Hoy en día hablar de un smartphone Android va indefectiblemente ligado a los servicios y aplicaciones de Google. El gigante norteaméricano ha aprovechado Android para entrelazar sus servicios de tal forma, que cuesta pensar en usarlo sin los servicios de Google, al menos en el mundo occidental.

Hemos estado probando el Huawei Mate 30 Pro durante unas semanas, un gran dispositivo que arrastra un pesado lastre como es la imposibilidad de usar los servicios de Google. Tras este tiempo vamos a contaros nuestras impresiones, experiencia y como ha sido la vida sin poder usar aplicaciones tan habituales como Google Maps, Google Fotos o la propia Google Play Store. Así que vamos al lío y comencemos.

Huawei Mate 30 Pro, “como su madre lo trajo al mundo”

Como sabéis Huawei lanzó el Mate 30 Pro con Android AOSP, es decir una versión de Android en código abierto, pero sin los servicios de Google por el veto de Estados Unidos. Esto no impidió que al poco se lanzará un sistema para poder instalar estos servicios y poder usar con normalidad casi todos los servicios. Si bien este sistema inicialmente fue eliminado, ahora mismo basta una búsqueda en Google (paradojas de la vida) para encontrar diversos manuales que explican como instalarlos.

Debemos ser conscientes de que el actual sistema para instalar los servicios de Google supone toda una prueba de fe. No sabemos ni quien lo ha subido, ni que estamos metiendo en nuestro smartphone. Si sabemos que sea lo que sea le damos acceso a todo lo que metamos en el teléfono, y teniendo en cuenta que en estos suele estar toda nuestra información, no seré yo quien aconseje a nadie el instalarlo, no al menos con sus cuentas principales.

Huawei Mate 30 Pro

Por otro lado analizar un smartphone basándonos en un sistema manipulado tampoco seria justo y no sería representativo de lo que un usuario verá cuando compre el dispositivo. Por esto esta review se basará en el terminal en su configuración oficial, sin manipulaciones ni “tejemanejes”, aunque por supuesto haremos una ligera mención a su funcionamiento tras instalar los servicios de Google.

Un diseño “en cascada” con un solo botón

El modelo que hemos podido probar viene con unos acabados metalizados al que han llamado “Space Silver”. Sus lineas son redondeadas en los laterales y planas en los extremos. Este dispositivo cuenta con un solo botón de color rojo en el lado derecho, el cual sirve para apagar/encender el terminal y que sobresale de forma ostensible. No hay botones de volumen ya que estos se ha sustituido por software.

En la parte inferior tenemos el puerto USB tipo C, altavoz, un micrófono y la bandeja extraible para la tarjeta nanoSIM y nanoSD. Por otro lado la parte superior cuenta con un emisor infrarrojos, el cual mediante una aplicación presintalada te permite que uses el teléfono como mando a distancia del televisor, tu aparato de aire acondicionado, etc.

Ya en la parte frontal nos encontramos con una pantalla con diseño en cascada, es decir cuyos laterales van mas allá del borde de su frontal y alcanzan buena parte del espacio de los laterales. Esto en la practica es que si lo miramos de frente, no tenemos bordes laterales en la pantalla.

Huawei Mate 30 Pro

Esta pantalla OLED de 6.53 pulgadas viene con una resolución FHD+ de 2.400 x 1.176 pixeles con soporte HDR10. Esto es algo que no entendemos ya que representa un paso atrás con respecto al modelo precedente, el Mate 20 Pro, que montaba una pantalla con una resolución 2K+ de 3.120 x 1.440p. Imaginamos que Huawei tendrá sus razones, pero se hace extraño.

A pesar de esto he de reconocer que la pantalla no decepciona si te olvidas de las cifras. Tanto su representación del color como nitidez son destacables, incluso con la configuración de fabrica, aunque en este caso tiende a saturar los colores. Aún así si no nos convence tenemos la posibilidad de realizar algunos ajustes vía software con opción de usar un tono más natural.

