Estas leyendo
MSI GS65 Stealth 8SG, probamos este portátil gamer con gráfica GeForce RTX 2080

MSI GS65 Stealth 8SG

Cuando hablamos de portátiles gamer MSI ya damos por supuesto que no estamos ante un dispositivo para salir del paso, si no ante una verdadera maquina para jugar. Hemos tenido la oportunidad de disfrutar de una de sus ultimas incorporaciones, el MSI GS65 Stealth 8SG. Un modelo que se nos ha revelado como una autentica bestia, capaz de hacerte disfrutar de cualquier juego por exigente que este sea, y del cual os vamos a contar nuestra experiencia.

MSI GS65 Stealth 8SG, desempaquetado

El nuevo dispositivo de MSI viene con un diseño que se ve reflejado en el propio embalaje. Compuesto por dos cajas, en la mas pequeña tenemos el cableado, mientras que en la mayor está el propio portátil. Esta última viene en color negro con el logo de MSI en dorado situado en el centro. Cuando retiramos la parte superior de la caja, veremos que el portátil viene protegido con un forro de tela negra, el cual cuenta con una capa interior de color blanco, mas mullida, destinada a proteger el dispositivo.

Un diseño tan hermoso como difícil de mantener

Cuando sacamos el MSI de su caja lo mas seguro es que nos enamoremos. Su diseño de color negro está culminado con el logo MSI de color cobrizo en la tapa y unos contornos que se delimitan por lineas del mismo color. Esta combinación se usa en zonas muy concretas, lo justo para que no resulte hortera, pero lo suficiente para aportar un halo de elegancia. En este aspecto me parece un portátil realmente hermoso.

Para levantar la parte superior, donde se aloja la pantalla, tenemos en el frontal una especie de pequeña pestaña que sobresale y nos ayuda a su alzado. Una vez hecho lo cual dejamos al descubierto un teclado SteelSeries con un gran touchpad bajo él. En el lado opuesto tenemos una gran rejilla de ventilación y sobre ella el botón de encendido.

Nuevamente se ha elegido contornear algunas áreas con una linea cobriza, en este caso el propio touchpad y el botón de encendido.

El contar con un teclado SteelSeries, a pesar de no ser mecánico, le da un tacto y aspecto muy gamer. Las teclas retroiluminadas responden con precisión, ofreciendo un recorrido amplio y unas sensaciones de resistencia que se agradece en determinado tipo de juegos. Sobre todo esos que te desesperan y te hacen pulsar teclas con la frustración que te da el no poder tirar el portátil por la ventana (cof cof Sekiro). Señalar que en el equipo viene presintalada una aplicación de SteelSeries que nos permite configurar el teclado, cambiando la iluminación a nuestro gusto.

Si le damos la vuelta al MSI GS65 Stealth 8SG, la parte inferior sigue guardando la tónica de los MSI con un sistema de tornillos que nos permiten acceder a los componentes. Para los que necesiten cambiar o mejorar algún componente, ya sea ahora o en un futuro cuando haya mejor hardware que añadirle.

Esta base cuenta con dos grandes superficies de goma arriba y abajo, dos menores en los laterales y una quinta en la zona central. Todo ello hace que tengamos estabilidad en el uso.

Tanto a la vista como al tacto el MSI GS65 Stealth 8SG es muy agradable, con una superficie ligeramente rugosa a la cual solo le puedo poner una pega, la mas mínima huella se nota al momento. Puedes verlo en la fotografía de la base, donde no lo he limpiado para que podáis apreciarlo. Si se aprecia que en conjunto es un dispositivo mas resistente que por ejemplo el MSI P65 Creator, y también mas pesado.

En esta ocasión la sensación general es mucho mejor, no teniendo esa impresión de fragilidad que nos dio el P65 y sobre todo dando la sensación de que todas las piezas conjugan perfectamente, sin holguras.

Todo tipo de puertos para usar

En los laterales nos vamos a encontrar una amplia variedad de puertos, así como más rejillas de ventilación. Una vez mas los detalles cobrizo son sutiles, pero aportan el punto justo de “color”.

Situados en la parte izquierda tenemos el puerto Kensington en la zona más cercana a la bisagra, a continuación una salida de refrigeración, un puerto Ethernet J45, dos tomas USB-A 3.1 gen2 y dos conectores jack 3.5mm para micrófono y auriculares. A la derecha tenemos una nueva ranura de ventilación seguido del conector de corriente y un puerto HDMI 2.0. Justo después de estos tenemos un Mini-DisplayPort, un puerto USB tipo C 3.1 Gen2 Thunderbolt 3 y el tercer USB-A 3.1 gen2.

