Cuando Microsoft lanzó su primer Surface todos coincidimos en que era uno de los mejores dispositivos presentados en mucho tiempo, tanto por diseño como por prestaciones. Por eso éramos muchos los que cuando la compañía incursionó en el mercado de los smartphones le pedíamos un Surface Phone, dispositivo del que estuvimos años escuchando rumores hasta que se materializó en forma del Surface Duo, aunque con un formato muy distinto del que se esperaba.

Microsoft deja de dar soporte al Surface Duo, su primer plegable Android

Microsoft quería innovar y volver a romper moldes apostando por un nuevo formato, a medio camino entre un smartphone plegable y una tableta de doble pantalla. El resultado fue dispar y nunca terminó de convencer, más aún cuando su precio hacían de él un dispositivo prohibitivo para muchos.

De este lanzamiento hace ya tres años y hoy la compañía da la puntilla a este modelo al dar por finalizado su periodo de soporte, ya que como podemos ver en su web, a partir del 10 de septiembre el Surface Duo original ya no recibirá mas actualizaciones. Por otra parte su sucesor, el Surface Duo 2, aún lo mantendrá hasta el 21 de octubre de 2024, pero dado que solo ha recibido una actualización a día de hoy, su futuro no parece mucho mejor.

Surface Duo

Así el Surface Duo finaliza su existencia con Android 12L, ya que la compañía no ha llegado a lanzar una actualización que le llevase a Android 13, lo que representa que para el que se supone sería un dispositivo rompedor solo se han lanzado dos actualizaciones de sistema.

Con datos así no es de extrañar que haya pasado por el mercado sin pena ni gloria, muy lejos de alternativas como los Galaxy Z Fold u otros modelos plegables de tipo libro. Todo indica que estamos ante otro fracaso anunciado de Microsoft en el mercado de los smartphones, donde parece no encuentra su lugar.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.