Estas leyendo
Huawei P30, análisis de un móvil impecable en diseño y con una triple cámara de mucho nivel

Después de un año de auténtica revolución con las series P20 y Mate 20 de Huawei, ha llegado el momento para pulir detalles y dar un nuevo paso adelante para este 2019. Hemos podido tener en nuestras manos varias semanas al hermano medio de la nueva serie, el Huawei P30. Es un teléfono como pocos que reúne todas las características para ser un dispositivo muy completo en todas sus facetas. ¿Lo hará? Empezamos.

Especificaciones del Huawei P30

Especificaciones del Huawei P30
Diseño
Dimensiones: 149,1 x 71,36 x 7,57 mm
Peso: 165 gramos
Colores disponibles: Nácar, Aurora y Negro

Software
Sistema Operativo: Android 9 Pie
Capa de personalización: EMUI 9.1

Pantalla
OLED de 6,1 pulgadas con resolución 2340 x 1080 (FH+) y relación de aspecto 19,5:9

Procesador
Kirin 980

Memoria RAM
6GB

Almacenamiento
128GB

Cámara principal
Triple cámara Leica. 40 MP (lente gran angular, apertura f/1.8) + 16 MP (lente ultra gran angular, apertura f/2.2) + 8 MP (teleobjetivo, apertura f/2.4,OIS), admite el enfoque automático (enfoque láser, enfoque por detección de fase, enfoque por contraste), admite AIS (estabilización de la imagen mediante IA de HUAWEI).

Cámara frontal
32 MP, apertura f/2.0

Batería
3.650 mAh con Supercarga rápida

Conectividad
Bluetooth 5, NFC, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac (2,4 GHz y 5 GHz), compatible con 4G, jack 3,5 mm, USB tipo C 3.1

Otros detalles
Sensor de huellas dactilares bajo la pantalla, sensor de reconocimiento facial

Un diseño impecable se mire por donde se mire

Huawei continua la línea marcada en el diseño de la serie P20 y Mate 20 y aplaudimos que así sea. Una vez más, puedo hablar de un diseño exquisito en términos de acabados.

Tenemos un frontal totalmente liberado de botones donde exceptuando los leves marcos y la cámara frontal en forma de gota, el resto es todo pantalla. Una delicia visual de no ser por la mencionada cámara frontal que sigue ahí presente. Aún así, se ha mejorado respecto la serie anterior donde el notch era más notorio y ahora está reducido a la mínima expresión.

Huawei P30, análisis de un móvil impecable en diseño y con una triple cámara de mucho nivel 1

Ese marco superior delgado junto al notch tan pequeño están muy buen aprovechados, porqué siguen manteniendo la cámara frontal, el sensor de luz y el auricular. Todo ello en un espacio realmente reducido. A nivel estético, muy bien conseguido, funcionalmente, no tanto.

El contestar una llamada o ponerse a escuchar un audio puede ser realmente un problema. El sensor de luz parece que no es demasiado grande y/o preciso y provoca que muchas veces en vez de apagarse la pantalla se empiecen a tocar los botones de la pantalla al hacer el contacto con la cara y la oreja. Eso, sumado a que tienes que tener el P30 en una posición muy concreta, es difícil escuchar bien y con facilidad.

No todo es malo y es que si tienes el móvil bien colocado, el auricular es de muy buena calidad y no tendrás ningún problema para entender con claridad lo que te estén diciendo. No sabemos si es un problema que podrán solucionar mediante una futura actualización para mejorar el comportamiento del sensor.

Si nos situamos en la parte trasera, veremos algo ya conocido por la marca. La triple cámara, el doble flash LED y los serigrafiados de Huawei y de Leica. Todo ello acompañado del color Nácar en degradado que pudimos disfrutar en nuestro caso. Son pura belleza las traseras de los Huawei y este P30 no es menos.

Por último, me queda hablar de los bordes. En el superior, no hay más que un micrófono, el resto está totalmente liberado. Es en el inferior donde hay más detalles: tenemos el jack 3,5 mm para auriculares, el conector USB Tipo C 3.1 y el altavoz. Mención especial que, con un menor grosor que el P20 Pro, Huawei ha optado por mantener el conector para auriculares.

