Hoy ha llegado a España la nueva gama Realme 11 Pro, terminales con los que una vez más la compañía demuestra la importancia que le da no solo a montar un buen hardware, sino a hacerlo con un diseño distintivo de la mano de los mejores diseñadores. En esta review probamos para vosotros el nuevo Realme 11 Pro+ en su acabado Sunrise Beige, posiblemente el más llamativo de los hoy presentados.

Este terminal es fruto de la colaboración del equipo de diseño de Realme y Matteo Menotto, antiguo diseñador de estampados de GUCCI, el cual aporta su sello de una forma muy visible con el uso de costuras que indefectiblemente nos recuerda los productos de la marca de accesorios de lujo.

Realme 11 Pro+

Realme 11 Pro+, especificaciones:

Diseño
Dimensiones: 161,6 x 73,9 x 8,2 mm
Peso: 183 gramos
Colores disponibles: Sunrise Beige, Oasis Green o Astral Black
Software
Sistema Operativo: Android 13
Pantalla
AMOLED 6,7 pulgadas
Resolución: Full HD+ de 2412 x 1080 p
Frecuencia de actualización: hasta 120 Hz
Muestreo táctil instantáneo de 1260 Hz
100% DCI-P3
Atenuación PWM de 2160 Hz
Brillo de 950 nits
Ratio de pantalla: 93.65%
HDR10+
Procesador
MediaTek Dimensity 7050 5G
Memoria RAM
12GB
Almacenamiento
256GB / 512GB / 1 TB
Cámaras traseras
Principal de 200 MP Samsung ISOCELL HP3 SuperZoom, Tecnología tetra2pixel, f/1.69, OIS, Zoom óptico 2x y 4x
Ultra gran angular de 8 MP f/2.2
Macro de 2 MP f/2.4
Cámara frontal
32MP f /2.45, FoV 90º
Batería
5.000 mAh Carga por cable de 100W
Conectividad
5G
Otros detalles
Sensor de huellas en pantalla
Altavoces cuadruples
WiFi 6
Bluetooth 5.2
Altavoces duales panorámicos Dolby
Cuero vegano con diseño realme Design Studio x Matteo Menotto
Precio
519 €

Unboxing

Una vez más iniciamos esta review con una detalle del empaquetado con el que nos llega el Realme 11 Pro+, conociendo así que es lo que compramos. Esto es importante por varios motivos, pero más aún cuando hablamos de un terminal que promete una carga de 100W y para el que necesitaremos un cargador que pueda aprovecharlos.

En este caso el Realme 11 Pro+ nos llega en una caja de color amarillo, el color distintivo de la marca, con solo el nombre del dispositivo en su frontal. Dentro de esta encontramos una segunda caja del mismo acabado y bajo ella el teléfono y sus accesorios.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 25

Cuando desplegamos en la mesa todo lo que nos viene con el Realme 11 Pro+, comenzando por el propio terminal, una funda transparente, varios folletos con información varia, un cable de carga y, destacando por su tamaño, un cargador que nos permite aprovechar la carga rápida del dispositivo.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 26

Contar con un cargador que sea capaz de aprovechar al máximo la carga rápida hace que, al contrario que otras marcas, no tengamos que comprar cargadores para aprovechar la carga rápida del teléfono, lo que es un ahorro que siempre se agradece.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 27

Un diseño lujoso que le hace destacar

Sin duda uno de los aspectos que más me han gustado del Realme 11 Pro+ es su diseño, algo que ya me ha pasado con otros terminales de la compañía y que es sin duda uno de los aspectos donde mejor hace las cosas.

En este caso estamos ante un terminal con un acabado en cuero vegano de un beige muy suave, que incluso bajo ciertos tipos de luz tira hacia el blanco. Dejando ver su mano en el diseño, Matteo Menotto ha usado el punteado de las costuras como un patrón que rodea el gran módulo de la cámara, así como una tira que simula la unión de una gran costura en color naranja de dos tonos, la cual recorre la trasera verticalmente.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 28

La elección del color naranja de la tira central va en consonancia con el marco del terminal, el cual presenta un acabado cobrizo que hace destacar aún más el acabado beige de la trasera.