Un hardware de primer nivel

El MSI GS65 Stealth 8SG cuenta con unas especificaciones de primer nivel, y es que estamos hablando de un dispositivo que tiene un precio que ronda los 3.000€

Especificaciones de MSI GS65 Stealth 8SG
Detalle:

CPUIntel Core i7 8750H a 2.2 GHz, (Boost a 4.1 GHz) de 8th Gen.
OSWindows 10 Home
Almacenamiento512 GB M.2 NVMe
ConectividadKiller Gb LAN
Killer ac Wi-Fi + Bluetooth v5
Adaptador de corriente230W Slim
Medidas357.7 x 247.7 x 17.9 mm
Pantalla15.6' FHD (1920x1080), 144Hz, IPS-Level
GráficaNVIDIA GeForce RTX 2080 con diseño Max-Q, 8GB GDDR6
MemoriaDDR4-2666 Memory Type
2 Slots Number of DIMM Slot
32GB Max Capacity
WebcamHD (30fps@720p)
TecladoSteelSeries con iluminación RGB
Peso1.9 kg
Audio2 altavoces de 2W
Batería4-Cell
Li-Polymer
82 Whr
jack1x Mic-in
1x Headphone-out (HiFi)
I/O Puertos1x Type-C (USB3.1 Gen2 / DP / Thunderbolt 3)
3x Type-A USB3.1
1x RJ45
1x (4K @ 60Hz) HDMI
1x Mini-DisplayPort

Un rendimiento asegurado

Una de las zonas más importantes en un portatil gamer es su pantalla, el
MSI GS65 Stealth 8SG cuenta con un display IPS mate de 15.6 pulgadas y una resolución FHD de 1920 x 1080 PX, que alcanza los 144 HZ. Esta pensado para su uso en interiores, algo que se nota en un nivel de brillo no demasiado elevado.

En lo que a rendimiento se refiere, esta pantalla es simplemente una delicia, con tiempos de respuesta inferiores a 10ms. Cierto que hubiera agradecido una mayor resolución, pero lo que nos ofrece funciona realmente bien.

Nuevamente MSI cuenta con el software TrueColor que permite alcanzar el 100% de la gama de colores sRGB logrando un reflejo de colores realistas y un blanco puro, sin desvios a la gama azul o roja. Gracias a este software podemos configurar el dispositivo en función del uso que le damos o simplemente a como nos guste más. Podremos hacerlo usando algunos de los modos presestablecidos o bien hacerlo de modo manual.

El contar con 144 Hz nos permite disfrutar de nuestros juegos con una suavidad y fluidez destacados, manteniendo unos altos niveles de FPS en la mayoría de los que hemos probado, excepción hecho de Sekiro, único juego que me ha dado problemas.

Con un procesador Intel Core i7 8750H que funciona a 2.2 GHz, pudiendo llegar a los 4.1 GHz en modo Boost, una gráfica NVIDIA GeForce RTX 2080 con diseño Max-Q, 8GB GDDR6, un almacenamiento de 512 GB M.2 NVMe SSD y una RAM de 32 GB, ya era de esperar que pudiera con todo lo que le echáramos. No solo juegos, si no aplicaciones de edición de vídeo o diseño.

En este aspecto posiblemente sea el terminal que mejores resultados me ha dado de los que han pasado por mis manos, y es que MSI ha puesto potencia pura en las tripas del MSI GS65 Stealth 8SG.

Esto sin embargo tiene un contrapunto y es que la batería apenas llega sobrepasa la hora cuando nos ponemos a jugar. Aunque en uso no gamer, pasa sobradamente de las 6-7 horas. Otro punto es el sistema de refrigeración, que si bien cumple y mantiene el dispositivo a unas temperaturas aceptables, lo hace con un nivel de ruido bastante elevado. Aquí nuevamente podemos recurrir a dejar que el dispositivo se encargue de todo de forma automática o bien configurarlo de forma manual con el software Dragon Center, sobre todo si vemos que vamos a tirar de Cooler Boost para nuestras partidas más exigentes.

Llegados a este punto decir que entre el software que incorpora el MSI no solo tenemos el Dragon Center, si no que viene precargado con varios programas que nos puede ayudar tanto a configurar el dispositivo como a hacer un seguimiento de su funcionamiento. Esto incluye Afterburner, MSI App Player, Killer Control center para el control de nuestra conexión, el ya mencionado True Color, SteelSeries Engine para el teclado o Nahimic para el audio. Un completo pack que nos da control sobre los principales aspectos que podemos configurar en el MSI y que en el caso del Dragon Center podemos controlar incluso desde el móvil

Por último mencionar que MSI sigue empeñado en situar sus altavoces apuntando hacia abajo, dos para ser exactos, situados en los laterales de la base. No me convencieron en anteriores modelos de la marca y siguen sin hacerlo en este caso. No especialmente por el volumen, si no mas bien porque dependiendo de la base donde este apoyado, el resultado puede ser llegar a ser bastante pobre.

Conclusiones finales

MSI nos pone ante un dispositivo con un aspecto realmente atractivo, pero cuya principal virtud está en su interior. Componentes de alta gama y un buen aprovechamiento de sus capacidades, hacen de la experiencia de juego una delicia. Su pantalla FHD rinde a un gran nivel, ofreciendo un gran calidad incluso desde ángulos pronunciados.

Su excelente rendimiento en casi cualquier situación, dejan claro que MSI ha sabido exprimir bien tanto su procesador Intel de octava generación, como la gráfica GeForce RTX 2080 Max. Ademas, no por el echo de ser un producto gamer se ha dejado de lado el estilo. El MSI GS65 Stealth 8SG es una preciosidad lo mires por donde lo mires, aunque con el punto negativo de tener una dañina tendencia a dejar constancia de cada dedo que le ponemos encima.

Por supuesto la peor parte es el precio, y es que hablamos de un producto muy enfocado a un público tremendamente exigente, el cual este dispuesto a pagar por ver cumplidas estas exigencias, y no poco. En resumen un dispositivo premium, con un exterior e interior a la altura, casi tan alto como el precio que por el hay que pagar.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.