Durante años asociamos Honor a la que fue su empresa matriz, Huawei. Sin embargo los problemas de esta última le obligaron a deshacerse de que era su segunda marca, quienes ya libres de vetos no solo han recuperado sus posición si no que han iniciado un ascenso que quieren afianzar con terminales como el Honor 70 que hoy os presentamos.

Este terminal es el primer smartphone que analizamos en este año 2023, el cual mantiene un diseño que le sitúa en la gama más alta, pero con un interior más modesto que hace que pueda ofrecernos un precio más tentador. Aspectos como una pantalla OLED con refresco de 120 hz, una lente principal de 54 megapíxeles o carga rápida de 66 W hacen del Honor 70 un dispositivo muy interesante que ahora procederemos a analizar para vosotros.

Honor 70

Honor 70, especificaciones:

Diseño
Dimensiones: 161,4 x 73,3 x 7,91 mm
Peso: 178 gramos
Colores disponibles: Crystal Silver,Midnight Black y Emerald Green
Software
Sistema Operativo: Android 12
Capa de personalización: Magic UI 6.1
Pantalla
OLED de 6.67 pulgadas
Resolución: FHD+ 2400x1080 píxeles
395 ppp
Tasa de refresco de 120 Hz
Relación de aspecto 20:9
DCI-P3
Procesador
Qualcomm Snapdragon 778G Plus
Adreno 642L
Memoria RAM
8 GB
Almacenamiento
256 GB
Cámaras traseras
Principal de 54 megapíxeles con sensor IMX800 (apertura f/1.9)
Macro + ultra gran angular de 50 megapíxeles (apertura f/2.2)
Sensor de profundidad 2 megapíxeles (apertura f/2.4)
Cámara frontal
32 megapíxeles (apertura f/2.4)
Batería
4.800 mAh
Carga rápida 66W
Conectividad
5G
Otros detalles
Sensor de huellas en pantalla
Bluetooth 5.2
NFC
Wi-Fi 6,
Códecs SBC, AAC, LDAC, aptX y aptX HD
Precio
549 €

Unboxing

Lo que antes era un mero apartado informativo se ha convertido en un punto a tener muy en cuenta cuando compramos un smartphone con los nuevos sistemas de carga rápida, muchos de los cuales requieren de un cargador que sea capaz de ofrecernos la potencia para aprovecharla y que ya sabemos que no todas las marcas incorporan.

En el desempaquetado del Honor 70 hay que destacar que la compañía incluye una funda transparente para proteger nuestro smartphone, pero sobre todo que también incluye un cable de carga y el cargador que nos va a permitir exprimir su carga rápida de 66W.

Honor 70

Honor opta por la pulcritud con un packaging en color blanco con solo el nombre del modelo en color dorado. Abriendo este y ya con todos los elementos sobre la mesa en la caja del Honor 70 encontramos el propio terminal, una herramienta para extraer la bandeja de la SIM, una carcarsa protectora transparente, un cable USB C a USB C, el cargador SuperCharge de 66W y la habitual guía rápida que nos acercará al uso del dispositivo.

Un diseño que no hace olvidar sus orígenes

El Honor 70 es un terminal que claramente aún guarda en la memoria los orígenes de la marca y que nos recuerda indefectiblemente al Huawei P50 y a terminales de la serie Nova 9. Se distingue por una trasera curvado con un curioso efecto de patrones poligonales donde dos circulos negros en configuración vertical alojan el conjunto de las cámaras.

Con unas dimensiones de 161,4 mm de alto por 73,3 mm de ancho y un grosor de 7,91 mm, el Honor 70 detiene la bascula en los 178 gramos, siendo un terminal que se asienta muy bien la mano para ofrecernos una muy buena ergonomía que nos permite obtener un uso cómodo sin que tengamos que hacer grandes esfuerzos para usarlo.

Aunque visualmente el acabado brillante de esta trasera llama la atención, por desgracia también “llama” a las huellas y es muy fácil ver esta zona deslucida al contacto con nuestros dedos. Además la zona que queda entre los dos módulos de las cámaras tiende a acumular polvo, curiosamente más aún si ponemos la funda ya que esta no protege esta zona.

Honor 70

En la parte frontal de este dispositivo encontramos un panel de lados curvados, algo que delata un tono verdoso ligeramente azulado en ambos lados. Enmarcando la pantalla tenemos unos márgenes simétricos 2 a 2, con la parte inferior y superior algo más gruesa que los márgenes laterales, los cuales además son menos apreciables gracias a la mencionada curvatura.