Con un grosor de solo 8,2 mm y 189 gramos de peso, el Realme 11 Pro+ apuesta por el biselado de los laterales, muy al estilo de las gamas premium. Como únicos botones encontramos en el lateral derecho los controles de sonido y encendido/apagado, ambos con un diseño redondeado que sobresale del marco para facilitar su uso.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 29

En la parte inferior encontramos la bandeja para la tarjeta nanoSIM, el conector USB tipo C y una serie de cuatro perforaciones para el altavoz. Al igual que muchos de los terminales de esta gama no disponemos de puerto jack de audio, por lo que o bien tiramos por auriculares TWS o usamos unos adaptados para su uso con puerto USB C.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 30

Si nos vamos a la parte superior encontramos una segunda serie de perforaciones tras las cuales se esconde un segundo juego de altavoces que hace que el Realme 11 Pro+ cuente con cuadruples altavoces y sonido estéreo. Lo hace además con una potencia muy destacada y muy buena calidad para hablar de un smartphone.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 31

Del Realme 11 Pro+ destaca su enorme módulo de la cámara, con un diseño de varios anillos concéntricos que mezclan el negro con un círculo dorado de acabado metálico cepillado. Este módulo sobresale ligeramente del cuerpo del terminal, con un anillo cobrizo que lo rodea con el mismo acabado que el marco del teléfono.

El gran tamaño de este módulo hace que cuando lo coloquemos sobre una mesa este no se balancee, aunque lo cierto es que está tan bien integrado que no se ve como un “mazacote”, sino como una simple seña identificativa de la familia Realme 11 Pro.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 32

Realme tiene la intención de ofrecer un diseño distintivo en cada modelo de la serie número. Con el Realme 11 Pro+ lo consigue dando un aspecto elegante que nos recuerda a los accesorios más lujosos de marcas como Gucci o Bulgarí, empresas donde ha estado presente Matteo Menotto, cuyo toque se hace evidente en este smartphone.

El acabado de cuero vegano tiene como ventajas el tacto cálido y agradable, que no resbala en las manos y el cual basta con un trapo húmedo para limpiarlo. Eso sí, habrá que ver como aguanta el paso del tiempo, aunque tras tres semanas con él no he notado desgaste.

Pantalla AMOLED curva con protección ocular

El en frontal del Realme 11 Pro+ tenemos una pantalla AMOLED de 6.7 pulgadas con una resolución Full HD+ que arroja una densidad de 394 ppp y una tasa de refresco que llega a los 120 Hz. Se trata de un panel con los lados curvos en un ángulo de 61º que hace que su relación de 93.65% parezca aún mayor.

Esta pantalla es uno de los puntos fuertes del terminal, con una atenuación PWM de 2.160 Hz y dos certificados de protección ocular otorgados por TÜV Rheinland, además de soporte HDR10+. Gracias a un brillo que alcanza los 950 nits tenemos una visibilidad impecable en exteriores, mientras que sus 10 bits de profundidad de color y soporte del 100% de la gama DCI-P3 nos ofrece unos colores vibrantes y vividos.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 33

La calidad de la pantalla AMOLED del Realme 11 Pro+ hace que sea idónea para disfrutar de contenido multimedia, algo que además se ve apoyado por un sistema de sonido que con sus cuádruples altavoces proporciona una gran potencia de salida que permite que podamos prescindir de auriculares si estamos en interiores.

Junto con los colores vivos esta pantalla destaca por el trato de los negros, con una profundidad que hace que incluso en escenas oscuras no tengamos problemas para discernir los distintos tonos y objetos que en ella puedan haber.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 34

Como siempre la pantalla cuenta con distintas opciones de configuración, con opciones de color que van desde el intenso al natural, pasando por los modos profesionales: cinemático y brillante. También contamos con opciones como activar el potenciador de color en los vídeos, el brillo en HDR y por supuesto escoger si queremos una tasa de refresco de 120 Hz, de 60 Hz o dejar activado el modo automático.

Bajo esta pantalla encontramos un sensor de huellas, el cual junto con el reconocimiento facial son los dos puntos de autenticación biométrica que permite el terminal. En el caso del sensor de huellas este cuenta con un tamaño lo suficientemente grande como para que sea difícil no atinar a la primera, pero que además cuenta con una rapidez de respuesta que en mi caso ha hecho que desechase usar el reconocimiento facial, aunque este es también de excelente respuesta, pero que personalmente soy mas reacio a usar.

Hardware y rendimiento

En Realme 11 Pro+ llega a España en una única versión con 12 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento, la misma que hemos estado probando. Esta configuración cuenta además con la llamada RAM dinámica que permite añadir otros 12 GB de RAM, la cual se coge prestada de los 512 GB del almacenamiento.

Como centro pensante de este terminal se ha optado por el procesador Dimensity 7020 de MediaTek, un chipset con capacidad 5G y que está pensado para la gama media gracias a su buen rendimiento y bajo consumo. Se trata de un procesador de 6nm de ocho núcleos, dos de los cuales alcanzan una frecuenci de 2.6 GHz y los otros seis llegan a 3 GHz.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 39

Durante el tiempo de uso el sistema ha funcionado correctamente, con un buen rendimiento en líneas generales pero que en ocasiones ha mostrado un sobrecalentamiento que activado el modo de seguridad para enfriarlo. No sabemos muy bien a que se puede haber debido, pero lo cierto es que un reseteo parece haber solucionado el problema y desde entonces no hemos vuelto a tener mas que ocasiones alzas de la temperatura cuando usamos juegos exigentes, algo que tampoco ha sido más de lo que hemos notado en terminales de similares características.

