Hace un par de meses os trajimos la review del Gigabyte Aero 15 OLED XB, un portátil gamer que nos entusiasmó con sus capacidades. Ahora la compañía nos ha retaro a probar su nuevo Aorus 17G XB, un dispositivo que subía la apuesta gamer presentando un portátil con teclado mecánico y pantalla a 240 Hz.

Una par de semanas jugando y trabajando con él nos han permitido hacernos una idea de las posibilidades de este portátil, ver su comportamiento y potencial, para así poder traeros nuestro correspondiente análisis. Como siempre vamos a pasar a hablar del dispositivo, hacer un detallado repaso de su diseño y contaros nuestra experiencia de uso para después emitir nuestro veredicto. Asi que si quieres saber que nos ha parecido, sigue leyendo.

Aorus 17G XB, una apuesta 100% gamer

Aorus 17G XB, la experiencia de un portátil gamer con teclado mecánico - Análisis 1

Como siempre vamos a comenzar por el diseño del AORUS 17G XB, y es que la primera impresión siempre es importante, por lo que nuevamente incidimos en que en este tipo de portátiles el concepto de “movilidad” hay que tomarlo con precaución. Hablamos de un aparato que por sus propias prestaciones necesita de unas medidas y pesos que le alejan de los que vemos en un portátil para otros usos. Por ello nos encontramos con unas dimensiones de 4‎05 mm de ancho por 276 mm de fondo y 26 mm de alto, lo que se traduce en un peso de 2.7 kilogramos. A pesar de lo cual podemos decir que han aprovechado muy bien el espacio ya que estas dimensiones han permitido que Gigabyte nos deleite con una gran pantalla de 17.3 pulgadas, un buen tamaño para jugar.

Su diseño no deja lugar a equívocos y destila espíritu gamer por los cuatro costados, aunque sin llegar a ser tan agresivo en su diseño como el Aero 15. Esto en buena parte se debe al color escogido, en este caso un gris apagado, que recubre un chasis de aleación de aluminio anodizado CNC, aunque la parte inferior no sigue esta linea y luce un acabado en negro.

Si nos vamos a los laterales de este portátil vemos a que me refiero con aspecto agresivo, muchas líneas rectas con acabados agudos y grandes aberturas para la ventilación que en la parte trasera ocupan la practica totalidad del espacio.

Aorus 17G XB, la experiencia de un portátil gamer con teclado mecánico - Análisis 2

Por contra la parte frontal, aunque mantiene ese diseño de líneas duras, solo se ve interrumpido por un rebaje para facilitar el levantar la pantalla, el cual a su vez está decorado con una serie de aperturas.

Aorus 17G XB, la experiencia de un portátil gamer con teclado mecánico - Análisis 3

En la parte izquierda comenzamos a apreciar las capacidades de este dispositivo, ya que puede presumir de una amplia variedad de puertos y conectores. Aquí encontramos el conector RJ45, el cual nos permite jugar sin necesidad de depender de la conexión wifi, algo que cualquier gamer agradece. Junto a este tenemos una bandeja para tarjetas SD UHS-II, algo que para creadores de contenido es importante, acompañado de conectores jack de 3.5mm para auriculares y micrófono, y dos de los puertos USB 3.2 Gen1.

Aorus 17G XB, la experiencia de un portátil gamer con teclado mecánico - Análisis 4

En la parte derecha tenemos el tercer USB 3.2 Gen1, un puerto USB C Thunderbolt 3, un puerto mini Display Port 1.4, un puerto HDMI 2.0 y la toma de corriente.

Aorus 17G XB, la experiencia de un portátil gamer con teclado mecánico - Análisis 5

Si le damos la vuelta para ver la parte inferior comprobamos como nuevamente Gigabyte ha tenido muy presente ofrecer una buena refrigeración. Casi la mitad de la base está microperforada para ofrecer una buena entrada de aire, el cual refrigera el dispositivo gracias a un sistema al que han llamado WINDFORCE Infinity. Este sistema de enfriamiento de compone de doble ventilador de 12V con 71 aspas y un chasis interno de 5 Heatpipes, tres de los cuales se encargan de disipar el calor generado por la CPU y la GPU.

También vemos como varios tornillos nos permiten acceder al interior del dispositivo, dos grandes esquinas de goma en la parte superior y tres más pequeñas en la parte inferior, lo que permite depositar el portátil sobre una superficie y que este no se mueva lo más mínimo.

