A la hora de presentar dispositivos gamer la actual tendencia en añadir un amplio espectro de opciones, incluyendo el añadir más botones para determinados tipos de juegos. Sin embargo los hay que optan por ofrecer dispositivos donde prime la simplicidad, lo que no quita que dejen de dar un buen resultado, simplemente están pensados para un público que no necesite o uso esas opciones que otros incorporan.

En esta linea de productos hoy os mostramos el Endgame Gear XM1 V2, un ratón cuyas armas son la facilidad de uso y un sensor ya reputado que permite hasta 16K de CPI. Hemos podido probarlo en las últimas semanas y ahora os contamos que experiencia nos ha ofrecido en nuestra review.

Endgame Gear XM1 V2

Un ratón para jugar sin complicaciones

El Endgame Gear XM1 V2 viene pensado especialmente con un diseño diestro y aunque nosotros lo tenemos en color blanco, también lo puedes encontrar en negro. En mi opinión el blanco es mas llamativo y atractivo, pero para gustos colores.

En lo que a aspecto se refiere estamos ante un dispositivo con unas lineas y acabados muy suaves, lo que unido a unas dimensiones de 122.14 x 65.81 x 38.26 mm y un peso de 70 gramos permiten que las sensaciones de agarre sean muy agradables, tanto para agarre de garra como de dedos y en menor medida para palma, aunque especialmente se nota cómodo para el primero.

Endgame Gear XM1 V2

Con un total de cinco botones más la rueda, el XM1 cuenta con una distribución estándar. Los botones de este ratón montan unos switches mecánicos OMRON 50M, los cuales se complementan con un algoritmo propio para conseguir un tiempo de respuesta de menos de 1 milisegundo. A los dos principales les acompañan de dos botones laterales en la parte izquierda y un botón en la parte inferior que sirve para cambiar entre niveles de CPI. La rueda está situada bastante adelantada, a pesar de lo cual está a una distancia justa para su uso. Todos los botones superiores tienen un acabado de bordes redondeados, cuidando la continuidad con el diseño general.

No vamos a encontrar iluminación RGB, Endgame Gear ha prescindido de este tipo de decoración, optando por mostrar simplemente su logo en contraste con el color del ratón. Es decir en el modelo blanco el logo lo tenemos en negro, mientras que en el modelo en negro tenemos el logo en blanco.

La parte inferior del Endgame Gear XM1 V2 presenta cuatro surfers PTFE de buen tamaño, lo que hace que el deslizamiento sea muy fluido. En el centro tenemos el sensor Pixart PMW3389 que alcanza los 16000 CPI y 50G de aceleración, el cual se ve acompañado de dos pequeños LED y un botón que nos permite cambiar entre perfiles variando así el nivel de CPI. Este se puede configurar mediante software, ademas de otras opciones que mostraremos más adelante. El motivo de que encontremos dos LED no es meramente estético, si no que dependiendo de cual este encendido o si lo están los dos, podremos saber la tasa de sondeo (Polling Rate), la cual puede ser de 250 Hz, 500 Hz y 1.000 Hz.

Terminando el repaso a su diseño debemos decir que el cable que le une a nuestro PC ya no es de goma como en la primera versión, si no que ahora cuenta con un recubrimiento trenzado al que llaman Flex Cord, finalizando en un puerto USB 2.0 tipo A. El cable está fijo, por lo que no podemos desconectarlo, mientras que su recubrimiento da cierta holgura que no termina de convencerme, algo que ya vi en el Glorious Model O aunque en este caso muchisimo menos acusado.

Endgame Gear XM1 V2 blanco

Software en consonancia

Lo cierto es que no deja de ser curioso que un ratón que cuenta con la simplicidad como bandera, aún así ofrezca un software que permite una personalización del mismo.

El software lo podemos descargar desde este link y con él podemos personalizar los botones (deshabilitando algunos de ellos) y configurar los perfiles de CPI desde 50 a 16.000, los cuales cambiamos con el botón inferior mencionado más arriba. También tenemos la opción de variar el cut-of entre 2 y 3 mm, es decir podremos configurar la altura a partir de la cual el sensor dejará de detectar movimiento cuando alzamos el ratón y activar el llamado “Ripple Control” o control de ondulación, el cual hace que sea mas suave el movimiento del ratón a costa de cierto retraso en el movimiento. Por defecto viene deshabilitado y normalmente es mejor dejarlo así.

