Estas leyendo
OnRush, analizamos esta locura de juego ¡Agarrate a la silla!

OnRush, analizamos esta locura de juego ¡Agarrate a la silla!

Hay juegos que están pensados solo para pasar un tiempo de locura y diversión, esta es la propuesta que nos hace Codemaster con OnRush, un juego que entra dentro de la clasificación de carreras pero que realmente es algo más, pura y simple diversión dejando de lado todo lo demás. Nuevamente hemos pasado por nuestros filtros este título y ya tenemos lista nuestra review, no te la pierdas y sigue leyendo.

Locura sobre ruedas y mucha diversión

He de reconocer que me encuentro ante uno de los títulos con los que mas me he divertido jugando. De inicio Codemaster nos sitúa ante un aparente juego de velocidad donde debemos competir en una serie de pruebas en las que tenemos distintos modos de juego. Lo cierto es que es mas fácil definir OnRush como un juego en el que la velocidad, el desmadre y un poco de locura son sus bases. No estamos ante un típico título donde lograr medallas o conseguir llegar el primero a la meta, en OnRush prima pisar a fondo el acelerador, usar el “Impulso” de nuestra maquina y prepararnos para la diversión, ya que eso es lo que vamos a tener con este juego.

OnRush, analizamos esta locura de juego ¡Agarrate a la silla!

Como es habitual comenzaremos escogiendo nuestro personaje y su equipación, en este aspecto el juego nos ofrece varios personajes que apenas podemos personalizar ya que no son los protagonistas. Podremos cambiar el aspecto en poco mas que su atuendo, sus habilidades acrobáticas sobre una moto y su baile de celebración. Todo ello con opciones gratuitas pero la mayoría requieren lograr “creditos” durante el juego para desbloquearlas o bien conseguirlas logrando cajas que nos irán concediendo en base a nuestro progreso. Del mismo modo contamos con una serie de vehículos divididos en categorías que podremos usar en los distintos modos del juego. Aquí también podremos personalizar su aspecto e incluso lograr nuevos vehículos, pero ahí acaba las opciones de personalización. Un punto en el que hubiéramos agradecido alguna posibilidad de mejorar los aspectos mecánicos, pero que no se nos brinda.

Una amplia variedad de modos y escenarios donde competir.

OnRush, analizamos esta locura de juego ¡Agarrate a la silla!

Recientemente el juego se ha actualizado y ha aumentado las opciones de juego pudiendo escoger entre Superestrella, donde jugar para conseguir el Trofeo de Fundadores OnRush solo o con amigos; Partida rápida, donde competir con online con otros jugadores; Partida personalizada, en el cual escogeremos jugar en solitario o en modo cooperativo en la pista y modo que escojamos; y Formación, donde podremos entrenar nuestras habilidades en cada uno de los ocho tipos distintos vehículos disponibles. En un futuro se añadirá el torneo Clasificatorio, pero este de momento no está disponible.

Relacionado  Juegos destacados que se lanzan en junio de 2018

Sin duda Superestrella y Partida rápida son los mas usados y es donde tenemos la acción. En el segundo nos uniremos a partidas de distinto modo para competir online, mientras que en el primero tenemos varios grupos de eventos que se irán desbloqueando según consigamos superar cada uno de los anteriores.

OnRush, analizamos esta locura de juego ¡Agarrate a la silla!

Partidas competitivas y espectaculares

OnRush nos hace competir en dos grupos de seis jugadores, por lo que realmente los logros son grupales aunque tenemos también logros individuales en cada carrera. Aunque de inicio parece que hay poca variedad de escenarios, según avanzamos nos damos cuenta que esto no es así y tenemos escenarios tan distintos como bosques, paisajes industriales o hermosas playas. También el avance nos da acceso a competiciones nocturnas o escenarios nevados, l que hace que escenarios ya conocidos adquieran una nueva vertiente con nuevos desafios.

La forma de competir es simple, tenemos que pisar a fondo el acelerador y lograr la meta que casa modo de juego nos plantea. Para ello contaremos con un sistema de “Impulso” que permite que nuestro vehículo cuente con una potencia extra el cual conseguiremos con acrobacias, derrapando, recogiendo placas de coches que han chocado o acabando con la “morralla”, vehículos que no pertenecen a nuestro equipo ni al rival y que están ahí para que nos sirvan de carnaza. También contamos con un habilidad el “Rush”que iremos rellenando al tiempo que el impulso y que depende del tipo de vehículo, algo que podemos ver y entrenar en el área de Formación. Este impulso permite que asistamos a otros jugadores con potencia extra, que derribemos a adversarios, situemos una especie de “barreras” con las que chocarán y perderán velocidad o dejará una estela que les hará resbalar.

Cuatro modos distintos de diversión

En cuanto a los modos de juego tenemos también variedad a disfrutar, cada uno con un sistema de puntuación distinta que nos permitirán ganar al equipo rival. Se hubiera agradecido un par más, pero los que hay están bien escogidos.