Curiosamente, y como contrapunto de la ausencia de laterales, tenemos un notch bastante ancho, pero no muy alto. En este se aloja una cámara selfie de 32MP, apertura f/2.0 con ToF y un sistema de reconocimiento facial muy efectivo.

huawei mate 30 Pro

Una trasera distintiva, difícil de confundir

En la trasera nos encontramos con un peculiar modulo de cámara circular que a su vez está rodeado de una especie de halo que hace que el Mate 30 pro sea inconfundible. Dentro de este modulo encontramos cuatro cámaras, dos principales de 40 MP para vídeo y fotografía, un teleobjetivo de 8MP y una cámara destinada a captar la profundidad de campo. Hablaremos más adelante de ellas, pero como avance decir que es de lo mejor que puedes encontrar en el mercado.

Huawei Mate 30 Pro

Es dificil que no te guste el diseño del Huawei Mate 30 Pro, su aspecto es llamativo sin caer en lo “chabacano”. La empresa china logra que respire premium por los cuatro costados, al tiempo que da sensación de calidad de construcción y de diseño. Su trasera brillante llama a las huellas como la miel a las abejas, pero ni mas ni menos que otros modelos similares.

Sus bordes redondeados hace que a veces te de la sensación de que se te va a caer de las manos, pero una linea perceptible entre el fin de la pantalla y el cuerpo hacen que esta sensación no se termine cumpliendo (no en mi caso al menos).

Huawei Mate 30 Pro

La apuesta de un solo botón es simplemente una adaptación a lo que tarde o temprano veremos en el mercado. Las empresas comienza a prepararse para usar sistema digitales, tal y como ya paso con los botones capacitivos del menú de navegación. Personalmente no siempre he estado a gusto usándolo, pero entiendo que es mas cuestión de costumbre que otra cosa. Dos simples golpecitos en los laterales de la pantalla basta para que aparezca el control, efectivo y rápido, aunque no siempre cómodo.

Huawei Mate 30 Pro

Rendimiento impecable, que no oculta su “carencia”

El Mate 30 pro hace honor a lo que se esperaba de él en lo que a hadrware se refiere. En su interior aloja un potente procesador Kyrin 990 con 8GB de RAM y un almacenamiento de 128GB. Esto conlleva que no vas a encontrar juego o aplicación que se te resista, ya que el rendimiento es siempre excelente. Huawei se ha esforzado en optimizar el funcionamiento de este dispositivo con lo mejor de su arsenal en cuestión de procesadores, logrando una de las mejores respuestas que hemos encontrado.

Para rematar una experiencia de usuario plena tenemos una impresionante batería de 4.500 mAh con carga inalambrica y carga rápida a 40W, aunque como suele pasar el cargador que incorpora se queda en 27W. Las cifras están bien, pero el resultado aún es mejor. El Huawei Mate 30 Pro nos ha durado sin problemas día y medio de uso normal, lo que es todo un añadido ya que permite que en la practica termines por olvidarte de mirar si tienes o no batería. Con este dispositivo sabes que vas a llegar al fin del día salvo uso desmesurado.

En lo tocante a funciones como el desbloqueo, el sensor de huellas bajo pantalla del Mate 30 Pro es de lo mejor que hay, no perfecto, pero si funciona en casi todos los intentos. Sin embargo el desbloqueo facial sigue siendo más rápido, así que al final es cuestión de preferencias.

Especificaciones Huawei Mate 30 Pro

Diseño
Dimensiones: 158,1 x 73,1 x 8,8 mm
Peso: 198 gramos
Colores disponibles: Cuero vegano Forest Green y Orange, Space Silver, Cosmic Purple, Black y Emerald Green

Software
Sistema Operativo: EMUI 10 sobre AOSP sin los servicios y aplicaciones de Google
Capa de personalización: EMUI 10

Pantalla
Huawei Horizon Flex OLED de 6,53 pulgadas con resolución 2400 x 1.176 píxeles, ratio 18.4:9 y 409 PP

Procesador
Kyrin 990
-

Memoria RAM
8GB

Almacenamiento
256GB / 512 GB
Ampliables vía tarjeta microSD de hasta -

Cámara principal
40 MP (cámara de cine, apertura f/1.8)
40 MP (cámara SuperSensing, apertura f/1.6, OIS)
8 MP (cámara de telefoto, apertura f/2.4, OIS)
Cámara de detección de profundidad 3D y enfoque automático.

