Estas leyendo
Nokia 3, analizamos la gama de entrada de la nueva Nokia

Nokia 3 Android

La mítica marca Finlandesa ha regresado de la mano de HMD Global al mundo de los smartphones. Tras su fallida apuesta por usar Windows Phone en sus terminales, finalmente vemos terminales Nokia luciendo el sello del sistema Android (con permiso del Nokia X). Hemos podido probar el Nokia 3, el terminal de gama económica de esta nueva etapa y os contamos nuestras impresiones. ¿Nos ha gustado? ¿nos ha decepcionado? a continuación os lo detallamos todo.

Nokia 3, diseño marca de la casa

No creo que sorprenda a nadie el que me reconozca fan de Nokia, por mis manos han pasado un gran número de sus smartphones y ello ha hecho que al ver el Nokia 3 no pueda por menos que pensar en el Nokia Lumia 925, un terminal con el que a primera vista guarda un parecido razonable.

Para este terminal HMD ha escogido un diseño con una trasera de policarbonato y un marco de aluminio, lo que le da la apariencia de pertenecer a una gama superior a la que sus especificaciones delatan. Podemos encontrarlo en diferentes combinaciones de colores, nosotros hemos probado el modelo en blanco plata, pero también lo puedes ver en negro mate, azul templado o blanco cobre.

Especificaciones Nokia 3

Sistema Operativo:

Android 7.0

Pantalla:

IPS LCD 5.0 pulgadas con resolución HD (1280×720 píxeles).
Formato 16:9 – 450 nits – 294 ppp
Gorilla Glass

Procesador:

Mediatek 6737 de 4 núcleos a 1.3 GHz.

RAM

2 GB

Almacenamiento:

16 GB
Soporte microSD hasta 128GB

Batería:

2.630 mAh

Cámaras:

Trasera de 8 MP AF, 1,12 um, f/2, flash LED
Frontala de 8 MP AF, 1,12 um, f/2, FOV 84 grados

Redes y conectividad:

Velocidad de red LTE Cat. 4, 150 Mbps DL/5 0Mbps UL
Redes GSM: 850/900/1800/1900, WCDMA: Banda 1, 2, 5, 8, LTE: Banda 1, 3, 5, 7, 8, 20, 28, 38, 40
Micro-USB (USB 2.0), USB OTG, Wi-Fi
NFC

Otros:

Tamaño 143,4×71,4×8,48 mm (8,68mm con reborde de la cámara)
Peso: 148 gramos.

En la parte trasera se aloja la cámara y bajo ella el flash LED que la acompaña, los cuales están en un área ligeramente resaltada; además y centrado tenemos el logo de Nokia, no habiendo nada más en esa parte. En los laterales tenemos en la parte derecha superior los botones de volumen y encendido/apagado, en la parte izquierda las bandejas para las tarjetas microSD y nano SIM, a las que se accede con una llave que hace que “salten” las bandejas. En la parte superior del perfil tenemos el conector jack y en la inferior el conector microUSB que viene junto a un altavoz. Personalmente es una configuración que me es muy cómoda y me parece de las más funcionales.

Nos queda el frontal, en esta zona tenemos una pantalla IPS LCD de 5 pulgadas la cual está enmarcada ostensiblemente, sobre todo en la parte superior e inferior, donde la cámara frontal más un altavoz se alojan en la zona superior y tres botones capacitivos en la parte inferior, los cuales no son retroiluminados y hacen que su uso sea confuso en condiciones de oscuridad.

En líneas generales el diseño está muy logrado, el frontal no es lo mejor, pero tampoco es peor que la media de este rango. Sus líneas redondeadas y suaves, los materiales escogidos, la ergonomia general y su peso de solo 140 gramos y dimensiones (143,4 x 71,4 x 8,5 mm) hacen que su uso diario sea agradable y muy cómodo, aquí huele a Nokia.