Como siempre hemos optado por la imparcialidad que nos ofrecen los testeos de rendimiento, usando diversas aplicaciones para poner en cifras las capacidades de este dispositivo. Con ellas hemos obtenido una valoración de 3DMark en el test de Wild Life de 2.290 puntos, mientras que en PCMark alcanzamos unos buenos 13.952 puntos y en GeekBench 5 tenemos 939 en single core y 2.191 puntos en multicore.

25 minutos para un 100% de carga

Uno de los puntos donde el Realme 11 Pro+ se diferencia de su hermano “no plus” es en la capacidad de carga de su batería. Con una capacidad de 5.000 mAh tenemos una carga rápida de 100W. Esto que en cifras se ve algo aséptico, en el día a día se traduce en que en apenas 25 minutos completamos una carga al 100%. Esto es algo que simplemente engancha, se hace tan cómodo que cuando lo comparas con otros sistemas “rápidos” que se acercan a la hora, estos se ven terriblemente lentos.

Cuando tenemos la carga al completo también tenemos la seguridad de una buena autonomía- Llegar al final del día con un tercio de la batería y unas cinco horas de uso de pantalla es algo habitual, aunque si subimos la tasa de refresco y le daños caña puede que lleguemos más justos, pero pocas veces nos vamos a ver ante la tesitura de quedarnos sin batería.

Realme UI 4.0 bajo Android 13 viene “manchado”

En este dispositivo encontramos la capa Realme UI 4.0, la cual funciona bajo Android 13 con todas sus funciones y opciones de privacidad. Se trata de una capa que quiere ofrecernos la máxima capacidad de personalización a base de opciones múltiples, pero con un diseño que no llega a ser recargado. Esta capa nos permite configurar aspecto como las funciones hápticas o el sonido Dolby Atmos, pero también habilitar funciones beta como la medición de ritmo cardíaco mediante la huella dactilar.

Tras semanas de uso u funcionamiento no ha perdido fluidez, demostrando que sigue siendo una de las mejores capas “personalizables”, pero sí que se ve penalizado por un mal que parece ha llegado para quedarse en los terminales de Realme: el bloatware.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 49

Miedo me da el camino que está tomando Realme UI, un sistema que hasta hace no mucho era de mis preferidos y que en el caso del Realme 11 Pro+ viene mancillado por la cantidad de aplicaciones preinstaladas o que se nos invita a instalar. Esto es un mal que Xiaomi lleva a su máxima expresión, pero que en los Realme 11 Pro tampoco se quedan escasos, aunque por suerte sin la publicidad intrusiva de los de primeros.

Se me hace pesado ver como tras iniciar la primera configuración de un móvil, una tras otra comienzan a instalarse aplicaciones y juegos que ni he pedido ni necesito, pero que Realme nos hace tragarnos para poder así abaratar el precio. Un mal menor, pero que hace que te advierta, prepárate para tirarte un buen rato quitando porquería de tu teléfono. La recompensa tras ello, un sistema que se ve liberado de lastre indeseado.

Cámara de 200 MP con comparsa

Llegamos al punto en cuestión, a la madre del meollo donde Realme ha puesto toda la carne en el asado: el apartado fotográfico.

El Realme 11 Pro+ viene con una lente principal de 200MP, una lente ultra gran angular de 8 MP de 112º de FoV y una lente macro de 2 MP. Ya os adelantamos que aquí el peso recae por entero en la lente principal, ya que mientras que el gran angular puede ser útil, la lente macro es un simple añadido para poder ofrecer “tres lentes” y en la práctica si no estuviera no la echaríamos en falta.

El sensor principal del Realme 11 Pro+ es el mismo que encontramos en la serie S23 de Samsung, una lente con sensor Samsung ISOCELL HP3 SuperZoom de 1/1.4 pulgadas, el cual cuenta con un tamaño de píxel de 2.24μm y una apertura f/1.69. Además cuenta con estabilización óptica de imagen, ofrece de forma integrada un zoom de 2x y 4x, siendo capaz de realizar grabaciones de video en 4K a 30fps.

Se trata de la primera vez que un terminal de esta gama monta un sensor que hasta hace poco estaba destinado a las gamas premium.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 60

En lo que a la frontal se refiere el Realme 11 Pro+ cuenta con una lente de 32MP con un campo de visión de 90º y una apertura f/2.45. Esta dispone de función de captura grupal, por lo que podemos usarla para fotografías en grupo y no solo individuales.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 61

Las fotografías con el sensor principal del Realme 11 Pro+ es la que vamos a usar mayoritariamente, siendo una lente que nos da buenos resultados en casi cualquier situación.