Como la gran mayoría de marcas Honor mantiene la apuesta por alojar la cámara frontal en un orificio centrado, en este caso bastante escorado a la parte superior del terminal y con unas dimensiones comedidas que permiten que no sea molesto a la hora de ver películas o jugar con el móvil.

Honor 70

Al contar con curvatura tanto en la trasera como en la frontal encontramos que su grosor se ve minimizado en los laterales, donde las dos partes convergen hacia el marco metalizado que compone el cuerpo principal del Honor 70.

Aunque de entrada parecería que este diseño curvado haría que el terminal fuera más resbaladizo, lo cierto es que curiosamente no es así, lo que permite que lo cojamos con soltura sin miedo a que termine cayéndosenos de las manos.

Honor 70

Si miramos el contorno de este dispositivo vemos una parte superior lisa, con solo un pequeño orificio rompiendo la pureza de líneas, algo que también encontramos en el lateral izquierdo. Para encontrar los botones y puertos debemos ir a la parte inferior, donde encontramos la bandeja de la SIM junto a un puerto USB C y a cinco orificios que corresponden a la salida del altavoz, mientras que en el lado derecho encontramos el botón del volumen y el de encendido y apagado.

En general el diseño del Honor 70 es el de un gama media con miras a la gama alta, elegante en sus líneas, pero con un toque atrevido ofrecido por una trasera llamativa tanto por los efectos de color como por el doble modulo circular de las cámaras. Todo ello buscando mantener una simétrica que visualmente lo haga más atractivo y sin dejar de lado la ergonomía que permita una buena experiencia de uso a pesar de caer en la tentación de usar las curvas para darle un aspecto más premium.

Pantalla de calidad que no escapa al “efecto curvado”

Honor ha montado en este terminal una pantalla con panel OLED de 6.67 pulgadas con una resolución Full HD+ de 2400×1080 píxeles y con una tasa de refresco de hasta 120 Hz. Tanto la tasa de refresco como la resolución cuentan con opciones de personalización automáticas que adaptan las mismas en función del uso y la necesidad, algo que conlleva un menor consumo de recursos y mayor autonomía. Si lo preferimos la tasa de refresco la podemos controlar de forma manual y escoger entre usar 120 o 60 Hz.

La pantalla del Honor 70 viene con una correcta calibración de fábrica, con unos colores muy buenos que no tienden a la saturación ni al apastelamiento. Aun así contamos con opciones de configuración tanto de la temperatura como del modo de color, pudiendo escoger el modo vivido si queremos colores más saturados y llamativos.

Tanto en colorimetría como en contraste y nitidez la pantalla del Honor 70 cumple con lo esperado en un terminal que navega en la parte superior de la gama media, con un buen nivel de brillo que sin ser su mejor baza si permite una más que correcta visualización en exteriores.

Bajo esta pantalla encontramos un lector de huellas cuyos resultados son realmente buenos, herencia de Huawei que en este aspecto siempre ha destacado. Su respuesta no solo es rápida si no que es muy precisa, siendo raro las ocasiones donde exige que recoloquemos el dedo.

En general la respuesta táctil de este panel es realmente buena, sin embargo la verdad es que algo que era de esperar, un problema que nos hemos encontrado al usar este terminal está precisamente en esta pantalla, concretamente en sus laterales curvados.

Cuando hacemos uso de aplicaciones como WhatsApp o Telegram, a la hora de enviar un mensaje de audio nos encontramos con que el icono está muy escorado a la derecha, tanto que prácticamente queda en la zona de la curvatura. En este punto el táctil de la pantalla ofrece una pésima respuesta, lo que nos obliga a “buscar el punto” donde nos detecta la pulsación, algo que no siempre es sencillo y que llega a ser molesto. La curvatura es bonita, facilita el agarre, pero en el uso de la pantalla es más bien molesta.

Por otro lado, estos lados curvos mantienen ese acabado azulado que distingue a este diseño de pantallas, algo que no es que sea muy bonito a la vista y que se aprecia sobre todo con fondos blancos.

Honor 70

Magic UI nos llega bajo Android 12 “completo”

Honor cuenta con su propia capa la cual bajo el nombre de Magic UI no logra evitarnos la sensación de que estamos ante un lavado de cara de EMUI. Lo hace tanto en diseño como en distribución y es que si hay un punto donde apenas hemos notado evolución en su nueva etapa es es en este. Sin embargo, aquí tenemos uno de los principales puntos de diferenciación con Huawei y es que, al no verse afectados por el veto estadounidense, el Honor 70 viene con Android al completo, es decir que incluye todos los servicios y aplicaciones de Google. Dado que muchos de los problemas de Huawei son debidos a las reticencias de los usuarios por este tema, lo cierto es que esto ya sitúa a Honor con una clara ventaja sobre su antigua matriz.

