Estas leyendo
Análisis de Rocket League para Switch: la locura con coches y fútbol, ahora donde quieras

Rocket League para Switch

Rocket League se ha convertido por méritos propios en uno de los juegos más populares del panorama videojueguil, y es que Psyonix ha sabido nutrir muy bien a su juego de coches futbolístico con nuevo contenido de forma constante además de haber evolucionado muy bien desde su lanzamiento original allá por el verano de 2015. Rocket League es uno de esos juegos que abrazan la expresión “pozo de horas” y la hacen suya, además de ser tremendamente adictivo, también es competitivo a más no poder y uno de los principales contendientes del trono de los eSports. Ahora, Rocket League llega a Nintendo Switch para, no sólo traer su propuesta intacta a la sobremesa de Nintendo, si no para demostrar que su fórmula es sólida como para mantenerse intacta allá donde la lleves, nunca mejor dicho.

Su estreno hace un poco más de dos años en PlayStation 4 y PC tuvo un éxito rotundo de jugadores y crítica por su innovadora puesta en escena y jugabilidad, así como lo divertido y a la vez competitivo que resulta jugarlo. Más tarde se expandió a Xbox One y ahora a Nintendo Switch, contando las tres consolas además con contenido exclusivo como coches de Halo (en Xbox) o Twisted Metal (en PS4). Durante los últimos años, el juego ha evolucionado mucho (también en el apartado técnico mejorando en cada plataforma de forma considerable), así como en la cantidad de modos de juego o eventos anuales. También son los eSports una de sus principales ramas, algo a lo que Psyonix le ha dado mucho énfasis.

Golazos allá donde vayas

La “característica especial” de Rocket League en Switch, es la propia consola. El hecho de que podamos llevarla donde queramos, jugar tanto en modo portátil como en la TV como cualquier consola doméstica hace que la experiencia de Rocket League ahora vaya donde nos apetezca, el sueño húmedo de los fans del juego de Psyonix, sin duda. La experiencia se mantiene intacta allá donde vayas, y aunque es cierto que el control con los Joy-Con en el lanzamiento del juego era algo errático, la última actualización lo ha corregido y ahora es mucho más preciso. Jugar con los Joy-Con, sea en modo portátil o en modo TV, resulta más cómodo y natural de lo que podría parecer. Aún así, la forma ideal de jugar a Rocket League es con el Mando Pro de Nintendo Switch.

Rocket League para SwitchEl hecho de que Rocket League sea un juego tan dinámico y que entrar a jugar sea tan fácil lo hace prácticamente perfecto para Switch, y si lo juntamos con la portabilidad de la consola o la opción de encenderla y apagarla de forma instantánea como si de un móvil se tratara, hace que las típicas “partidas rápidas” cobren aún más sentido. Su apartado jugable es, como hemos dicho, el mismo que en cualquier otra plataforma. Es una de sus señas de identidad y virtudes más grandes, ya que el juego puede engancharte o gustarte sin ni siquiera gustarte el fútbol. Parte de la culpa de esto lo tiene su facilidad de control y la baja curva de aprendizaje para jugar por diversión, algo que recuerda a Mario Kart o Crash Team Racing.

Relacionado  I Expect You Die, analizamos esta aventura de espías VR

Psyonix ha comentado más de una vez que ciertos juegos les inspiraron para acabar con lo que hoy conocemos como Rocket League, y es fácil notar como los dos mencionados anteriormente están entre esas inspiraciones. Mario Kart o CTR son juegos fáciles de jugar, en los que cualquier persona puede pasárselo bien en cualquier momento, pero aún así no son fáciles de dominar. Rocket League tiene parte de esa aura de facilidad y simpatía con el jugador en la que nos tienta a jugar amistosamente unos partidos e intentar marcar algunos goles, ya que al fin y al cabo, sus controles son tan básicos como acelerar, turbo, saltar y dirigir. Pero cuanto más te adentras en el juego, más crece el reto. Subir de nivel, mejorar nuestros remates o llegar a jugar partidas competitivas ya es otro nivel completamente diferente en el cual deberemos echar muchas más horas de práctica. Cada salto, aceleración o remate pueden marcar una diferencia en el partido, y sobretodo si hablamos del ámbito competitivo.

rocket leagueRocket League cuenta con todo el contenido lanzado previamente en otras plataformas (además de los coches exclusivos de Mario, Luigi y Samus de Metroid con sus respectivos sonidos y efectos especiales), donde encontramos modos como 3vs3, 4vs4, 2vs2, 1vs1, Baloncesto, Rumble o Dropshot, entre otros. También cuenta con una de las novedades más recientes del juego y que más alegrías está dando: el cross-play. La habilidad de poder jugar con jugadores online de otras plataformas no es algo nuevo, pero Rocket League mezclará ahora a jugadores de Xbox, PC y Switch. Para identificarlos, el icono de usuario será “PSYNET”, y a decir verdad funciona a las mil maravillas. Esto es sin duda un avance grande para el mundo de los videojuegos y Nintendo parece estar apoyando mucho este tipo de iniciativas. Minecraft es otro juego que también contará con cross-play en Switch en un futuro, ya que Microsoft es otra de las grandes compañías en la apuesta por el multijugador multiplataforma. Aún así, de momento no es posible jugar con amigos de otras plataformas en partidos online, solo en partidos privados con bots, pero sí confirmaron que están trabajando en ello.

