dorado le da un aspecto elegante que destila sensación premium.

Secretlab Omega 2020, una silla gamer premium - Análisis 12

En cuanto a los materiales de construcción, y siempre ateniéndonos al modelo Stealth de la Secretlab Omega, se ha usado Cuero PU PRIME 2.0, fibra de carbono PVC y metal, con un mínimo uso del plástico, básicamente para las cubiertas y poco más. El uso de estos materiales no hace más que acrecentar la sensación de calidad general y es que no debemos de olvidar que estamos ante una silla de “tipo premium”, lo que hace que por lo pagado los usuarios tengan derecho a exigir calidad.

Secretlab Omega 2020, una silla gamer premium - Análisis 13

Hay un par de zonas que sufren especialmente en las sillas gamer y donde suelen dar problemas, los reposabrazos y la base son algunas. Secretlabs ha optado por una base de cinco patas con un diámetro de 70 centímetros construida en aluminio ADC12, bastante pesada de forma que ayuda a la estabilidad de la silla. Esta base termina en cinco ruedas de tamaño XL y construidas en poliuretano para tener resistencia, pero también que se deslicen de forma silenciosa y suave.

En lo que a los reposabrazos se refiere tenemos una parte superior con un acolchado duro y bajo él un mecanismo en metal que permite ajustar el mismo en 4D.

Secretlab Omega 2020, una silla gamer premium - Análisis 14

Finalmente decir que tanto el cojín lumbar como el reposacabezas que viene como complementos de la Secretlab Omega 2020 tiene un acabado aterciopelado en color negro con detalles en costura dorada. En su interior tenemos una espuma viscoelástica, que además en el caso del reposacabezas viene con una capa de gel que la mantiene fresco.

Experiencia de uso

Bueno, ya tenemos nuestra silla montada, ya sabemos como está fabricada. Ahora llega el momento de sentarnos, ver que tal “nos sienta”, como es la experiencia de uso y si lo que hemos pagado por ella es un precio justo.

Cuando entramos en la web de Secretlab vemos que sus sillas se dividen en distintas gamas: la propia Secretlab Omega, el modelo Titan y el Titan XlL, esto no es más que una forma de dividir su oferta en tres las tallas. Así a la hora de plantearte la compra de una de estas sillas, debes mirar con detenimiento cual se ajusta a su talla y peso, de tal forma que la que escojas se adapte a tus necesidades. En mi caso la Omega se ajusta tanto a peso como a altura, se completa con un asiento y un respaldo que se elevan para “abrazarnos” y una amplia variedad de formas de adaptar la silla a nuestra forma de sentarnos.

Como era de esperar la Secretlab Omega se puede ajustar en altura, contando para ello con un sistema hidráulico de clase 4 que permite elevar la silla de forma suave hasta la altura que más se ajuste a nuestra anatomía, situando la base del asiento entre los 46 y los 55.5 cm.

Al sentarnos en la Secretlab Omega esta se inclina de forma automática hacia atrás aproximadamente unos cinco grados, elevando las rodillas de forma que la postura sea ergonómicamente más apta para largas sesiones de trabajo, ajuste que además podemos afinar con una especia de rueda que hay en la parte inferior del asiento. Por supuesto podemos ajustar la inclinación del respaldo, algo que se hace con una palanca en la parte derecha y que cuenta con una inclinación desde 85º a 165º.

Por otro lado podemos añadir su cojín y reposacabezas, algo que ya va en gustos y necesidades. en mi caso depende de como me sitúe o lo que esté haciendo, a veces los he usado y otras no.

Para termina de acomodar la silla a como nos sentamos, trabajamos o jugamos, la Secretlab cuenta con la posibilidad de ajustar los reposabrazos de cuatro formas distintas. Vamos que será imposible que no des con una medida que se adapte a ti como un guante.

En primer lugar los reposabrazos se ajustan en altura, con un margen de 7.5 centimetros, algo que haremos con una palanca metálica situada en la parte externa del reposabrazos.

Secretlab Omega 2020, una silla gamer premium - Análisis 19

Una vez lo tengamos a la altura deseada podremos ajustar la posición de los apoyabrazos de las Secretlab Omega de tres formas: lateralmente con un margen de 2 cm gracias a un pequeño botón en la parte interna del reposabrazos, de adelante hacia atrás con un margen de 3.5 cm y girar hacia dentro o hacia afuera. Estos dos últimos movimientos se hacen gracias a un botón metálico embutido en la parte delantera interior del mismo reposabrazos.

El resultado de esto es que podremos situar los reposabrazos de tal forma que cuando sujetamos en mando de la consola, o bien tecleamos trabajando, esto siguen el ángulo de nuestros brazos. Además si somos de jugar con teclado y ratón podemos ajustar cala lado de forma independiente. Por ejemplo podemos ajustar el resposabrazos izquierdo para que gire hacia dentro para acceder al teclado, mientras que el derecho lo podemos dejar en perpendicular al escritorio o incluso ligeramente hacia afuera para seguir los movimientos del ratón que suele estar algo más separado por culpa del ancho del teclado.

Antes de probar la experiencia con la Secretlab Omega he usado una silla gamer de nivel medio, que si bien cumplía su propósito, estaba a años luz de lo que ha sido jugar y trabajar con la silla de Secretlab. Como le indicaba hace poco a un amigo y haciendo uso de una analogía, ha sido como pasar de usar un utilitario a un deportivo. Jugar o simplemente trabajar se convierte en una proceso mucho menos cansado y que hace sufrir menos a nuestro cuerpo a pesar de estar varias horas sentado. Su capacidad para ajustarse a cada usuario es simplemente destacable, mientras que tras semanas de uso puedo decir que no hay la más mínima señal de “marca de uso”, ni en los materiales ni en la espuma del asiento.

Secretlab Omega 2020 en imágenes: Galería

Conclusión y opiniones

Esta edición de sillas fue presentada en Mayo de este año y es la evolución de una serie de ediciones que han ido mejorando año tras año, subiendo poco a poco un listón ya de por si muy alto. El uso de materiales de alta calidad y una ergonomía que, gracias a sus amplías opciones de personalización, roza lo perfecto son sus principales armas. Su principal, por no decir su única pega, es el precio, ya que ahora mismo podemos encontrarlo en oferta por 374€ aunque su precio oficial es de 419€. Puede parecer mucho, y es que es una buena inversión, pero no está fuera de lo que podemos ver en otras sillas. Además si nos gusta destacar siempre podemos escoger una de las cada vez más amplias líneas de ediciones especiales, mientras que si el acabado no nos convence tenemos opciones de tela o cuero NAPA, aunque eso incrementará el precio.

Secretlab Omega 2020, una silla gamer premium - Análisis 62

A la hora de dar mi opinión sobre esta Secretlab Omega 2020, reconozco que posiblemente sea una de las mejores opciones de compra si buscamos una silla gamer de nivel premium, mi experiencia solo se puede calificar como excelente y si tuviera que ponerle un pero sería contar con respaldo lumbar ajustable, algo que en los modelos Titan si está disponible. Fuera de eso, y si nuestro bolsillo nos lo permite, la Secretlab Omega 2020 es sin duda una de las mejores sillas que hay en el mercado.

Secretlab Omega 2020

374,00 €
9.4

Valoración

9.4/10

A favor

  • Ergonomía
  • Calidad de construcción
  • Materiales
  • Acabados
  • Capacidad de adaptarse a cada usuario
  • Diseño
  • Montaje

En contra

  • Precio
  • Sin ajuste lumbar

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.