Vivo sigue pujando por hacerse con su cuota del pastel en España y una de sus bazas más atractivas es la que hoy os traemos, el Vivo X90 Pro, un terminal cuyo diseño destaca el que sin duda es el punto más llamativo del dispositivo: su conjunto de cámaras traseras firmadas por Zeiss.

Este es el modelo más potente de la marca que podemos adquirir en Europa, contando con un sistema de carga rápida de 120W por cable y un conjunto de lentes traseras con dos sensores de 50 megapíxeles, además de montar en su interior un procesador Dimensity 9200 de MediaTek y hasta 12 GB de memoria RAM. Unas prestaciones que sobre el papel hablan muy bien de este terminal, pero que como siempre no es esta que lo probamos en el día a día cuando sabemos hasta que punto cumple las expectativas. Algo que como siempre vamos a desvelaros en esta review tras haberlo usado unas semanas.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 25

Vivo X90 Pro, especificaciones:

Diseño
Dimensiones: 164,07 x 74,53 x 9,34 mm
Peso: 214,85 g
Colores disponibles: Legendary Black
Software
Sistema Operativo: Android 13
Capa de personalización: Funtouch OS 13
Pantalla
AMOLED 6,78 pulgadas
20:9
Resolución 1.5K de 2800 x 1260 píxeles
Tasa de refresco de hasta 120 Hz
PWM de hasta 2160 Hz
Brillo de 1.300 nits
DCI-P3 del 100%
HDR10+
Procesador
MediaTek Dimensity 9200 3.05GHz x 1 + 2.85GHz x 3 + 1.80GHz x 4
Procesador de imagen Vivo V2
Memoria RAM
12GB LPDDR5X + 8 GB extensión virtual
Almacenamiento
256GB UFS 4.0
Cámaras traseras
Principal: 50 Mpx f/1.75 con sensor IMX898 de 1 pulgada, OIS CIPA nivel 4
Gran angular: 12 Mpx f/2.0 con sensor IMX663
Cámara retrato: 50 Mpx f/1.6 con sensor IMX758 y OIS
Sensor de enfoque laser
Cámara frontal
32 Mpx con sensor Samsung S5KGD2, f/2.45
Batería
4.870 mAh
Carga rápida con cable de 120 W
Carga inalámbrica de 50 W
Cámara de vapor de 4002 mm2
Conectividad
5G
Otros detalles
Lector de huellas óptico bajo la pantalla eSIM
IP68
Wi-Fi 6
Bluetooth 5.3
Sensor de infrarrojos
Precio
1.199 €

Vivo X90 Pro: un diseño de cuero vegano y aluminio

El Vivo X90 Pro es de esos terminales que se reconocen al instante y es que cuenta con un diseño distintivo en color negro, con una trasera con acabado en cuero vegano y detalles en aluminio.

Con un cuerpo con unas medidas de 164,07 x 74,53 mm y un grosor que llega a los 9,34 mm, su peso de 214. 85 gramos no es de los más ligeros en su segmento, pero no impide que podamos manejarlo de forma cómoda a una mano.

Su gran pantalla de 6.78 pulgadas destaca en su frontal con un diseño curvado que disimula los laterales, que al mismo tiempo sirve para que en la mano el terminal se sienta más premium y cómodo.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 26

En la parte trasera del teléfono de Vivo encontramos un diseño con un gran modulo circular para las lentes de la cámara, dejando al lado tanto el flash LED como el sello Zeiss.

Este modulo resalta sobre el cuerpo de forma considerable, aunque curiosamente su gran tamaño hace que cuando lo colocamos sobre una superficie plana, el smartphone se mantiene estable, sin balanceos ni nada simular.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 27

El diseño del Vivo X90 Pro cuenta con una trasera con los lados curvados y una acabado de cuero vegano negro en toda la superficie, aunque divide la zona superior con una tira metálica con el lema “Xtreme Imagination” en referencia a las capacidades del conjunto fotográfico.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 28

El contorno del teléfono de Vivo es de aluminio, con una botonera en la parte derecha que consta de un botón para encendido y un botón de mayor tamaño para el control del volumen. Por contra en la parte izquierda no tenemos ni botones ni bandejas.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 29

La parte superior del contorno es plana, con un parte central cerámica donde tenemos el lema “Professional Photography”, una vez más para recalcar las capacidades fotográficas del dispositivo. En esta zona tenemos también un sensor de infrarrojos junto a uno de los micrófonos que incorpora el terminal.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 30

Si nos vamos a la parte inferior encontramos un acabado metalizado con una serie de aperturas para el altavoz, el puerto USB tipo C, un micrófono y la bandeja para la tarjeta SIM.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 31

Vivo ha pulido el diseño de este terminal y sus acabados, logrando con ello que cuente con certificación IP68 que le hacen resistente al agua y al polvo.