Cámara frontal
32MP f/2.0 con ToF

Batería
4500 mAh con carga inalambrica reversible y carga rápida a 40W

Conectividad
4G, con un modelo 5G

Otros detalles
USB Tipo C, sin botones de volumen

Precio
a partir de 1,099.00 €

El “geoproblema” con Google

En lo que a Software se refiere el Mate 30 Pro monta EMUI 10 bajo AOSP, es decir y un amplio abanico de aplicaciones, incluyendo una tienda propia. Si eres un usuario asiático, o eres de los pocos usuarios de Android que se ha acostumbrado a vivir sin la dependencia de los servicios de Google, entonces sáltate esta parte de nuestro análisis ya que el Mate 30 Pro te va a encantar. Si por el contrario eres como el 99% de los usuarios Android que acostumbrara a usar Google Maps, tienes tus fotos en Google Fotos o simplemente necesitas las aplicaciones más usadas en el mercado occidental. Aquí tienes el principal “pero” de este terminal, la total ausencia de servicio y aplicaciones de Google.

La tienda de Huawei es pobre en cuanto a aplicaciones “top” en occidente y si bien puedes instalar los APKs, muchas de ellas no funcionan como debieran o directamente no funcionan, entre estas últimas todas las relacionadas con Google. Hay que tener en cuenta que cuando te gastas los mil euros que te cuesta este dispositivo, muy poco gente quiere lidiar con descargas de APK o instalaciones más complicadas que ir a la tienda, buscar una aplicación e instalarla.

Huawei Mate 30 Pro

Huawei se está dejando la piel para lograr una sistema propio que pueda suplir a los servicios de Google, ademas de atraer a los desarrolladores para que publiquen sus aplicaciones en su tienda. Esto a día de hoy aún no es una realidad y sin duda es el principal problema en el Mate 30 Pro. Una clara muestra de que no es bastante con tener un sistema eficaz, de buen rendimiento y respuesta, sin tener las aplicaciones que le dan sentido todo lo anterior se diluye.

Las aplicaciones propias de Huawei son un buen añadido, pero apenas puedes considerarlas como extras en comparación con el enorme número de aplicaciones que te pierdes al no poder contar con la Google Play Store.

Para que os hagáis una idea, ha sido una especie de “Deja vu” que me recordó a un teléfono Windows Phone, salvando las distancias. Es decir un sistema mas que satisfactorio en el uso, pero que no me permitía acceder a las aplicaciones y funciones que necesito usar a diario.

Más que cámaras, pura diversión

Cada vez hay más usuarios de “alto rango” en el uso de sus smartphones para sacar fotografías de altísimo calidad. El poder contar en la palma de tu mano con un dispositivo que te responda en cualquier circunstancia, como dice el anuncio “no tiene precio”. En este apartado el Mate 30 Pro destaca por su versatilidad y su enorme potencial.

En la trasera de este terminal tenemos dos cámaras de 40MP, una principal SuperSensing con apertura f/1.6 con OIS y un gran angular con apertura f/1.8. Se acompañan de un teleobjetivo de 8MP con apertura f/2.4, estabilizador de imagen y OIS, el cual ofrece un zoom óptico de 3x, híbrido de 5x y digital de 30x. Cierra ese cuarteto una cámara para la detección de profundidad 3D. Por su parte el frontal cuenta con una cámara de 32 MP con apertura f/2.0.

Huawei Mate 30 Pro

Todo este potencial se maneja desde una aplicación muy completa, aunque a veces algo confusa en su uso si queremos ir cambiando entre distintas aperturas. Sin embargo tiene a su favor unos accesos rápidos muy accesibles a la mayoría de las funciones.

En lo que a capacidades se refiere, posiblemente sea uno de los smartphones con mejores cámaras del mercado. Su funcionamiento es simplemente destacable, siendo difícil encontrar un punto donde pueda decepcionar. Por supuesto hay puntos mas fuertes que otros, pero en conjunto podemos afirmar que el Mate 30 Pro es una apuesta segura.