Aorus 17G XB, la experiencia de un portátil gamer con teclado mecánico - Análisis 6

Abriendo el Aorus 17G XB nos encontramos con una gran pantalla enmarcada casi al extremos, dejando solo unos biseles de 7mm para lograr maximizar el aprovechamiento del espacio. Esto en parte se ha logrado optando por no montar en esta la cámara selfie, aunque no evita que la parte inferior cuente con un gran marco.

Esta pantalla LCD mate de 17.3 pulgadas cuenta con una resolución Full HD de 1920 x 1080 p, que además de contar con una tasa de refresco de 240 Hz, viene con una calibración individual de fabrica y certificación X-Rite Pantone. Con esta calibración Gygabyte ha conseguido alcanzar una precisión de color Delta E <1, que para los que no lo sepan indica cuan preciso es el color reproducido en la pantalla con el de entrada. A más bajo sea Delta, más precisión se ha alcanzado, algo por lo que este parámetro es temido muy en cuenta por los creadores. Sobre su rendimiento, eso lo trataremos en el apartado de experiencia de uso.

Aorus 17G XB, la experiencia de un portátil gamer con teclado mecánico - Análisis 7

Uniendo la pantalla y el teclado del AORUS 17G XB tenemos dos anchas bisagras, las cuales mantienen la posición escogida sin problemas, recordando mucho a la experiencia que teníamos con el Aero 15. Por desgracia algo que también nos recuerda esta experiencia es la cámara selfie. Como ya nos reconoció la compañía, cuando se crearon estos portátiles no se prestó tanta atención a las cámaras como ahora se está haciendo. En ese momento parecía menos importante, por lo que se ha colocado encima del teclado, con una ligera inclinación. Como punto a favor decir que cuenta con una pestaña deslizante que bloquea la cámara de forma física, por otra decir que es imposible hacer una videollamada o pretendemos grabarnos si tenemos que usar el teclado.

La peculiar disposición de la cámara hace que cuando estemos usándola, como tengamos que teclear algo, lo único que se verá serán nuestros dedos. Por otro lado los micrófonos están colocados justo a los lados de la cámara, por lo que el sonido de las teclas es mas que notable. En una realidad donde teletrabajar es una necesidad, esto hace que la utilidad de esta cámara sea muy limitada.

Teclado mecánico en un portátil

Una de las cosas que menos convence de un portatil gamer es el teclado, normalmente el feedback y experiencia de uso que ofrece se aleja mucho de lo que esperamos de un teclado gamer. En este caso Gigabyte ha incorporado un teclado con interruptores mecánicos de OMRON con el que se consigue una experiencia muy distinta a los que ofrecen los habituales teclados de un portatil.

Lo peculiar de este teclado es que sus teclas usan un sistema mecánico con un recorrido de 2.5 mm y un punto de accionamiento de 1.6mm. La sensación que aportan en su uso no podemos decir que sea idéntica a la que podemos tener con un teclado mecánico “normal”, pero si que se aproxima y es bastante mejor que lo la que ofrece un teclado de membrana.

Aorus 17G XB, la experiencia de un portátil gamer con teclado mecánico - Análisis 10

Este teclado no solo viene con la esperada tecnología RGB Fusion 2.0 para iluminarse aportando ese puntillo gamer estéticamente, si no que también cuenta con tecnología anti-ghosting y N-Key Rollover.

Sin duda este es una de las mejores bazas de este dispositivo y un punto diferenciador del AORUS 17G XB, algo en lo que han trabajado mucho y cuyos resultados se notan desde los primeros minutos de uso.

Aorus 17G XB, la experiencia de un portátil gamer con teclado mecánico - Análisis 11

Bajo este teclado tenemos un espacioso touchpad, en cuya esquina superior derecha tenemos un sensor de huellas, únicamente reconocible gracias a un pequeño rectángulo de acabado ligeramente rugoso en un color grisáceo que le hace destacar sobre el fondo negro del touchpad.