El Vivo X90 Pro es un terminal premium y su diseño lo refleja, con una buena ergonomía y unos acabados cuidados, los cuales mezclados con unos materiales de alta gama hacen que en la mano se sienta realmente como un terminal de primera. Como siempre esto es cuestión de gustos, pero no se puede dudar que parece lo que pagas, un terminal de alta gama.

Pantalla AMOLED potenciada por ZEISS

La pantalla del Vivo X90 Pro es uno de los puntos cumplidores de este terminal, a pesar de no ser de las mejores del mercado. Se trata de un panel AMOLED de 6.78 pulgadas, que si bien viene preconfigurado con una resolución 2.400 x 1080 p, podemos cambiar en la configuración para alcanzar los 2.800 x 1260 píxeles.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 32

Este panel cuenta con una tasa de refresco que varia entre los 60 Hz, 90 Hz o 120 Hz, además de una PWM o modulación por ancho de pulsos de hasta 2160 Hz y es que la protección ocular ha sido uno de los puntos que ha cuidado Vivo. En el X90 Pro se ha usado sobre su panel un nuevo material luminiscente Q9 con el que la marca promete una mejor protección ocular.

Con un brillo de 1.300 nits y soporte HDR10+, la pantalla del Vivo X90 Pro cubre la gama de color DCI-P3 al 100%, logrando unos colores brillantes y una buena calidad de visión, la cual nos permite su uso en exteriores sin mayores problemas.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 33

Como suele ser norma tenemos varias opciones de personalización de la experiencia de pantalla vía software. En este modelo, junto con los cambios de resolución y su tasa de refresco tenemos la opción de activar la “Mejora visual”, la cual optimiza el color y el contraste de la imagen. También podemos variar el modo de color cambiando entre estándar, pro y brillo, a los cuales se suma el modo ZEISS que prioriza la naturalidad de los colores que vemos en pantalla.

Si lo que buscas es colores brillantes puedes escoger el modo brillo, pero si lo que buscas es realismo te aconsejo que optes por el modo ZEISS.

Funtouch OS 13 con Android 13

En el Vivo X90 Pro tenemos Android 13 bajo Funtouch OS 13, una capa que busca parecerse al Android en su versión pura, incorporando Google Discover y con una estética bastante minimalista en sus ajustes.

En este caso apenas encontramos con algo bloatware, como las juegos y la App de Booking, Facebook o LinkedIn, además de varias aplicaciones propias preinstaladas como iManager, Mando inteligente o EasyShare. Nada exagerado, algo que como siempre agradecemos.

Funtouch OS 13 es una capa peculiar, con un diseño que no o te encanta o no termina de convencerte. Todos los ajustes se muestran con una serie de iconos en color azul muy poco representativos y algo anodinos. Por contra cuenta con varias opciones de personalización que buscan un mayor impacto visual, incluyendo efectos dinámicos en casi cualquier lugar, desde el reconocimiento de huella hasta cuando conectamos un USB.

Los ajustes de esta capa se dividen en bloques, los cuales están sin nombrar y no terminamos de entender muy bien que patrón han usado para elegir que ajuste va en cada uno. A pesar de ello no es complicado encontrar los ajustes que estemos buscando ya que los tenemos bien identificados.

MediaTek Dimensity 9200, un procesador de peso

El Vivo X90 Pro es un claro ejemplo de como MediaTek está comenzando a convencer incluso en las gamas altas. Este dispositivo deja de lado a Qualcomm y apuesta por montar un procesador MediaTek Dimensity 9200, un chip de 4 nanómetros con 8 núcleos que alcanzan una frecuencia de hasta 2.05 GHz. Se trata del modelo con el que la marca quiere competir de tu a tu con el nuevo Snapdragon 8 Gen2, por lo que hablamos de la gama más potente en el mundo de los procesadores para móviles.

Si bien este dispositivo cuenta con varias versiones de RAM y almacenamiento, en España disponemos del un único modelo con 256 GB de almacenamiento UFS 4.0 y 12 GB de RAM LPDDR5X, aunque esta la podemos ampliar con 8 GB de forma virtual, llegando a unos teóricos 20 GB de RAM.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 43

Junto con la opción de usar una SIM física el Vivo X90 Pro ofrece soporte para eSIM, para aquellos usuarios que ya hayan optado por la tarjeta digital en lugar de opciones más tradicionales.

Como ya sabemos a mayor potencia mayor temperatura, algo que en este modelo se ha solucionado implementando un sistema de refrigeración con una cámara de vapor de 4.002 mm2, un 35 % mayor que su predecesor y con el cual se alcanza un área de refrigeración de 56.422 mm2.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 44

Rendimiento

¿Cómo ha sido el rendimiento de este conjunto de procesador y RAM? pues sinceramente ha sido una constatación de las capacidades de MediaTek, siendo capaz de mover juegos pesados sin mayores problemas y ofreciendo un desempeño realmente muy bueno.