Respecto a los laterales, en el derecho tenemos la típica botonera, con los botones de volumen y el de encendido/bloqueo. En el otro lateral, la ranura para la tarjeta (o tarjetas) nanoSIM.

Una pantalla de muy buena calidad, sin sobresalir

Huawei P30, análisis de un móvil impecable en diseño y con una triple cámara de mucho nivel 4

Si algún punto débil puede tener este móvil (y no es nada del otro mundo) es la pantalla. Estamos delante de una pantalla OLED FullView de 6,1 pulgadas que ofrece una calidad muy buena, pero que la viveza de los colores no me convencieron al 100%. La mayoría de características son heredadas del P20 Pro del año pasado y su implementación queda casi a su altura.

El panel es muy bueno y se nota la resolución que tiene (2.340 x 1.080). Sin embargo, se la nota un peldaño por debajo del mencionado P20 Pro. La calidad general de la pantalla es muy buena, pero en exteriores sufre incluso con el brillo al máximo.

De todas maneras, no hace falta mirar a la gama alta y premium y es que la pantalla del P30 es de la suficiente calidad como para considerarla una gran pantalla.

En términos de resolución, no veo necesario criticar la resolución elegida. Es muy acertada ya que en términos de nitidez el teléfono muestra texto e imágenes totalmente bien y, de paso, no implica consumir más batería de la necesaria con una resolución adecuada.

Lector de huellas bajo la pantalla y reconocimiento facial

Huawei P30, análisis de un móvil impecable en diseño y con una triple cámara de mucho nivel 5

El Huawei P30 ha conseguido ganar en pulgadas de pantalla gracias a la incorporación de lector de huellas dactilares situado debajo del panel. ¿El resultado? Muy bueno. Huawei sigue sin defraudar y es que su sensor de huellas dactilares podemos decir, sin asombro de duda, que es el mejor que existe en el mercado de smartphones.

Ahora bien, aunque el resultado es muy bueno, pierde un poco de precisión el estar bajo de la pantalla, pero sigue ofreciendo un desbloqueo inmediato en la mayoría de las veces. Está muy bien ubicado y además queda bien señalizado por software para saber dónde tienes que poner el dedo. En mi caso, tuve 4 dedos configurados y los resultados fueron cercanos a la perfección.

Huawei, por lo tanto, apuesta por seguir manteniendo el lector de huellas dactilares en la parte delantera junto al reconocimiento facial de la cámara frontal. Esta segunda opción sigue siendo igual de fiable que en sus predecesores. Con la cámara frontal como único elemento para poder capturar tus facciones y permitir el desbloqueo del teléfono es más que suficiente.

El desbloqueo por reconocimiento facial es rápido y fácil de utilizar. Solo funciona cuando la pantalla está activa, por lo tanto, para que se active hay que coger el teléfono y con el simple gesto que hacemos al coger el móvil la pantalla se activa y ya escanea tu cara. Si no lo hace, también tienes las opciones de doble toque para activar la pantalla o pulsando el botón de desbloqueo.

Android 9 Pie y EMUI 9.1, el software del Huawei P30

El Huawei P30 viene con Android 9 con la capa de personalización EMUI 9.1, la cual ya conocemos que tiene muchas bondades, aunque también abusa de llevar muchas aplicaciones propias o servicios que ni queremos ni podemos desinstalar.

El móvil ofrece a nivel de software un rendimiento muy alto, sin lag, sin ralentizaciones, con una interfaz que enamora (a mi me parecer, es de las más bonitas en el mundo Android) y además con una serie de herramientas y aplicaciones adicionales que nutren al teléfono de funcionalidades extras.

Si eres purista y quieres un Android limpio, este no es tu móvil. Sino tienes esa necesidad, el Huawei P30 es un gran teléfono a nivel de software, ya que no es solo rápido, sino que ofrece muchas funcionalidades útiles que no vienen de serie en Android 9 como la captura en deslizamiento vertical o capturar la pantalla en vídeo de forma nativa.

Este software viene bien acompañado de 6 GB de RAM, de los cuales la mayoría de ellos están disponibles para las aplicaciones y juegos que usemos. Luego en almacenamiento también está nutrido con nada más y nada menos que 128 GB. Todo ello comandado por el procesador de su propia factoría: Kirin 980 de ocho núcleos.

