Estas leyendo
Philips y NH nos presentan el hotel del futuro que se adapta a cada cliente

Philips y NH nos presentan el hotel del futuro que se adapta a cada cliente

Si eres asiduo a usar hoteles habrás notado que ya están muy lejos de lo que estábamos acostumbrados a ver hace unos años. Las distintas cadenas buscan fidelizar a sus clientes no solo en base a precios, sino sobre todo en base a hacerles sentir lo mejor posibles y hacer de cada estancia un momento único.

En pro de lograr la mejor estancia para sus clientes NH Hotel Group y Philips Lighting se han unido para crear las Mood Rooms, un nuevo estilo de habitaciones que usan la tecnología para crear ambientaciones que se adaptan no solo a las necesidades de casa cliente, sino incluso a sus emociones.

Mood Rooms, el hotel del futuro

Para dar a conocer esta nueva propuesta futurista se ha elegido uno de los estandartes de la hotelería en Madrid, el Hotel Collection Eurobuilding. En ellas se han presentado las nuevas habitaciones Mood Rooms que se rigen por tres ideales: personalizar las experiencias del huésped, tecnología conectada y sostenibilidad.

¿Cómo funciona este hotel del futuro? Pues mediante el uso de Philips RoomFlex, un sistema configurable de sensores integrados con la iluminación, calefacción y aire acondicionado, música, cortinas y otros dispositivos conectados. El huésped podrá mediante un panel de control seleccionar escena de iluminación y temperatura en base a sus preferencias personales.

“Es necesario que el hotel del futuro tenga en cuenta como factores clave la sostenibilidad, la conectividad y la experiencia del cliente” Hugo Rovira, Managing Director Southern Europe and USA. “Gracias a las nuevas tecnologías de iluminación conectada, es posible abordar todos estos aspectos y ofrecer una experiencia realmente inolvidable.”

Una escena personalizada para el huésped

Las Mood Rooms con Philips RoomFlex, ofrecen un sistema dinámico en el cual el cliente puede escoger la mejor ambientación en base a sus preferencias o estado de animo controlando la tonalidad e intensidad de la luz y hasta el hilo musical. La idea es ofrecer a cada cliente un ambiente ideal para cada momento, ya sea para trabajar, relajarse, animarse o simplemente desconectar.

Esta propuesta no se limita al entorno de la habitación, sino que se lleva más allá ofreciendo siempre las condiciones idóneas para cada ocasión. Incluso también en la ducha mediante el sistema Emotional Shower, el cual permite crear lo que llaman una “experiencia multi-sensorial” que personaliza el sonido, luz y agua, para que incluso en ese momento podamos escoger qué tipo de ducha queremos tomar, ya sea una ducha relajante antes de ir a dormir o una ducha revitalizante para recargarnos las pilas antes de ir a trabajar o afrontar una reunión.

Está claro que el Internet de las Cosas y la conectividad que ello conlleva va a afectar a todos los pasos de nuestra vida, incluso cuando nos hospedamos en un hotel.

Sobre El Autor
Pedro
Pedro
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.