Un hardware apoyado en la Inteligencia artificial

Para el AORUS 17G XB la compañía ha apostado por un hardware de primer nivel, con un motor presidido por un procesador Intel Core i7-10875H de 8 núcleos y 16 hilos con una frecuencia capaz de llegar a los 5,1Ghz y un chipset Intel HM470 Express. La gráfica se ha dejado en manos de una NVIDIA GeForce RTX 2070 SUPER Max-Q GDDR6 de 8GB y todo ello se apoya en una memoria RAM de 16GB DDR4 a 2933MHz. En cuanto al almacenamiento tenemos una SSD M.2 NVMe de Samsung de 512 GB.

Estas prestaciones de por si ya ofrecen potencia sobrada para mover la mayoría de los juegos a un alto nivel, pero además Gigabyte ha contando con el apoyo de Microsoft para mejorar su rendimiento. Al igual que en el caso del Aero 15, este portátil incorpora la tecnología Microsoft Azure AI Auto Optimización, es decir que aprovecha la nube de los de Redmond para detectar que juego se está jugando y optimizar de forma automática la configuración de la CPU y GPU para ofrecer un mejor rendimiento.

Junto con esto tenemos un duo de 2‎ Altavoces de 2W, batería de polímero de litio de 94.24Wh, conectividad Bluetooth 5.0, conectividad LAN Killer Ethernet E2600 y Wi-Fi 6 con la  tarjeta de red AX1650.

Especificaciones del AORUS 17G XB

Peso y Dimensiones
4‎05(W) x 276(D) x 26(H) mm
2.7 kg aprox.
Colores disponibles: Gris

Software
Windows 10 Home

Pantalla
Mate LCD de 17.3 pulgadas con resolución FHD 1920x1080 Tasa de refresco 240Hz Certificacion X-Rite Pantone Calibrado de fábrica individualmente

Procesador
Intel Core i7-10875H (2.3GHz-5.1GHz) Chipset Intel HM470 Express

Gráfica
NVIDIA GeForce RTX 2070 SUPER with Max-Q GDDR6 8GB

Memoria
2‎x DDR4 2666MHz/ DDR4 2933MHz ranuras (16GB)

Almacenamiento
2‎x ranuras SSD M.2 (Tipo 2280, 1x NVMe PCIe y SATA y 1x NVMe PCIe) 512 GB SSD Samsung M.2 NVMe

Cámaras
Cámara HD

Sonido
2‎ Altavoces x 2watt Nahimic 3 Micrófono

Teclado
Teclado mecánico por tecla AORUS Fusion RGB con interruptor OMRON Gaming Anti-Ghosting N-Key Rollover Recorrido: 2.5 mm

Conectividad
Killer Ethernet E2600 Killer Wi-Fi 6 AX1650 (Intel) Bluetooth: Bluetooth V5.0 + LE

Conexiones
3‎x USB 3.2 Gen1 (Tipo-A) 1x Thunderbolt™ 3 (Tipo-C) 1x HDMI 2.0 1x mini DP 1.4 1x Salida auriculares 1x Entrada microfono 1x lector de tarjetas SD UHS-II 1x DC-in Jack 1x RJ-45

Batería
Polímero de litio 94Wh

Otros detalles
TPM. Membresía Xsplit Gamecaster Premium (3 meses) Membresía Xsplit Broadcaster Premium (3 meses)

Precio
2.499 €

Para conjuntar su hardware Gigabyte incorpora en el AORUS 17G XB el Aorus Control Center, un programa que nos sirve para mantener actualizados los distintos drivers del sistema, pero que sobre todo nos sirve para configurar y controlar diversos aspectos del portátil. Este software nos permite personalizar la iluminación del teclado o crear macros, aunque lo más interesante es poder monitorizar y modificar aspectos como la velocidad de los ventiladores o activar el turbo de la GPU.

Al igual que en otros dispositivos de la marca tenemos Nahimic para personalizar el sonido y activar el Virtual Surround, el cual nos ofrece un sonido direccional, y Killer Control Center el cual permite analizar y optimizar el rendimiento de nuestra conexión de red y WiFi.

Experiencia de uso

Cuando probamos el Aero 15 OLED XB su pantalla 4K nos enamoró en calidad, pero no tanto en fluidez. Ahora la marca decide bajar la calidad a FHD pero dando un salto en la frecuencia de refresco, lo que le hace más indicado para juegos tipo shooters. Esto es algo que comparado con los 60 Hz del Aero 15 se nota en la fluidez con la que se maneja ciertos juegos, pero que incluso al hacer scroll en una pagina queda patente.