Especificaciones Endgame Gear XM1 V2

Características:

  • Sensor: Pixart PMW3389 High-End (optical)
  • Sensibilidad: 50 CPI a 16,000 CPI
  • Aceleración máxima: 50 G
  • Velocidad máxima: 11.43 m/s (450 IPS)
  • Altura máxima de detección de movimiento: 2 mm - 3 mm
  • Microcontrolador: Chip basado en ARM STM32
  • Tasa de sondeo ajustable: 250 Hz, 500 Hz, 1,000 Hz
  • Intervalos de señal de host: 4 ms, 2 ms, 1 ms
  • Dimensiones: 122.14 x 65.81 x 38.26 mm
  • Switches mecánicos OMRON
  • Número de botones: 2x top, 2x lateral, 1 rueda scroll y 1 inferior
  • Materiales: Plástico (chasis), PTFE (deslizadores)
  • Peso aprox: 70 g (incluido cable)
  • Cable: 180 cm con conexión USB 2.0 A
  • Colores: negro y blanco

Precio:
59,96 €

Experiencia de uso

En la practica el Endgame Gear XM1 V2 es un ratón para jugadores que no quieran complicarse, pero que no se conformen con cualquier cosa. La marca no cuenta con la experiencia ni el renombre de otras más afamadas, pero han buscado proveerse de componentes de calidad que aseguren un buen rendimiento.

El diseño de XM1 V2 es realmente cómodo, aunque dado el tamaño de mi mano y mi agarre palmar, se ve un poco pequeño. Sin embargo a la hora de jugar sus opciones CPI de 50 a 16.000 ofrecen una respuesta simplemente perfecta, y aunque es cierto que algunas marcas ya están llegando a niveles mayores, normalmente esto se acompaña de un notable incremento del precio. Su tacto suave es muy agradable, sin llegar a ser resbaladizo, manteniendo la suficiente fricción para que no se nos escurra ni queden marcas de nuestros dedos. Algo que por cierto parece que va a suceder a primera vista, pero resulta que no es así.

En lo que a software se refiere, a pesar de la sencillez del dispositivo este nos permite no solo variar la configuración de CPI, si no también el cut-off e incluso activar el Ripple controL. Las opciones de personalización de botones son muy escasas, pero va en la linea de la propuesta que hace la compañía con este ratón. Si lo valoramos a nivel global podemos decir que cumple pero podría mejorarse el apartado de los botones.

Endgame Gear XM1 V2

El cable trenzado es una mejora que no solo mejora su uso, si no que le da aspecto de mas calidad. A día de hoy ver un cable de goma se antoja pretérito y aquí Endgame Gear ha enmendado el desliz de la primera versión. Por lo que a los surfers de teflón se refiere, estos guardan un cierto relieve que ayuda a su deslizamiento, permitiendo jugar con control y sin saltos.

Conclusiones y opinión

Como siempre que llegamos a la conclusión y opinión tras la review de un dispositivo, tenemos muy en cuenta un factor clave, el precio. El Endgame Gear XM1 V2 viene con un precio oficial de 59.90€, estando disponible en blanco y negro en Coolmod. Esto le sitúa en un rango donde no vamos a encontrar muchos ratones gamer, algo a tener en cuenta.

Endgame Gear XM1 V2

Endgame aún debe mejorar aspectos puntuales, pero lo cierto es que sus apuestas están demostrando ser muy competitivas. El XM1 V2 es un ejemplo de como ha sabido escuchar las criticas del primer modelo y pulir las asperezas que lo penalizaban,

Endgame Gear XM1 V2

No todo el mundo necesita ratones cargados de funciones y con un software complejo con el que personalizarlo. Los hay que simplemente quieren no complicarse y buscan un dispositivo que ofrezca una buena respuesta de uso, un rendimiento satisfactorio y un precio ajustado. Para este tipo de público se ha hecho el Endgame Gear XM1 V2.

Endgame Gear XM1 V2

59.90 €
8.2

Valoración

8.2/10

A favor

  • Diseño
  • Ligereza
  • Precio
  • Sensor Pixart PMW3389

En contra

  • Software
  • Cable con cierta holgura en el trenzado

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.