Como siempre hemos usado distintas aplicaciones para medir este rendimiento, ya que el que os digamos que su funcionamiento es de primer nivel es poco “objetivo”. Así en su paso por Wild Life Xtreme de 3D Mark hemos obtenido una puntuación de 3.715 puntos y 22.20 FPS. Cuando pasamos a Geekbench 5 la puntuación que nos da es de 1.486 puntos en single core y llega a los 3.733 en multicore, mientras que en PC Mark nos arroja una valoración de 10.396 puntos.

Sonido con más potencia de lo esperado

En sonido se ha convertido en uno de los aspectos que todas las marcas tratan de mejorar y es que, reconozcamoslo, los altavoces de los smartphones suelen ser bastante decepcionantes. Con el Vivo X90 Pro tenemos un conjunto que ofrece una gran potencia, lo que nos permite disfrutar de películas sin tener que recurrir a los auriculares, escuchando perfectamente a pesar de estar a una cierta distancia. Por desgracia la calidad no va pareja y a mas volumen más se nota, con unos graves que pisan el resto de frecuencias y que hace que una vez más los auriculares sean la mejor opción si queremos calidad de audio.

Vivo nos ofrece varias configuraciones para el audio, pero casi todas ellas son apreciables con auriculares. Podemos escoger distintos modos de audio optimizados para juegos, música o películas, aunque también ofrece un modo inteligente que cambia en función del uso. También nos permite señalar al dispositivo nuestra edad, lo que usará para configurar el audio, aunque en mi caso no he apreciado una mejora sustancial.

Buena autonomía y mejor carga

El Vivo X90 Pro cuenta con una batería de 4.870 mAh que se ha optimizado para una mayor autonomía, lo que en el uso real nos ha arrojado una duración con un uso medio de algo más de un día y medio sin grandes problemas, con entre 4, 5 y 5 horas de pantalla. Estas cifras son con la resolución nativa y la tasa de refresco en modo automático, lo que no está nada mal pero que mejora cuando vemos la capacidad de carga que tiene.

Nos encontramos con un terminal que admite carga rápida de 120W por cable y de 50 W de forma inalámbrica. Esto permite que de forma cableada podamos obtener un 50% de carga total en unos 7-8 minutos, mientras que completar la carga nos lleva unos 25 minutos.

A la hora de cargar el teléfono, al igual que cuando hacemos un uso intensivo del dispositivo, se nota el trabajo del sistema de refrigeración, el cual hace que la temperatura se mantenga en limites razonables.

Cámaras: tecnología ZEISS con un sensor de 1 pulgada

Vivo sigue contando con ZEISS para mejorar las cámaras de sus smartphones y como no podía ser de otra manera, esta colaboración se repite en su buque insignia. En este caso tenemos un enorme modulo bajo el que se esconden tres lentes y un sensor laser para el enfoque. Todo el conjunto viene protegido tras un revestimiento T* de ZEISS, el cual se encarga de evitar el efecto ghosting y de eliminar las luces “parasitas” que puedan mermar nuestras fotografías. Este revestimiento viene representado con un icono en rojo en el centro del modulo, mientras que la marca de ZEISS la vemos en el lateral, fuera del modulo.

El conjunto de lentes que tenemos en el Vivo X90 Pro es el siguiente:

  • Principal
    • 50 Megapíxeles
    • Apertura f/1.75
    • Sensor Sony IMX989 de 1 pulgada
    • Tamaño del pixel 3.2 µm
    • Quad-Bayer RGB
    • OIS CIPA nivel 4
    • Longitud equivalente 23mm
  • Cámara retrato:
    • 50 Megapíxeles
    • Apertura f/1.6
    • Sensor Sony IMX758
    • OIS
    • Longitud equivalente 50 mm
  • Gran angular
    • 12 Megapíxeles
    • Apertura f/2.0
    • Sensor Sony IMX663
    • Longitud equivalente 16mm
Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 54

Por su parte en la frontal tenemos un orificio en la parte superior de la pantalla, el cual esconde una lente de 32 megapíxeles con sensor Samsung S5KGD2 y apertura f/2.45.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 55

Vivo usa su clásica aplicación de fotografía, pero lo hace personalizada para añadir las opciones que implementa ZEISS. Así tenemos una serie de filtros personalizados por la compañía alemana, además de un acceso directo en el modo automático que nos permite obtener fotografías con colores más naturales.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 56

La aplicación de cámara se compone de un carrusel inferior con acceso a los modos más habituales, dejando en “más” otras de un uso más esporádico como el modo superluna, el astronómico, doble exposición y otros. Aquí os recomiendo investigar y es que hay muchos modos muy escondidos, con el sistema APC de ZEISS que corrige la perspectiva en función del ángulo de la fotografía, el que encontramos en el modo Paisaje y Arquitectura, o el modo SuperRaw que encontramos en el modo Pro.

