La experiencia nos ha dejado a todos claros la importancia de mantener un hogar con el ambiente lo más saludable posible, algo que en muchos casos para por disponer de purificadores de aire en nuestras casas. Diversos estudios afirman que con las altas temperaturas que estamos sufriendo aumenta los niveles de partículas (PM), dióxido de  nitrógeno (NO2) y ozono troposférico presentes en el aire, además de que las concentraciones de formaldehído en interiores se incrementan hasta 20 veces, lo que hace aún mas necesario tener en cuenta la calidad de las estancias donde pasamos la mayor parte del día.

Ocho consejos de Dyson para mantener un ambiente saludable en el hogar 25

Dyson es una de las marcas referencia en este segmento, contando en su haber con productos como el Dyson Purifier Cool Formaldehyde, el purificador diseñado para capturar partículas ultrafinas y alérgenos, destruyendo incluso compuestos orgánicos volátiles como el formaldehído, por lo que son una fuente muy fiable a la hora de hablar de salud ambiental en interiores. Hoy nos ofrece ocho consejos con los que ayudarnos a mantener nuestro hogar con un aire más limpio y saludable.

8 tips de Dyson para lograr un ambiente saludable en el hogar 

1. Ventilar con cabeza 

Es recomendable comprobar regularmente la contaminación del aire exterior y las concentraciones de polen para evitar abrir las ventanas cuando sus niveles sean elevados. Por ejemplo, es útil cerrar las ventanas a primera hora de la mañana y por la noche, teniendo especial cuidado durante la temporada estival. 

2. Espacio sin humos 

Lo más importante para mejorar la calidad del aire interior es mantener un hogar sin humo. De esta forma se reduce la exposición a altas concentraciones de partículas y gases nocivos. En los hogares con fumadores, las concentraciones de partículas finas son de dos a tres veces mayores que en las casas sin fumadores. 

3. Elegir el mobiliario correcto 

Muchos productos de consumo como alfombras y muebles emiten pequeñas cantidades de formaldehído, una sustancia química incolora, inflamable y de olor fuerte que se usa para fabricar materiales y producir muchos productos del hogar. Además de mantener las habitaciones bien ventiladas cuando se introduzcan por primera vez muebles o alfombras nuevas en casa, sería adecuado elegir suelos de superficie dura en lugar de alfombras, comprar muebles de segunda mano (al cabo de unos años, los productos dejan de desprender formaldehído), o buscar colchones fabricados con materiales naturales, como el algodón, la lana y el látex natural.

4. Deshacerse del polvo 

El polvo doméstico es una mezcla de suciedad, ácaros del polvo, caspa de mascotas, polen y otras partículas, que también puede contener sustancias químicas emitidas por los muebles, los aparatos electrónicos, los plásticos y los tejidos. Para combatirlo podemos adoptar hábitos como limpiar los felpudos con regularidad; colocar los zapatos en un espacio cerca de la puerta; aspirar frecuentemente todo tipo de superficies, suelos y colchones con una aspiradora completamente sellada que cuente con un correcto sistema de filtración  para atrapar el polvo de forma eficaz. 

5. Evitar los productos de limpieza potencialmente tóxicos 

Se recomienda utilizar productos de limpieza sólidos o líquidos, en lugar de aerosoles. También es recomendable usar la menor cantidad de producto posible, y abrir las ventanas cuando se esté limpiando. En cualquier caso, la mejor manera de evitar el contacto con las sustancias químicas de los productos de limpieza es no utilizarlos. 

Dyson purificador

6. ¡Cuidado en la cocina! 

Asegúrate de que los aparatos (por ejemplo, las chimeneas, las estufas y los hornos) cuenten con una salida completamente sellada hacia el exterior y se instalen, utilicen y mantengan correctamente. Es también aconsejable instalar un detector de monóxido de carbono o cualquier otro dispositivo que sea capaz de medir en tiempo real la calidad del aire del hogar y cocinar con electricidad en lugar de gas para eliminar las emisiones adicionales. 

7. Evita los espacios húmedos y la condensación 

El moho y los ácaros del polvo se desarrollan en ambientes cálidos y oscuros, como los dormitorios. El moho también florece en lugares fríos y húmedos, como el baño. Una de las medidas que podemos tomar para evitarlos es mantener las cocinas, los baños y las entradas libres de alfombras, pues suelen ser lugares húmedos y esto favorece la aparición de moho. También es útil cerrar las puertas interiores de la cocina y el baño cuando cocinamos, nos duchamos o nos bañamos para evitar que el vapor entre en otras habitaciones, además de abrir las ventanas, utilizar un purificador de aire o un extractor cuando se usen estas habitaciones. Por último, evitar secar la ropa mojada en el interior o sobre los radiadores; mejor hacerlo en exterior. 

8. Tener en cuenta las mascotas y sus alérgenos 

La caspa y el pelo de nuestras mascotas son agentes alérgenos para muchas personas, además de acumularse junto a otros tipos de polvo doméstico. Medidas como mantener a las mascotas fuera del dormitorio o de otras habitaciones en las que se pase mucho tiempo o no permitir que éstas se sienten o duerman en muebles blandos puede ayudar a reducir su cantidad. Por otro lado, no hay que olvidar la importancia de la aspiración frecuente. Hay accesorios, como el cepillo mini motorizado de la aspiradora Dyson V15 Detect, que facilitan la eliminación del pelo de las mascotas gracias a su diseño cónico, que lo hace girar en espiral y lo deposita directamente en la cubeta. 

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.