Además, otra decisión importante tomada para este Huawei P30 es la desaparición total de botones físicos en el frontal del dispositivo. ¿Cómo de de cómodo es manejar el móvil por gestos? La verdad es que no esperaba acostumbrarme tan rápido y tan bien a este sistema. Está muy bien implementado en EMUI 9.1 y no deja espacio para casi ningún error en todas las acciones que se pueden hacer.

El resultado a nivel de rendimiento y funcionamiento es simplemente muy bueno, rozando una vez más la perfección.

En medio de esta guerra comercial entre EEUU y China, Huawei ha sido la gran damnificada, viendo como su futuro con Android se ponía muy negro. Pero como sabréis, si algo teníais que temer, ya no hace falta, porqué China y EEUU han llegado a un acuerdo que ha puesto fin a los problemas que se avecinaban a nivel de hardware pero también de software para Huawei.

Por lo tanto, si estabas contemplando hacerte con el Huawei P30, que esto no te haga tirarte para atrás.

La triple cámara Leica llega al Huawei P30 con un gran nivel

Llegamos a uno de los puntos más importantes y que tan énfasis le está poniendo Huawei a sus smartphones en los últimos años.

La triple cámara firmada por Leica le sienta como anillo al dedo al P30 y es que ofrece un conjunto de funcionalidades que la hacen una cámara muy potente y con muchas posibilidades. Aunque sus bondades quedan patentes en todos los apartados, destacando especialmente en algunos, la perfecta descripción de está triple cámara es la polivalencia que tiene.

IMG_20190603_221232
Foto realizada con el modo noche del Huawei P30

Empiezo hablando del modo nocturno que tanto fue alabado el pasado año en el P20 Pro. Es uno de sus grandes reclamos y en el P30 deja el listón muy muy alto. Los resultados son absolutamente sorprendentes como ya nos había acostumbrado la anterior generación. Sin necesidad de trípode y con un mínimo de estabilidad obtendremos fotografías nocturnas con una gran calidad y sin demasiado ruido. En la imagen superior puedes ver una de ellas, pero encontrarás otras más en la galería.

Otro punto a destacar de su cámara es su gran versatilidad, pudiendo alternar entre la cámara de gran angular y los zoom de 1x hasta 5x de forma híbrida. Esto ofrece muchas posibilidades de obtener fotografías de calidad sin grandes quebraderos de cabeza y una vez más con unos resultados finales muy convincentes.

IMG_20190604_131942
Foto realizada con zoom de 5x del Huawei P30

Si eres fanático del disparo rápido, no tendrás problemas, porqué los resultados, en condiciones ciertamente favorables, son muy buenos. Pero si quieres hacer una foto de gran angular o bien disparar de cerca un objetivo que tienes muy lejos, con el zoom de aumentos híbrido, podrás hacerlo sin apenas pérdida de calidad. En la galería encontrarás algunos ejemplos con una foto tomada con zoom 1x y 3x o 5x.

La inteligencia artificial sigue presente en la cámara y, a menudo, es bastante acertada con la detección de escenas, cosa que facilita bastante disparar en el modo normal y que adapte la configuración de la cámara de forma automática. Vegetación, gran angular, modo retrato, nublado, supermacro, son solo algunos de los perfiles que se activan automáticamente según la escena que estemos enfocando.

Justamente me pararé en el mencionado modo macro. Huawei le ha puesto énfasis en este modo y los resultados han sido bastante satisfactorios. También hay buenas noticias para los amantes de jugar con los desenfoques antes, pero también después de tomar la fotografía. Ahí aparece en escena el modo apertura que te permite seleccionar la apertura de la cámara y decidir qué zona enfocar. Una vez tomada la fotografía, desde la galería de Huawei podrás cambiar la zona enfocada e ir probando el resultado que más te guste.

IMG_20190603_214358
Foto realizada con el modo apertura del Huawei P30

Todos los modos de la cámara se comportan muy bien, pero las limitaciones llegan desde el punto de las opciones. Nos hemos encontrado que los 40 MP de la cámara principal pueden usarse en pocos casos, ya que en el resto, se optará por usar el sensor de 10 MP. Además, no siempre queda claro que configuración se está usando en ese momento, por decir, la abudancia, quizás excesiva de modos distintos que ofrece el software de la cámara. La versatilidad le sienta muy bien, pero también puede volver un poco loco a un usuario que no esté bien acostumbrado a la cámara y las opciones del Huawei.

