Estas leyendo
State of Decay 2, analizamos el DLC Daybreak

STATE OF DECAY 2 DAYBREAK

State of Decay 2 se descubrió como uno de los survival horror más exitosos desde su lanzamiento, su sistema de mundo abierto que ya analizamos para vosotros y en el que debíamos gestionar un grupo de supervivientes y sus recursos, lograron atraer a un buen número de usuarios. Sin embargo es un juego que para algunos puede ser algo lento y echan en falta más acción. Para ellos la gente de Undead Labs y Microsoft lanzaron el DLC DayBreak, que hoy analizamos para vosotros.

Sobrevive a las oleadas de Zombies

Este DLC no va a ofrecernos nada que no hayamos visto en otros juegos, pero si que añade un punto considerable de diversión cuando queramos algo de acción en el mundo de State of Decay 2. Básicamente nos mete en la piel de uno de los miembros de un escuadrón de élite de la Garra roja, cuya misión es proteger a un técnico que trata de reparar el repetidor de un satélite. El problema es que para arreglar dicha antena, esta produce un considerable ruido, que como no podía ser de otra manera atrae a oleadas de Zombies.

El campo de acción es una reducto protegido por una vallado que es lo único que nos separa de los Zombies, por desgracia este se ve dañado por los continuados ataques y puede terminar por caer dejándonos expuestos a los no muertos.

Nuestra misión es repeler estas oleadas. Para ellos contamos con armamento que podremos recargar gracias a varias cajas con munición esparcidos en el reducto. Ocasionalmente recibiremos ayuda aérea con el lanzamiento de más objetos, incluyendo la preciada múnición. También podremos cambiar de armamento, cada uno de los cuales tiene una cadencia de disparo y potencia antizombie.

Relacionado  Analizamos Frostpunk, ¿serás capaz de levantar la última ciudad de la tierra?

Sin embargo no todo es disparar, aunque si la mayoría. También deberemos reconstruir los muros cuando resulten dañados y sanar al técnico si resulta atacado en las oleadas.

Cada oleada ira a peor, con mas enemigos y de distinto tipo, desde algunos que explotan desprendiendo un gas que nos mata, hasta los temidos Juggernauts, que derribarán nuestros muros como si fueran de papel. Cuando sobrevivímos a una oleada dispondremos de un tiempo durante el cual deberemos re abastecernos y reparar los daños en el muro, si no queremos terminar muertos a las primeras de la siguiente oleada.

El problema es que si bien las primeras oleadas son sencillas, a partir de las 3 o 4 la cosa se vuelve complicada y resulta difícil llegar a sobrevivir a las siete de las que consta esta expansión, llegando a ser algo frenético.

Cuando finalicemos una partida se nos mostrará las estadísticas para que sepamos cuantos enemigos hemos abatido.

Esta expansión se puede jugar solos, con lo que la IA del juego controlará a los otros miembros de nuestro equipo, o bien en modo multijugador. En este último podremos unirnos a otros jugadores para formar un equipo y luchar juntos para defender al preciado repetidor.

En lo que a gráficos, sonidos y demás elementos del DLC, estos son los mismos que podemos encontrar en State of Decay 2, por lo que no hay mucho que contar. Es un nuevo modo de juego, distinto a lo que vemos en el modo normal, más frenético, de gatillo fácil y en ocasiones más divertido.

Conclusiones

Ciertamente DayBreak no aporta gran cosa, no es que ofrezca una contenido extra que transforme o afecte terriblemente al juego, ni me da la impresiòn de que lo intente hacer. Por el contrario es un estilo distinto al que encontramos en el mundo abierto de State of Decay 2, que para mi particularmente me ha supuesto una bocanada de aire fresco, permitiendo que me despache a gusto sin tener que estar tan pendiente de gastar munición y tener que recorrer un largo camino para sustituirlo. Cierto es que no es cuestión de estar todo el rato con el dedo en el gatillo, pero si que permite una mayor acción. Donde antes teníamos que guiarnos mas con planificación y táctica, aquí nos podemos guiar por un instinto más visceral.

Relacionado  Warhammer 40000 Inquisitor Martyr, analizamos este RPG con un toque imperial

A pesar de que no hay novedades en los enemigos, ni en como se comportan, el sistema de oleadas lo hacen mas divertido a la vez que desesperante al final. Si estás algo cansado de recorrer el mundo de State of Decay 2 y quieres probar un enfoque distinto, Daybreak te da esa opción. Eso si, previo pago de 9.99€

State of Decay 2: Daybreak

9.99€
7.8

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

8.0/10

Banda Sonora

7.5/10

Duración

7.5/10

A favor

  • Lucha frenetica
  • Se sale de la rutina del juego

En contra

  • Poca variedad con respecto a lo visto
  • Se agradecería un mayor número de oleadas y un aumento de la dificultad más progresivo

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro
Pedro
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.