Relacionado  Un RPG de Pokémon llegará a Nintendo Switch en 2018

Aspecto audiovisual prometedor, pero mejorable

El port, realizado por Panic Button (estudio encargado también del port de DOOM en Nintendo Switch), ha tenido que sortear algún que otro bache en el apartado técnico y visual, y ciertos aspectos se han quedado en el camino. Si bien es cierto que Psyonix ha confirmado que trabajarán para mejorar el juego y optimizarlo para la plataforma, la actual versión resulta algo modesta comparándola con las de Xbox One o PlayStation 4. El primer y principal problema de esta limitación es el motor gráfico utilizado en el juego: Unreal Engine 3. La versión 3 del popular motor gráfico no está soportada oficialmente en Nintendo Switch, ya que quedó anticuada y sustituida por la versión 4. Esto ha hecho que Panic Button y Psyonix hayan tenido que adaptar la versión utilizada a Nintendo Switch, una tarea bastante pesada que, obviamente, ha repercutido en el ámbito visual.

Rocket League para SwitchEste es el principal motivo de que tengamos una resolución de 720p con la consola en modo TV y una resolución dinámica de unos 576p en modo portátil. Probablemente, el uso de Unreal Engine 4 habría dado mejor resultado en este apartado, pero trasladar todo un juego de una versión a otra también es una tarea titánica que quizás ahora mismo no es rentable entrar a valorar. Sin embargo, hay algo que no se pierde y es la fluidez del juego: en todo momento contamos con 60 fotogramas por segundo y eso hace que el dinamismo de Rocket League no se pierda. Si bien es cierto que hay ciertos bajones aquí y allá, en líneas generales son bastante sólidos. Ciertos efectos como la iluminación dinámica, partículas o ciertas sombras también se han perdido en el camino, pero todo ello tiene que ver con la optimización del motor en la consola de Nintendo.

Especial mención al apartado sonoro, muy bien trabajado por Psyonix. Tengo la suerte (o no, según gustos) de jugar a mis consolas en el salón con un equipo 5.1 conectado a ellas, y tengo el defecto de fijarme mucho en cómo y de que manera aprovechan los juegos el Dolby Digital o DTS de turno. En este caso me he llevado una grata sorpresa y todo el audio del juego está muy bien mezclado por los cinco canales, así como su genial música que acompaña al menú principal y ya se ha convertido en todo un éxito relacionado al juego.

Relacionado  FIFA 18, analizamos la nueva entrega futbolística de EA Sports

Pura locura y diversión

Rocket League se adapta perfectamente a Nintendo Switch, abrazando la plataforma y resultando un éxito en ella. Actualmente está, desde su lanzamiento en noviembre, entre las tres primeras posiciones de lo más descargado, y es que como hemos dicho, su facilidad y rapidez a la hora de jugar combina perfectamente con la facilidad de encender y ponerse manos a la obra de la consola. Es cierto que el apartado audiovisual es bastante mejorable, y confiamos en que Psyonix sea capaz de optimizar e ir mejorando el juego para conseguir una resolución y aspecto visual mucho mejores que el actual. Es algo que ya pasó en otras plataformas, y el lanzamiento en Xbox One también estuvo rodeado de polémica por el mismo asunto, pero la gente del estudio lo supo solucionar y no vemos motivo para que no lo puedan conseguir aquí.

Su jugabilidad se mantiene sólida y la diversión está asegurada, además de contar con todo el contenido del resto de ediciones y las expansiones que están puestas a la venta con coches como el Batmóvil, el DeLorean de Regreso al Futuro o coches de la famosa franquicia Fast and Furious. Tenemos también multitud de personalizaciones, colores del coche, antenas, colores de turbo, efectos de gol o incluso materiales del coche para poder hacer nuestro bólido a gusto. Todos los mapas y modos están también presentes, y en definitiva, todo el contenido del juego que puedas encontrar en cualquier plataforma, pero ahora también donde quieras.

Rocket League
Rocket League
Desarrollado por: Psyonix - Panic Button

Distribuido por: Psyonix

Tamaño aproximado de la descarga: 3735,03 MB

Descripción: El multigalardonado Rocket League® es un frenético híbrido de fútbol y conducción con una dinámica de juego fuertemente basada en las leyes de la física. Salta al campo para experimentar el completo modo offline, los diferentes tipos de juego, las partidas online competitivas e informales* y los 'Mutators' especiales con los que podrás cambiar las reglas a tu antojo. ¡Exprésate con las amplias posibilidades de personalización y lucha contra rivales en otras plataformas*! Rocket League para Nintendo Switch contará con vehículos de combate inspirados en Mario, Luigi y Metroid.

Plataformas: Nintendo Switch, PlayStation 4, Xbox One y PC
PRECIO: 19,99€ | FECHA DE LANZAMIENTO:

Rocket League

8

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

6.5/10

Sonido

8.5/10

A favor

  • Jugabilidad a prueba de bombas
  • Fluidez general y 60 fotogramas mayormente sólidos
  • Diversión y frenetismo asegurados
  • Se ajusta perfectamente a las posibilidades de Switch

En contra

  • Aspecto gráfico recortado por la versión del motor gráfico
  • Ciertos tirones en rendimiento

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Eric Herranz
Eric Herranz
Editor en OneTech y OneWindows. Escribo cosas, hago cosas, y me gustan la música y el cine. Y muchas otras cosas. Ah, y la tecnología, claro. Si no, ¿Qué haría aquí?