Estas leyendo
Zoom supera los 300 millones de usuarios y anuncia mejoras en la seguridad

Si hay alguna aplicación que ha visto crecer de forma significativa su uso estos días, estas es sin duda Zoom. La plataforma de videollamadas ha conseguido crecer sin freno a pesar de los problemas y dudas sobre su seguridad.

ZOOM

Hoy sus responsables han anunciado un crecimiento del 50% en solo un mes, pasando de los 200 millones de usuarios diarios con los que contaba a principios de abril, a los 300 millones de usuarios que tiene actualmente.

Mejoras en la seguridad de Zoom

Este logro se debe sin duda a la necesidad que tenemos de comunicarnos, tanto a nivel personal como profesional, de una forma más visual. Zoom se adelantó a sus competidores ofreciendo un formato sencillo se usar, pero que a la vez contaba con amplias opciones de participación. A pesar de ella la compañía sabe que tiene un problema de seguridad, el cual ha ocasionado que varios organismos y empresas hayan desaconsejado su uso, o directamente lo han prohibido.

Junto con el anuncio de este creciemiento de usuarios, la compañía ha informado que en su próxima actualización 5.0 se va a añadir compatibilidad con el cifrado AES de 256-bit GCM , el cual pretende acabar con los problemas de seguridad.

Zoom 5.0 es compatible con el cifrado AES de 256 bits GCM, que proporciona más protección para proteger los datos y una mayor resistencia a la manipulación. Las organizaciones tendrán acceso al cifrado GCM con el lanzamiento de Zoom 5.0, la activación de todo el sistema se producirá el 30 de mayo, cuando todos los clientes de Zoom cambien al nuevo modo criptográfico. 

Con esta medida pretender seguir creciendo, convenciendo a aquellos que les han vetado para que vuelvan a confiar en ellos. Veremos si estas medidas son suficientes para ello.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.