Un espacio para hablar del vídeo también tenemos. Cuenta con estabilizador óptico de imagen, el cual se nota una barbaridad y queda muy patente en el vídeo subido en la galería. La escena es el arranque de un helicóptero y recuerdo que en el momento del despegue, la fuerza del helicóptero me hizo retroceder de golpe, pero como verás en el vídeo, el Huawei P30, a penas se inmuta.

Sin duda, uno de los apartados más importantes de este teléfono, sale absolutamente victorioso, con pequeños matices, pero con un funcionamiento sensacional en casi todas las situaciones.

Galería de fotos y vídeos del Huawei P30

Huawei P30

Autonomía buena, aunque podría ser mejor

Finalizo el análisis hablando de la autonomía del Huawei P30. En el uso del día a día, se comportó muy bien. Tomando muchas fotos, consultando el móvil para correos, mensajes, etc. la batería aguantó el tipo notablemente. De todas formas, se nota un poco esos 3.650 mAh que, aunque no son escasos, tienen que mover a un buen pedazo de dispositivo.

Cabe reseñar que también tuve siempre la pantalla activa mostrando el reloj y las nuevas notificaciones, cosa que influye en un consumo extra de la batería pero que, a falta de led de notificaciones, se hace bastante útil tenerla activada.

El tema usado siempre fue el oscuro para ahorrar batería y porqué para mi gusto es más bonito. Algunas aplicaciones las tenía marcadas para que siempre trabajaran en segundo plano y la resolución de teléfono estaba configurada como inteligente para que el teléfono alternara entre la FHD+ y la HD+.

Las conclusiones es que esperaba un poco más de la batería pero no me ha decepcionado. Si además tenemos en cuenta que soporta la super carga rápida de 22,5W de Huawei que puedes cargar el 50% de la batería en cuestión de 20-30 minutos, el resumen de la batería y gestión de la autonomía es que es bastante buena.

Conclusiones

Huawei P30, análisis de un móvil impecable en diseño y con una triple cámara de mucho nivel 14

El Huawei P30 es un teléfono de altura. Su precio y sus características ya apuntan a ello. El diseño, la pantalla OLED FullView FHD+ y la triple cámara firmada por Leica son sus grandes baluartes. Tal y como habrás podido leer en el análisis, salvo detalles puntuales en la pantalla, el correcto funcionamiento del sensor de luz o la autonomía, en ningún punto flaquea demasiado el Huawei P30.

Tenemos que tener en cuenta que unido a ello, en su interior cuenta con memoria RAM, almacenamiento y un procesador suficiente potentes como para ofrecer un rendimiento muy bueno.

Si tienes un P20 Pro, las diferencias van a ser pocas. Más allá de “recuperar” el jack para auriculares, un procesador más avanzado, contar con un frontal completo de pantalla y el lector bajo la pantalla, en el resto de características las diferencias serán mínimas. ¿Vienes de un P20? Entonces sí te va a valer la pena el salto.

Las diferencias son notorias y tienes que ver que el P30 es el P20 Pro del año pasado con los errores de diseño corregidos y con algunas prestaciones mejoradas, como las que he comentado durante el análisis. Sea como sea es un gran terminal que ahora mismo lo puedes encontrar en Amazon por algo menos de 600€.

Huawei P30

589 €
8.9

Diseño

9.5/10

Pantalla

9.0/10

Cámaras

9.0/10

Batería

8.5/10

Rendimiento

9.5/10

Relación calidad/precio

8.0/10

A favor

  • Diseño bonito y bien acabado
  • Una pantalla de muy buena calidad
  • Triple cámara capaz de hacer de todo y de forma cercana a la excelencia
  • Una capa de personalización con muchos añadidos y muy bien realizada

En contra

  • Problema con el sensor de luz al hablar
  • La batería podría haber sido mejor

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Albert Pina
Albert Pina
Programador, amante de las nuevas tecnologías, jugador puntual (cuestión de tiempo), con muchas cosas que me gustan y todas tienen una en común: tecnología, por eso estoy aquí, en OneTech.