  • Overdrive es el sistema mas básico de carreras y consiste en competir acumulando el mayor número de impulsos posibles y gastarlos logrando más puntos para tu equipo.
  • Countdown o cuenta atrás, donde debemos de atravesar una serie de puertas  para lograr más tiempo en nuestro casillero, si nos quedamos sin tiempo el punto va para el equipo rival, mientras que si conseguimos que sean ellos los que se queden sin tiempo el punto ira para nuestro equipo.
  • Switch, el juego del gato y el ratón donde empezaremos compitiendo en moto y deberemos aguantar el máximo tiempo posible vivos, cuando nos destruyan cambiaremos de vehículo hasta un total de tres cambios, el equipo que logre aguantar mas será el ganador así que no viene mal acabar con nuestros oponentes para obligarles a agotar sus cambios.
  • Lockdown, en este modo aparecerán un número de zonas que deberemos ocupar con mas vehículos que nuestros rivales.
Relacionado  Analizamos el Razer Wolverine Tournament Edition para Xbox One y Windows 10

Jugabilidad con algunos peros

OnRush es destrucción y velocidad, olvidate de realismo. En cuanto al sistema de controles no podemos decir mas que parabienes, funciona a la perfección y nos permite controlar los vehículos sin problemas. En cuanto al aspecto físico en general el sistema de juego es para olvidarse de cualquier pretensión de realidad, hasta el punto de resultar a veces cuanto menos extraño. Podremos caer de grandes alturas, realizar choques sin que nos afecten, y un largo etcétera de cosas que van contra cualquier norma, esto en general es parte de la diversión y lo tenemos que tener presente. Sin embargo a veces puede resulta chocante ver como algunos golpes bastan para acabar con nosotros o cuando nos llevamos por delante un vehículo y resulta que somos nosotros los dañados de forma inexplicable.

Unos gráficos y música de calidad

Por otro lado tenemos unos gráficos con escenarios muy logrados y buenas ambientaciones con obstáculos en el camino que nos pondrán las cosas difíciles, pero que también nos permiten usarlos para dañar a nuestros rivales. Los vehículos y personajes están bien modelados sin que tengamos un exceso de detalle, con mucho colorido, unas animaciones espectaculares y un conjunto que se aprecia mejor en dispositivos como la Xbox One X, ya que viene mejorado para la consola de Microsoft y cuenta con soporte HDR 10 y 4K Ultra HD. El aspecto visual es simplemente impactante, el colorido, los efectos, la sensación de velocidad hacen que no podamos quejarnos de este punto dejándonos una gran impresión.

Una parte fundamental del juego es su banda sonora, no por los propios sonidos de los vehículos, si no por la música acelerada, dinámica y con muy acertadas elecciones que hacen que la locura y desenfreno del juego se acentué. El conjunto simplemente se compenetra a la perfección, consigue que tus emociones se disparen y te veas exultante conduciendo como un loco temerario chocando contra todo lo que se te ponga por delante.

Relacionado  myMail, análisis de la aplicación de gestión de correo electrónico

Multijugador online, un plus para continuar

La inteligencia artifical del juego está muy lograda, los contrincantes y compañeros son creíbles y cumplen con su labor a la perfección. Sin embargo si nos aburrimos de ello el poder hacer uso del sistema multijugador online le da ese plus que nos mantiene enganchados. Aunque la IA cumple también está falta de esas imprevisiones que podemos encontrar jugando con otros jugadores, por lo que se agradece poder competir contra nuestros iguales y es algo que se nota.

OnRush, analizamos esta locura de juego ¡Agarrate a la silla!

OnRush, nuestra conclusión

Se agradece este tipo de juegos donde te olvidas de física, realismos o detalles y te centras en disfrutar de la adrenalina y la diversión. Bien cierto es que hay puntos que te dejan un mal saber de boca, como cuando te eliminan de una forma ridícula como que vayas en una vehículo casi acorazado y al embestir un pequeño vehículo este acabe contigo. También se agradecería algún tipo de “sistema de progreso”, opciones para personalizar nuestros vehículos y algún modo mas de juego.

Dicho esto, la sensación general es de un gran juego, un sistema puro de diversión que te engancha y que incluso cuando comienzas a sentir un deja vu con los escenarios, siempre puedes encontrar ese punto que hace que la diversión no decaiga y te engancha. Sin duda es uno de esos juegos que recomiendas con los ojos cerrados si lo que se busca es pasar un rato divertido.

OnRush

69.99€
8.6

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

8.5/10

Sonido

9.0/10

Duración

8.5/10

A favor

  • Mucha diversión
  • Unos modos de juego bien elegidos
  • Amplia variedad de escenarios
  • Distintas condiciones clímaticas de horarias
  • Una banda sonora que acompaña a la perfección

En contra

  • La física a veces se ve absurda
  • Se agradecería opciones para mejorar los vehículos
  • Cuatro modos al final se quedan cortos

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro
Pedro
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.