Un hardware comedido y demasiado justo

Aquí es donde comenzamos a darnos cuenta de que estamos ante un terminal de 159€ y es que el hardware escogido es el justo para dar una experiencia acorde a lo que pagamos. El Nokia 3 monta un procesador Mediatek 6737 de cuatro núcleos a 1,3 GHz, una memoria RAM de 2 GB y un almacenamiento interno de 16 GB, el que seguramente terminemos ampliando con una tarjeta microSD, que puede ser de hasta 128 GB, ya que el sistema solo ya ocupa 6.23GB.

Lo cierto es que inicialmente el terminal responde bien y parece que este hardware es suficiente para las necesidades habituales, sin embargo al poco te vas dando cuenta que a veces le lleva un tiempo el realizar algunos procesos algo exigentes como mover algunos juegos o procesar las fotografías que tomamos, pero también otras más simples como el simple hecho de iniciar algunas aplicaciones. No es que sea una cosa exagerada, pero ahí vemos como aparecen algún retardo y se le hace pesado el proceso, algo que repercute negativamente en la experiencia final de uso y que denota que tal vez se debería haber optado por subir el listón al escoger el procesador.

No podemos dejar de lado un apartado tan importante como es el de la conectividad donde el Nokia 3 presume de tener NFC, 4G/LTE categoría 4 con velocidad de bajada de 150 Mbps y 50 de subidaconector Micro USB 2.0 con soporte USB OTG y Bluetooth 4.0.

Pantalla en la línea de lo esperado

La pantalla es el alma de un smartphone, con ella accedemos a todo lo que nos ofrece el dispositivo y puede decantar nuestra opinión en favor o en contra. Nokia se ha decantado por incorporar un panel IPS LCD de 5 pulgadas con un cristal esculpido en 2.5D y protegido con Corning Gorilla Glass. La resolución es HD de 1280 x 720 píxeles en formato 16:9 con 450 nits, ¿pero cumple?, veámoslo.

Al ser una pantalla estándar no ha habido sorpresas, Nokia ha ido sobre seguro y cumple sin destacar. Personalmente lo veo algo bajo de brillo pero no es algo que moleste demasiado, al menos hasta que sales a la calle, en ese instante hay momentos en los que a veces se aprecia en exceso y dificulta el ver correctamente que hay en la pantalla. Dicho lo cual no podemos negar que en el resto de condiciones apreciamos que ofrece unos buenos colores, definición y da la cara con los ángulos de visión.

Por otro lado comentar que la protección Corning Gorilla Glass le da siempre un plus, pero no sabemos hasta qué punto pues no conocemos la versión que incorpora, solo podemos decir que en el uso que le hemos dado no hemos apreciado ningún daño evidente. En resumen, en general podemos decir que estamos ante una pantalla correcta, muy cumplidora para el rango y precio del terminal que analizamos.

Nokia 3 analisis interfaz

Android puro y duro

Uno de los aspectos que se destacaron en la presentación de los nuevos Nokia es que estos contarían con Android 7.0 puro, nada de añadidos innecesarios, si alguien quiere personalizar su terminal que lo haga ya que Nokia no añade nada de su parte. Esto significa que las actualizaciones nos llegarán antes, hasta el punto de que al poco de recibirlo a finales de Julio se nos actualizó con el parche lanzado por Google para ese mes.

Como resultado de esta falta de capas nos vemos ante una interfaz limpia en que tenemos las aplicaciones de Google y poco más, un entorno idílico para los que gusten de tener su terminal a su estilo, sin tener que soportar aplicaciones preinstaladas de los distintos fabricantes y una capa de personalización que acabe retrasando la llegada de las nuevas versiones de Android.

Nokia 3 cámara

8 MP de cámara, tanto frontal como trasera

Nokia siempre ha presumido de tener muy buenas cámaras, tanto en la gama más alta (quien no recuerda al Lumia 1020 o el Nokia 808) como también en las gamas media y baja. Sin embargo, los gama alta tenían un gran compañero y es que estos solían ir acompañados de la óptica Zeiss que en este caso no está, aunque llegará en los futuros lanzamientos. El Nokia 3 cuenta con la misma cámara con autoenfoque de 8 megapíxeles con una apertura f/2.0 tanto en la parte frontal como en la trasera; las diferencias viene por la presencia de un flash LED en la parte trasera y un campo de visión de 84 grados en la frontal.