En general las fotografías son realmente buenas, con una buena colorimetría, aunque algo tendente a la saturación en colores como el verde, y de una gran nitidez. El HDR logra alzar las zonas más oscuras, pero que en modo automático a veces se despista, lo que notamos sobre todo en cielos que se queman y que nos obligan a volver a tomar la imagen. Esta inconsistencia es puntual, pero ocasionalmente ha pasado y también lo hemos notado al usar en IA

El sensor de 200 MP integra un zoom 2X y 4X que se nos promete sin pérdida de detalle, algo que sin bien no es 100% verdad, lo cierto es que da unos buenos resultados aunque con una saturación de los colores más que obvia. Podéis ver a continuación como las esferificaciones del plato adoptan un color amarillo lejos de la realidad.

Este zoom se puede seleccionar de forma manual, aunque la aplicación de cámara cuenta en el modo Calle con un sistema inteligente que podemos activar y que hará que este seleccione uno de estos zoom de forma automática con solo pulsar una zona de la imagen.

Si nos vamos más allá de los cuatro aumentos entra en acción el apartado digital, con una perdida de nitidez y un lavado más que evidente de la imagen.

Personalmente en muchas ocasiones, aunque no en todas, veo más práctico hacer una fotografía en 200MP y sacar un recorte, dando como resultado una buena nitidez y mejor tratamiento del color. Puedes ver a continuación una imagen de una inesperada invitada a comer y como se ve el recorte de la misma. No tomes en cuenta el ligero desenfoque ya que es fruto de las prisas por capturar la imagen a pulso.

Ojo, y es que cuando tomes una fotografía a 200MP asegurate de hacerlo en buenas condiciones de iluminación. Si en el modo auto el HDR es errático, en alta resolución brilla por su ausencia como también puedes ver en la misma imagen.

El Realme 11 Pro+ cuenta con un modo noche y modo cielo estrellado, donde mejor contar con un trípode o base estable. Cuando decae la luz es donde se nota el tamaño de este sensor, capaz de captar más luz y ofrecer un mejor reflejo de los colores, aunque requiere de un buen pulso para evitar perder nitidez y detalle. Si lo conseguimos los resultados son realmente notables y con un nivel de ruido muy controlado.

La lente macro es un puro adorno, siendo mejor tirar siempre de la lente principal y su zoom antes que de la macro. No es que esta de malos resultados de por sí, si no que no mejoran lo que ofrece la lente principal. Vamos que si no está no la íbamos a extrañar.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 75

En cuanto al gran angular, su rendimiento es el justo para justificar su presencia, pero con una pobre interpretación de los colores y un nivel de detalle apurado. Se agradece su presencia, pero poco más.

Realme 11 Pro+, un diseño "de lujo" con cámara de 200 MP y 100 W de carga rápida - Análisis 76

Galería:

R+

Conclusiones

El Realme 11 Pro+ tiene un diseño que me ha encantado, algo que me ha pasado en casi todas las apuestas “exclusivas” de Realme. Me gusta que se aleje de los clásicos diseños repètitivos, con cristal o policarbonato como elementos principales, del mismo modo que me gusta que se diferencia cada modelo con un simple vistazo. Si es cierto que junto con el modelo en verde, el cual no llegará a España, el Beige que he podido probar es sin duda el más llamativo.

La apuesta por la carga rápida sigue siendo un aspecto diferencial para mi, siendo una gozada poder tener el terminal cargado al 100% en menos de 25 minutos y sin renunciar a una batería que nos llegue sin problemas al fin del día.

Tanto en rendimiento como en pantalla los resultados son los esperados, salvedad de mis problemas de temperaturas que por suerte se solucionaron. Sin duda me sobra la lente macro pero su cámara de 200 MP me ha convencido, aunque le veo margen de mejora vía actualización del software. Lo cual me lleva a pedir a Realme que no caiga en los malos hábitos del uso excesivo del bloatware. Puedo admitir algo por tema de precio, pero por favor, que no tomen a Xiaomi como el espejo donde mirarse.

El Realme 11 Pro+ es un ejemplo de como la compañía no ha parado de crecer desde su lanzamiento. Buenos terminales a precios muy ajustados, de buen rendimiento y con puntos diferenciales como su diseño, su cámara de 200 MP y la carga rápida de 100W. No es perfecto, pero por el precio que tiene es un smartphone más que recomendable.

Realme 11 Pro+

469 EUR
8.5

Valoración

8.5/10

Pros

  • Un diseño premium de gran acabado
  • Carga rápida de 100W
  • Lente de 200MP con zoom 2x y 4x
  • Buena pantalla

Contras

  • Algunos problemas de temperatura que requirieron un reseteo
  • Un HDR inconsistente
  • Lente macro que es puro adorno
  • Lente Gran angular muy justita

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.