Magic UI se nos presenta con la versión 6.1 bajo Android 12, no exenta de contar con Discovery y algunas (bastantes) aplicaciones preinstaladas, aunque sin que llegue a extremos del rey del bloatware: Xiaomi. Se trata de una capa de diseño muy intuitivo pero que adolece de algunas pegas que siguen sin solucionar como el mínimo número de opciones que tenemos en los accesos de los iconos de la pantalla principal, un sistema de multitarea demasiado simple y multiventanas que no terminan de convencer en su manejo. También sorprendiendo no contar con opciones como el modo juego, algo ya habitual en casi todas las capas dado el protagonismo que los juegos están tomando en el mercado “mobile”.

En lo que a uso se refiere tenemos una capa muy fluida, con efectos llamativos y muy bien resueltos que sobre todo destaca por su buen funcionamiento general y que cuenta con un detallado set de configuración de audio, incluyendo efecto 3D y un completo ecualizador. Esto por suerte se ve acompañado de unos altavoces que nos ofrecen un sonido de buena potencia y calidad, aunque esta última decae cuando alcanzamos volúmenes elevados, perdiendo detalle en favor de

Un rendimiento a la altura de lo esperado

El motor del Honor 70 es un procesador Qualcomm Snapdragon 778G+, un SoC que si bien no es lo último de la marca si que nos ha asegurado un rendimiento muy correcto. En este caso Honor lo ha acompañado de una RAM de 8 GB que con Honor RAM Turbo añade otros 2 GB para alcanzar las dos cifras. En cuanto a almacenamiento disponemos de 256 GB sin opción de ampliarlo mediante microSD y es que con estas capacidades es complicado que tengamos problemas de capacidad.

Honor 70

En el uso habitual el Honor 70 no ha demostrado flaquezas, sosteniendo un buen rendimiento que solo cuando le hemos exigido ha dejado ver alguna subida de la temperatura que no ha afectado a la usabilidad. Como siempre hemos tirado de los habituales test de prueba para cuantificar estas sensaciones alcanzado una puntuación de 11979 en PCMark, mientras que en 3DMark Wild Life hemos alcanzado los 2640 puntos y en Wild Life Extreme los 733 puntos. Por su parte GeekBench 5 hemos obtenido una puntuación de 777 y 2731 en un solo núcleo y multinúcleo respectivamente.

Autonomía cumplidora y carga rápida

En lo que a autonomía se refiere el Honor 70 cuenta con una batería con una capacidad de 4.800 mAh y carga rápida 66W, la cual no necesitamos comprar un cargador que lo soporte ya que este viene incluido en la caja.

La capacidad si bien no es la mejor del mercado el Honor 70 sabe cómo aprovecharla al máximo y es que no hemos tenido problemas para llegar de forma sobrada al fin de la jornada. En general hemos obtenido unas buenas 8 horas de pantalla y llegado a unas 26-27 horas de autonomía sin tener que bajar prestaciones como la tasa de refresco. Es de estos terminales que si tienes 120 Hz de refresco te puedes permitir tenerlo activado sin miedo a que devore la autonomía.

 En cuanto a la carga esta se realiza solo por cable ya que no dispone de carga inalámbrica. Con el cable logramos alcanzar el 50% en poco más de 20 minutos, llegar al 80 % en unos 30 minutos y completar la carga en poco más de 50 minutos.

Fotografía

El Honor 70 monta un curioso doble módulo de cámaras en forma circular en su trasera, en donde se ocultan un total de tres lentes y el flash LED. Se trata de un conjunto presidido por un gran sensor Sony IMX800 de 54MP con apertura f/1.9 siendo de los primeros dispositivos en incorporarlo, el cual se ve acompañado de un ultra gran angular de 50 MP con apertura f/2.2 y un campo de visión de 122 grados que a la vez sirva como lente macro permitiendo fotografías a una distancia de 2.5 centímetros. Cerrando este trio tenemos un sensor de profundidad de 2 MP con apertura f/2.4, mientras que para las fotos tipo selfie tenemos en el frontal un sensor de 32 MP con apertura f/2.4.

