Estas leyendo
Black Mirror: Bandersnatch la nueva película interactiva de Netflix

Black Mirror: Bandersnatch

Muchos juegos ya están acercando sus producciones a niveles cinematográficos, y ahora se están comenzado a hacer el camino inverso, dotar a películas y series de capacidades de decisión que hasta ahora solo estábamos acostumbrados a ver en los juegos.

Hoy se ha puesto a disposición de los usuarios de Netflix la película Black Mirror: Bandersnatch, un proyecto basado en la serie Black Mirror, cuyo principal reclamo es que se trata de una película interactiva donde el espectador pude decidir el rumbo que toma.

Black Mirror: Bandersnatch

Black Mirror: Bandersnatch, tú decides

La trama se ambienta en los años 80 en un terreno moralmente comprometido. Como espectador deberemos tomar una serie de decisiones, superar desafíos y afrontar las consecuencias de ello. El resultado puede ser que logremos alcanzar una final exitoso o un dramático fracaso.

“En 1984, un programador comienza a cuestionar la realidad mientras adapta una novela de fantasía a un videojuego. Un cuento alucinante con múltiples finales.”

Os animamos a ver esta película y una vez finalizada volver a hacerlo, pero esta vez variando las decisiones que tomemos. Así podremos ver hasta que punto varía la historia, como afecta a la trama y que desenlace tiene.

Este nuevo formato promete una nueva forma de ver cine, dejando de ser un sujeto pasivo para decidir. Es posible que dentro de poco ya no tengamos que ver como nuestro personaje favorito muere en la trama, o como se toman decisiones con las que no estamos de acuerdo. El futuro podría hacer que las películas se adapten a los gustos de cada uno, algo que habrá que ver hasta que punto se termina desarrollando.

¿Qué te parece este formato? ¿Prefieres el cine tradicional o el interactivo?

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro
Pedro
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.