La unión con Leica le ha sentado muy bien ha la marca, pero no menos bien le ha sentado un muy correcto sistema de selección de escenas que permite que hagamos grandes fotos sin tener que complicarnos con los ajustes. Con el Mate 30 Pro logramos unas tomas con colores que reflejan muy fidedignamente la realidad, al mismo tiempo que dan un detalle destacado.

Su Zoom óptico, hibrido y digital, junto con una muy correcta estabilización de imágenes, nos permite acercarnos objetos que de otra forma casi son imperceptibles. Haciendolo ademas con un detalle que sorprende.

En lo que al modo retrato se refiere, se nota una importante mejoría con modelos precedentes. El desenfoque de fondo logra separar el objeto de enfoque de manera muy precisa. Incluso el recorte tiene en cuenta pequeños detalles y es capaz de solventar problemas como “orificios” en el objeto en primer plano.

Finalmente tenemos el modo noche, que está muy bien, pero el resultado sin el ya es tan bueno que apenas merece la pena molestarse en buscarlo. A continuación tenéis dos tomas, con u sin modo noche. Como vereis hay diferencias en el detalle, representación del color y sobre todo la iluminación de ciertas zonas, pero sin llegar a ser una cosa abismal.

Modo automático
Modo nocturno

Finalmente hablando de la grabación de vídeo solo podemos decir cosas buenas. Capaz de hacer grabaciones en calidad 4K a 60 fps, los resultados son igual de satisfactorios que las fotografías. Sin embargo donde más se aprecia su potencial es en un asombroso modo superslowmotion de 7.680 fps a 720p, que es capaz de obtener videos como el siguiente.

Terminamos con la cámara frontal, que con sus 32MP, apertura f/2.0 y sistema de detección de profundidad 3D, logra retratos con una buena interpretación de colores y captación de fondos, permitiendo un desenfoque de fondo muy correcto y preciso con el que disfrutarán los amantes de los selfies.

Galería

Pincha en la imagen para acceder a la galería.

IMG_20200126_131822

Conclusiones y opinión

Se hace muy complicado dar una valoración sobre este dispositivo, por un lado tienes un terminal que objetivamente es un gran dispositivo, pero que en la practica cotidiana deja el amargor de no poder darle el uso habitual. Si tienes el valor de meterle los servicios de Google la experiencia de uso da un salto cualitativo inmenso, un placer disfrutar de un terminal pleno que responde a las maravillas. Sin embargo eso solo lo he probado con una cuenta “vacía” ya que no seré yo quien meta mis datos en un teléfono “alterado” con un sistema del que desconozco su procedencia. Ni lo haré, ni por supuesto aconsejaré a nadie que lo haga.

Por supuesto si finalmente se solucionarán los litigios entre China y USA, pudiendo actualizar el terminal con todos los servicios de Google, todo esto cambiaría a mejor, y mucho.

Ciñéndonos a lo que viene de fabrica, el Huawei Mate 30 Pro cuenta con unos de los mejores sistemas de cámaras que puedes encontrar. Su calidad y detalle, junto con las buenas capacidades en fotografía nocturna y un zoom sorprendente, hacen que sea un disfrute hacer una fotografía. Mención a destacar la grabación de vídeo y su grabación a cámara lenta, que literalmente parece que para el tiempo.

Huawei Mate 30 Pro

En lineas generales, y salvo detalles como una resolución de pantalla mejorable, harían de ese un terminal altamente aconsejable. Sin embargo la falta de servicios de Google hacen que no pueda aconsejarlo para el usuario común, el que no quiere complicarse la vida. Otra cosa es para los que gusten de meterle mano al sistema, instalar ROMs, etc, y que por supuesto no duden en arriesgarse. Para estos el Mate 30 Pro sería una gran compra.

Huawei Mate 30 Pro

1099,00 €
8.3

DISEÑO

9.0/10

PANTALLA

8.5/10

CÁMARAS

9.4/10

BATERÍA

9.0/10

RENDIMIENTO

9.0/10

SOFTWARE

6.0/10

CALIDAD - PRECIO

7.5/10

A favor

  • Cámaras
  • Rendimiento
  • Autonomía
  • Diseño

En contra

  • Ausencia de servicios y aplicaciones de Google
  • Una tienda sin las aplicaciones mas habituales en occidente
  • Pantalla FullHD+

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.