En el mundo de las alfombrillas gamer las hay para gustos y colores, en tamaños variados, con iluminación o sin ella e incluso las hay personalizables con los motivos que escojamos.

Recientemente llegaron al mercado las nuevas Razer Gigantus V2 con cuatro formatos de tamaño para adaptarse a cualquier necesidad: M de 360 x 275 x 3mm, L de 450 x 400 x 3mm, XXL de 940 x 410 x 4mm y la 3XL de 1,200 x 550 x 4mm. En nuestras manos ha caído el modelo XXL, la cual hemos podido probar y de la que ahora os contamos nuestra experiencia.

Razer gigantus V2 xxl

Una alfombrilla suave de gran tamaño

Las nuevas alfombrillas de Razer vienen con una construcción realizada con una base de espuma de color verde y una superficie de contacto de tela. En el caso de la versión XXL su gran tamaño nos permite usar el ratón con comodidad, pero también cuenta con espacio para que podamos depositar encima el teclado e incluso nuestros cascos.

Este tamaño está indicado para aquellos que gusten de poner todos sus accesorios sobre una superficie que evite en contacto con nuestra mesa. Si aún así la XXL se nos queda pequeña, siempre tenemos la opción de la versión 3XL.

En mi caso colocando el teclado con soporte para muñecas, el ratón y los cascos, aún así deja espacio suficiente para que no parezca que esta todo apelotonado.

Razer Gigantus V2 XXl

Su base de goma es de 4 mm de grosor, siendo algo menor en los modelos M y L. Esta nos proporciona un ligero acolchado a apoyarnos en ella, pero ademas minimiza las posibles irregularidades de la superficie de apoyo, al tiempo que se su textura de tipo panel te asegura que no se moverá del sitio donde la coloques.

Razer gigantus V2 xxl

Sobre esta base se sitúa una capa de tele texturiza da de microtejido negro de alta densidad, en cuya esquina superior derecha tenemos cosido un trozo de tela con la palabra Razer en verde.

Razer gigantus V2 xxl

La suavidad de la superficie es uno de las características principales de esta alfombrilla, permitiendo que el ratón se deslice con suavidad y reaccione con precisión a nuestros movimientos. Esto facilita su uso si por ejemplo somos de seleccionar DPI algo más bajos a la hora de jugar, lo que nos obliguen a realizar movimientos mas largos.

El contorno no cuenta con ningún tipo de remate, lo que hace que la unión entre tela y base quede expuesto, esto es algo a considerar si tenemos muchas cosas sobre la mesa que puedan dañarlo, aunque en este caso con la amplitud de tamaño es complicado que pase.

Conclusiones

La apuesta de Razer con esta alfombrilla no esta solo en su variedad de tamaños, si no que se base en una base gruesa que nos hace mas cómodo trabajar o jugar sobre ella y una capa superior con tela de gran calidad, indicada para que nuestros ratones den lo mejor de sí. Esto es evidente incluso antes de abrir el paquete en el que viene y es que una apertura nos permite apreciar sus bondades.

Razer gigantus V2 xxl

A nivel de experiencia no podemos ponerle pegas, deslizar el ratón es una delicia y apoyarnos en ella nos da una sensación de “mullido”, que en mi caso me es muy agradable. Si que me gustaría algún tipo de remate en su contorno, pues al tener siempre la mesa llena de objetos es algo que agradecería, pero que entiendo no debería ser problema para el común de los mortales.

El precio del modelo que os mostramos es de 39.99€, aunque si la quieres más pequeña la encontraras desde 11.99€. Si lo que buscas es una alfombrilla sin iluminación y cuyo formato te permita tener todos tus periféricos sobre ella, la Razer Gigantus V2 XXL es un accesorio que se ajusta a la perfección a lo que buscas.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.