En la parte superior tenemos varias opciones de configuración, las cuales cambian en función del modo escogido. En el modo automático tenemos acceso al modo ZEISS y HDR, además de poder acceder al modo supermacro para fotos en detalle. En la pestaña de video tenemos la posibilidad de configurar el video en resolución 8K a 30 FPS o 4K hasta 60 FPS entre otras para la lente trasera, mientras que con la frontal llegamos a 1080p a 60 FPS. Si escogemos el modo superestabilizador, esto lo tendremos en la lente trasera en 1080p a 60 FPS.

Contar con una variedad de opciones tan grande como la que nos ofrece el Vivo X90 Pro hace que el proceso de realizar una fotografía sea algo muy divertido, pudiendo escoger entre variedad de modos en función de como queramos la imagen. Por supuesto el modo que más usará el común de los mortales será el automático, el cual de por si da unos buenos resultados pero con una tendencia a saturar los colores que en ocasiones es casi absurdo, pero para eso tenemos el modo ZEISS como ya os mostraremos.

En general las imágenes del modo automático son bastante buenas en detalle, con un correcto trato del balance de blancos y el contraste, además de ofrecer unas buenas texturas, aunque en ocasiones pierde algo de detalle fuera del punto focal.

El HDR automático funciona realmente bien, consiguiendo incluso sacar buenas imágenes en fotografías donde el sol nos da de pleno, logrando hacer un correcto balance entre zonas oscuras y excesivamente iluminadas, sobre todo notándose en zonas del cielo que evita que se quemen.

El modo de alta resolución alta resolución en este caso no aporta mucho, por lo que en mi caso sigo pensando en que este es uno de esos casos donde es mejor tirar del modo automático. También tenemos el modo RAW y SuperRAW, los cuales dejamos para los que gusten de editar sus fotografías en el PC, pero que en este caso van a necesitar de mas cuidado ya que tienen a la saturación de los colores más vivos.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 71
Pincha en la imagen para acceder a la imagen original

Como ya comentamos el Vivo X90 Pro tiende a saturar las imágenes, llegando a puntos donde es algo exagerado. Para estos casos siempre en mejor sacar a relucir el modo ZEISS para obtener colores más reales, los cuales en general los clava. La diferencia es tal que en ocasiones parece intencionado para realzar las capacidades de este modo, tal y como podéis ver a continuación.

Cuando llega la noche tenemos unos resultados con buen realce de colores e iluminación, pero que tiende a lavar las imágenes en cuanto sacamos a pasear el zoom. A pesar de ello los resultados han sido muy buenos, llegando incluso a lograr ver detalles con el zoom al máximo de forma digital.

La lente gran angular de 12 megapíxeles permite unas fotografías de calidad, sacando el mejor rendimiento en los modos de paisaje y arquitectura ya que este evita las distorsiones de forma que parece mentira que estemos usando un gran angular.

Por otro lado no tenemos lente macro, ni falta que nos hace, ya que la propia lente principal hace el trabajo y mediante un recorte nos da imágenes detalladas que mantienen los colores y detalles.

Vivo X90 Pro, la experiencia fotográfica hecha smartphone - Análisis 77

En lo que se refiere a la lente retrato tenemos un excelente recorte, con una buena definición y colores, disponiendo además de un modo retrato de alta definición y seis modos de retrato de la mano de ZEISS, quedando en nuestra mano decidir cuan nos gusta mas en función del momento.

Galería

Vivo X90 Pro

Conclusiones

El Vivo X90 Pro es una gran baza para darle una oportunidad a la marca, un muy digno competidor en la gama alta que destaca por su rendimiento y por la diversión que nos ofrece su conjunto fotográfico, aunque parece que quieren destacar las capacidades que aporta ZEISS exagerando aspectos como la saturación de los colores.

Con un precio de 1.199€ no es un terminal barato, pero con un diseño muy premium, un rendimiento al nivel de los mejores dispositivos de la gama y un conjunto fotográfico muy divertido, el Vivo X90 Pro es una recomendación si quieres salir de la rutina de modelos más conocidos en nuestro país.

Vivo X90 Pro

1.199 EUR
9.1

Valoración

9.1/10

Pros

  • Diseño muy premium
  • Gran rendimiento de la mano de MediaTek
  • Un conjunto fotográfico muy divertido
  • Carga rápida de 120W
  • Buena autonomía

Contras

  • Exceso de saturación en modo auto
  • Resolución de pantalla algo justa
  • Aplicación de cámara que oculta modos

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.