Su resolución FHD es exprimida al máximo gracias a una excelente calibración de fabrica, siendo mas que suficiente para jugar como hemos podido comprobar. A esto además ayuda el acabado mate que evita los brillos y reflejos que pueden lastrar nuestra experiencia.

Aorus 17G XB, la experiencia de un portátil gamer con teclado mecánico - Análisis 22

El teclado es todo un acierto y sorprende encontrarlo en un portátil, si llega a tener más recorrido casi lo podemos equiparar con una experiencia de teclado de escritorio, aunque esto por supuesto requeriría ampliar el grosor del dispositivo. Gigabyte ha encontrado el equilibrio perfecto entre ambos aspectos, ofreciendo una buena distancia de recorrido sin que ello haya desmadrado el grosor.

Cuando hemos sometido a este dispositivo a las habituales pruebas de rendimiento nos ha dado una puntuación de 7179 en 3DMark y 3775 en PCMark10, mientras que usando Cinebench R20 hemos alcanzado una puntuación de 3522 en multicore y de 8528 usando Cinebench R23. En lo que a velocidad de lectura y escritura se refiere hemos usado CrystaldiskMark, obteniendo unas cifras de 3500/2000 MB/s como os mostramos en las siguientes capturas.

Jugando a los títulos habituales para este tipo de pruebas, como CS:Go, Warzone, Sekiro, Warfare e incluso Genshin Impact, hemos logrado mantener cifras de FPS muy altas aunque sin llegar al tope de sus capacidades. Su gráfica GeForce RTX 2070 SUPER Max-Q  se ve apoyada en un gran procesador y una buena RAM para que el AORUS 17G XB maneje con soltura cualquier juego manteniendo además un muy aceptable nivel de temperatura. En este punto decir que en algunos juegos como Warzone he notado que el portátil tiene que exprimirse al máximo, sacando a relucir unos potentes ventiladores que logran mantener bajo control la temperatura, pero a costa de una elevación del ruido mas que evidente.

Nuevamente encontramos que la mejor forma de usar este portátil a la hora de jugar es tener cerca una toma de corriente. Si bien en un uso normal podemos llegar a tener una autonomía de mas de siete horas, jugando es complicado que lleguemos a las dos, menos aún si hablamos de juegos muy exigentes.

Gracias a sus múltiples puertos es complicado encontrar un dispositivo que no puedas conectar al AORUS 17G XB, mientras que su sensor de huellas nos permite olvidarnos de pines y demás, ya que ofrece una excelente experiencia de uso.

Galería

Conclusión y opiniones

El Aorus 17G XB de Gigabyte está pensado para jugadores, lo que no quita que sea perfectamente capaz de hacer frente a otras empresas, algo donde su amplia variedad de puertos es sin duda una gran ayuda. Sin embargo es en el aspecto gamer donde más satisfacciones puede darnos. Su tamaño y peso puede que no hagan de este el más “portable” de los portátiles, pero si que nos permiten poder disfrutar de nuestros juegos allá donde vayamos.

Tanto a nivel de procesador como de gráfica el Aorus saca pecho y ofrece un excelente rendimiento, mientras su pantalla nos permite disfrutar de estos juegos con calidad y fluidez gracias a su alta tasa de refresco. Su teclado ha mejorado sustancialmente con respecto a otros modelos y si lo acompañamos de un buen ratón, ya redondeamos el pack. Su touchpad es bueno, pero ya puedes olvidarte de usarlo para jugar, algo que en mi opinión se puede extender a todos los portátiles.

Aorus 17G XB, la experiencia de un portátil gamer con teclado mecánico - Análisis 55

Cualquiera que busque un portátil para jugar estará feliz de contar con un dispositivo como el Aorus 17G XB. A nivel de diseño y prestaciones pocos peros se le pueden poner, aunque esto tiene un precio, en este caso de 2.499€, lo que no es para todos los bolsillos. Sin embargo si quieres puedes permitírtelo y quieres un dispositivo que te asegure un buen rendimiento a cada euro invertido, Gigabyte te ofrece una opción a tener muy en cuenta.

AORUS 17G XB

2.499 €
8.9

Valoración

8.9/10

Pros

  • Una pantalla que vuela a 240 Hz
  • Rendimiento de garantía para afrontar cualquier juego
  • Refrigeración muy efectiva
  • Software, poco pero efectivo

Contras

  • Peso
  • Una cámara mal situada
  • Precio

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.