Estas leyendo
I Hate Running Backwards, análisis de este mata hordas

Desde la pasada Gamescom 2017 de Colonia nos quedamos con este nombre, I Hate Running Backwards, un juego que nos transportó a los clásicos de antaño, de los juegos de máquinas recreativas, juegos que estaban lejos de los súper gráficos 4k, simplemente estaban por que se tenia que ver algo, pero que todo su foco estaba en la jugabilidad, este es el caso del título que os analizamos a continuación.

Binx Interactive y Devolver Digital nos proponen un clásico de los de “yo contra todo lo que se mueve” pero con algunas propuestas interesantes que le darán un aire moderno y desafiante.

En I Hate Running Backwards lo primero que nos llama la atención y nos confunde es su manera de desplazarnos ya wue en este tipo de juegos lo normal es que cambiemos de frente y surjan cosas delante de nosotros, en este caso el scroll será al contrario (nosotros nos situaremos en la parte superior de la pantalla y todo surgirá a nuestros pies) Parecerá una tontería pero esta diferencia nos dejará un tanto confundidos en los primeros compases del juego.

Una vez salvado está primera piedra iremos pasando fase por fase totalmente diferentes en cuestión de montaje ya que se trata de un generador procedural, esto da lugar a que no vivamos una fase igual en ningún momento del juego, por mucho que juguemos. Eso si, no te vamos a engañar, por muy aleatorio que sea, no dejan de ser sumamente similares unas a otras.

En los primeros compases del juego dispondremos de dos muñecos o héroes para elegir, estos aumentarán a medida que juguemos, sin ir mas lejos en la primera partida sin apenas durar ya conseguimos desbloquear uno nuevo para nuestra colección. Cada personaje contará con diferentes habilidades y armas. Entre ellos tendremos a Serious Sam Lo Wang de Shadow Warrior.

“Cada personaje cuenta con diferentes habilidades y características propias de velocidad, fuerza, armamento y salud”

Los desafíos son muchos y variados y todo ello en un principio tendremos que solventarlo con una pistola muy muy básica (al menos con balas infinitas) así que prepárate para morir continuamente hasta que desbloquees nuevas armas y mejoras. También contaremos con un arma secundaria de largo alcance como metralletas o fusiles de asalto y otra de corto como escopetas. En este caso si tenemos que tener cuidado y no disparar a lo loco ya que esta munición si se gasta y podemos quedarnos si ella en el momento menos oportuno.

Relacionado  N++, analizamos la sencillez más adictiva de Metanet Software

“tendremos escudos y potenciadores a lo largo de todo el escenario que nos salvarán la vida”

De forma aleatoria desbloquearemos armas de lo mas curiosas que nos ayudarán en nuestro periplo frenético, desde paraguas que disparan balas hasta mochilas voladoras o lanzallamas, esto nos vendrá muy bien para enfrentarnos a los enemigos finales. Aquí tenemos que decir que se trata de unos enemigos que una vez aprendido los movimientos se repiten continuamente y con una buena arma no tendremos muchos problemas en eliminarlos.

En lo referente a la historia, la tiene pero tenemos que decir que pasa de puntillas dados los toques de humor y de diversión frenética que nos aporta I Hate Running Backwards. No pensaremos en la historia en ningún momento, solo nos centraremos en llegar con todos los corazones de vida al enemigo final para acabar con el pero aún así te la contamos.

Sam y sus amigos están atrapados en el continuo espacio-tiempo y deben enfrentarse al gigante Ugh-Zan y su ejército de monstruos letales. La batalla los llevará por distintos periodos y entornos: de las junglas aztecas a los desiertos de Egipto, con jefes mortíferos esperando al final de cada escenario.

I Hate Running Backwards es todo un desafío que podremos jugar acompañados, al menos de forma local (una pena que no disponga de modo online). Esto será aún más divertido por la cantidad de balas y destrucción que causaremos en toda la pantalla.

Su dificultad es elevada, incluso en fácil y sin maldiciones (una dificultades que podemos elegir antes de comenzar la partida y que nos darán mas experiencia) es extremadamente complicado y veremos la muerte cada muy poco tiempo.

Relacionado  Unboxing Sea Of Thieves Wireless Controller Edición Limitada

Gráficamente es un juego sencillo y muy colorido, al mas puro estilo pixelado de títulos como Minecraft o LEGO pero muy efectivos, ver píxeles saltar por todos lados queda realmente gracioso. En definitiva, son cumplidores y efectivos pero muy poco atractivos.

El sonido acompaña sin más y es que como sucede con la historia, a mi personalmente no me hacía falta por que no lo escuchaba, estaba tan centrado en no morir y matar a todo lo que se mueve por el escenario que perdía el concepto de la música en el. Eso si, los efectos de sonido acompañan satisfactoriamente y veremos como las explosiones, armas, animales que aparecen de pronto y demás objetos que tenemos en el escenario tienen vida gracias a ellos. Destacamos que desde el menú de opciones podemos elegir entre música normal que será mas pausada o pesada donde las melodías serás mucho mas acorde al juego.

Dispone de textos en castellano para que podamos disfrutar de las divertidas descripciones de cada personaje o armas que encontraremos en el menú de opciones y no perdamos detalle de cada uno de ellos.

Conclusión Final

I Hate Running Backwards nos hace revivir los tiempos de los arcade clásicos que los que tenemos ya una edad… lo disfrutaremos con nostalgia pero con mucha frescura para las nuevas generaciones. La rápida consecución de armas o mejoras a pesar de morir constantemente nos darán una sensación de progresión muy buena y no nos frustrará morir ya que la próxima partida seremos un poco mejores. En definitiva, una mejora muy palpable a lo probado en la Gamescom 2017 y que supera nuestras expectativas finales, muy recomendable ya que no necesitas pasar horas y horas delante de tu consola, solo juega y disfruta durante el tiempo que te apetezca.

Relacionado  Minit, analizamos la vida en 60 segundo

Puedes descargar I Hate Running Backwards para Xbox One, PS4, PC y próximamente para Nintendo Switch desde los siguientes enlaces.

I Hate Running Backwards
I Hate Running Backwards
Desarrollado por: Binx Interactive

Distribuido por: Devolver Digital

Tamaño aproximado de la descarga: 1,55 GB

Descripción: I Hate Running Backwards es un juego tipo shoot'em down que se enfoca no solo en las hordas sin cesar de enemigos, si no que ademas se enfoca en la destruccion de mundos que siempre son generados al azar.

Plataformas: Xbox One, Playstation 4 y Steam
PRECIO: 14.99 | FECHA DE LANZAMIENTO: 22/05/2018

I Hate Running Backwards

14,99 €
7.8

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Duración

8.0/10

A favor

  • Un arcade con mucha frescura
  • Escenarios siempre diferentes
  • Gran variedad de armas y personajes

En contra

  • Una dificultad algo "extrema"
  • Gráficamente mejorable
  • Su banda sonora pasa muy desapercibida

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
David Fraile
Amante de la tecnología, el fútbol, el dibujo y los perretes. Aprendiendo y enseñando día a día.