Estas leyendo
Samsung corrige el problema con el sensor de huellas de los Galaxy S10

Samsung corrige el problema con el sensor de huellas de los Galaxy S10 1

Recientemente se había descubierto un problema de seguridad de los Samsung Galaxy S10 cuando se usaban protectores de pantalla de silicona. Este permitía que se desbloqueara el terminal con la presión de cualquier otra persona sobre la zona del sensor. Samsung reconoció este problema por lo que sabemos que existía, sin embargo muchos usuarios que lo intentarón reproducir no fueron capaces, mientras que otros afirmaban que si habían logrado hacerlo y que incluso pasaba en los Note 10.

Una solución en camino

Sea como fuere y dado que Samsung reconocio el problema, la cosa es que aunque no pasara en todas las ocasiones, era un problema real al que hoy han comenzado a dar solución.

Hasta ahora Samsung recomendaba no usar este tipo de protectores a la espera de una solución. Esta ha llegado mediante una nueva actualización de la Beta de Android 10, la cual ha comenzado a desplegarse.

Samsung corrige el problema con el sensor de huellas de los Galaxy 10

Según leemos en SamMobile, de momento parece que solo los usuarios de las versiones de software G97 * USQU2ZSJF en los EE. UU.,  G97 * FXXU3ZSJF en Alemania y G97 * NKSU3ZSJF en Corea han comenzado a recibir esta actualización. Esto deja claro que su despliegue será gradual.

Gracias a los que ya la han recibido sabemos que esta actualización viewne a pesar unos 500-600 MB y que en uno de los puntos de la lista de novedades de menciona que se aplica un parche en el sistema de reconocimiento del sensor de huellas.

De momento no tenemos constancia de que esta actualización haya llegado a España. Si tienes uno de los dispositivos afectados y has recibido la actualización, no olvides comentarlo.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.