En lo que a cámara trasera con buena iluminación natural la calidad de las fotografías no es mala, cumple correctamente y mejora mucho si usamos el HDR, ofreciendo colores más naturales y nitidos. Sin embargo en cuanto la luz decae o en interiores con luz artificial se aprecia ostensiblemente el ruido en la imagen, se ve que en esas condiciones el Nokia 3 no está en su elemento.

La cámara frontal no difiere en exceso de la trasera al ser prácticamente idénticas, sin embargo también es cierto que hasta hace poco estábamos acostumbrados a cámaras “para salir del paso” y los 8 megapíxeles que monta el Nokia 3 se agradecen a la hora de tomarnos un selfie.

La aplicación de cámara si bien no  es de las más completas, sí nos permite seleccionar el modo de captura, pudiendo dejarla en automático o bien escoger la opción personalizada que nos permite acceder al modo manual, en el tenemos la posibilidad de jugar con algunos valores y modos, como el Macro, el panorámico, variar la ISO, balance de blancos y el enfoque.

Como siempre lo mejor es verlo por lo que os dejo unas muestras a continuación, aunque tiene mas en nuestra cuenta de Flickr:

 

Una batería que se podría mejorar

La batería integrada del Nokia 3 es de 2630 mAh, que debería ser suficiente para lo exigido por la mayoría de los usuarios para acercarse al día de uso si este es moderado. Sin embargo para un uso más intenso a duras penas lograremos que lo alcance, algo que además se ve penalizado por un modo ahorro que apenas se nota al activarlo. Si vemos que nos quedamos sin batería podemos bajar el brillo de la pantalla, desconectar cosas como el Bluetooth o Wi-Fi, asegurarnos de que estén todas las aplicaciones cerradas y poco más.

Por otro lado decir que no dispone de carga rápida, por lo que tendremos que tener algo de paciencia a la hora de cargar.

Conclusiones finales

Tras disfrutar del Nokia 3 durante unas semanas puedo decir que estamos ante un terminal promedio de la gama de entrada, cuyas armas principales para atraer a los consumidores son tres: un diseño destacable, Android Puro y una marca que tira de nostalgia. Si bien es cierto que a primera vista enamora por sus lineas suaves, los marcos metálicos y ese aspecto de tener un teléfono de una gama más alta que la que es, con el paso del tiempo y el uso el Nokia 3 adolece de un rendimiento algo pobre. HMD habría debido apostar por un mejor hardware para ofrecernos un terminal a la altura de lo que esperábamos y que acompañase al buen diseño.

Con este terminal se me queda un sinsabor de “esperaba más”. por otro lado siempre me ha dado la impresión de que estos primeros lanzamiento de los nuevos Nokia han sido más bien un tanteo del mercado y de la aceptación que tendría el regreso de la mítica marca, por lo que da la impresión de que los nuevos modelos estarán a mayor altura. De momento esto es lo que nos ha parecido el primer “nuevo” Nokia Android que hemos probado a fondo.

Nokia 3

Nokia 3
7.2

Pantalla

8/10

Rendimiento

7/10

Bateria

7/10

Diseño

8/10

Cámaras

7/10

Relación Calidad-Precio

8/10

A favor

  • Diseño
  • Precio
  • Android Puro

En contra

  • Rendimiento
  • Batería

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro
Pedro

Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.

  • Patricio Cardenas

    Pienso lo mismo que ustedes, que los primeros modelos Nokia fueron para tantear el mercado y ver que tal les respondían antes de arriesgarse de lleno a lanzar un gama alta a las prisas y que fuese una decepción. Me parece que han sido inteligentes y que sus primeros pasos son positivos y prometedores ya que no vienen con las manos vacías y lo digo en el sentido de que tienen cosas que ofrecer aparte de terminales de buena construcción como en el caso del Nokia 8 y el Ozo Audio. Espero pronto se anuncien nuevas patentes y tecnologías para futuros terminales de Nokia que le tenía ganas al Nokia 8 pero también al Galaxy S8 y tras ver una buena oferta me decanté por este último y estoy contento con la compra y el cambio que he hecho para bien. Saludos.