Honor 70

La encargada por defecto de controlar estas lentes en la aplicación de Honor, la cual nos recuerda de forma innegable a la que encontramos en Huawei. Esta app cuanta con un carrusel inferior donde junto con las habituales opciones de fotografía y video cuenta también con el modo multivideo que nos permite grabar con la cámara trasera y la frontal al unisonó, y el modo Apertura con el cual podemos seleccionar el rango de profundidad del desenfoque.

En el apartado Más la app de Honor oculta la opción de seleccionar de forma manual el HDR, el modo supermacro, alta resolución o la cámara Pro entre otras opciones. Mientras que cada modo cuenta en la parte superior con una serie de opciones de configuración, al igual que encontramos acceso directo al gran angular y al zoom de dos aumentos en casi todos los modos en la parte inferior de la pantalla.

Honor 70

Cuando estamos en una situación de buena iluminación el modo automático del Honor 70 se revela como una muy acertada opción para sacar buenas fotografías, con unos colores que son fiel reflejo de lo que tenemos frente a sus lentes, aunque en ocasiones tiende a saturar algo los colores para hacer la imagen más llamativa. Del mismo modo logra muy buenos resultados en las zonas de contraste, levantando las zonas en la sombra sin quemar las zonas más iluminadas, demostrando un buen control de la exposición. Donde no ofrece tan buenos resultados es en la nitidez de la imagen, posiblemente sea donde más bajo pone el listón y a poco que aumentemos la imagen es algo que vamos a percibir.

Un detalle a tener en cuenta es que el sensor de profundidad permite que obtengamos un buen efecto de desenfoque de los fondos, pudiendo exprimir este gracias al modo Apertura que nos permite jugar para acercar o alejar el desenfoque con una apertura que va desde los f/0.95 a los f/16.

Honor 70, en busca del renacer de la marca - Análisis 58

Cuando usamos el Honor 70 en fotografías con baja iluminación es mejor usar el modo automático para lograr resultados aceptables, y es que el modo noche hace un procesado excesivo para lograr definir los contornos hasta el punto de que se ve demasiado artificial, sin lograr con ello más nitidez ni detalle. Tanto con el gran angular como su sensor principal los resultados son más convincentes sin el modo nocturno y lograr cumplir en la mayoría de las situaciones.

Contar con un gran angular con un sensor de gran tamaño permite al Honor 70 de una calidad que no solemos encontrar en las gamas medias, aunque en este caso son un trato del color algo irregular. Eso sí, el apartado de la corrección de la corrección de los bordes mantiene el tipo no solo en la forma si no en la calidad, que sin ser perfecta si que es del nivel suficiente como para que debamos fijarnos para detectar donde ha entrado en acción.

El mismo sensor que usamos como gran angular nos hace las veces de macro, una buena decisión que seguimos pensado mucho más acertada que los habituales sensores dedicados que no suelen cumplir las expectativas. En este caso tenemos unas imágenes con una buena definición y colores, aunque le falta nitidez.

Cuando usamos la cámara frontal tenemos un sensor que nos recuerda mucho a las raíces de la marca, con un procesado bastante agresivo que en los retratos que le da un aire artificial a la imagen, logrando un buen desenfoque de los fondos, pero que los rostros parecen que han pasado por las manos del efecto belleza para suavizarlos incluso cuando no lo activamos.

En cuanto al video logramos grabaciones con calidad hasta 4K a 30 fps o 1080p a 60fps, modo por cierto que es el que recomienda la aplicación de Honor y es que es donde mejor resultado obtenemos, aunque lo cierto es que ya puedes tirar de pulso ya que la estabilización electrónica es casi anecdótica y hace que pasar de una lente a otra sea algo que se aprecia tanto por la imagen como por lo acentuado de la “vibración”.

Galería:

Honor 70

Conclusiones y opinión

El Honor 70 es un terminal que quiere ocupar el espacio que ha dejado Huawei en el corazón de los usuarios que buscan un terminal de la marca china, pero con todos los servicios y aplicaciones de Google en “el formato de siempre”. El resultado es un dispositivo con un muy bonito diseño y muy cómodo de usar, con un rendimiento que nos recuerda mucho a lo que siempre ha sido la marca y que destaca con un sensor de huellas que sigue ofreciendo una respuesta de lo mejor que hay.

Honor 70

Con un precio que no llega a los 600€ el Honor 70 nos ha gustado en su rendimiento, pantalla y autonomía, pero se queda por debajo de lo que esperábamos en apartados como la fotografía, dando como resultado un terminal que deja claro que la marca debe mejorar en pulir flecos como el tema del procesado para volver a destacar y no contentarse con ser solo “una buena opción”

Honor 70

549 EUR
8.3

Valoración

8.3/10

Pros

  • Pantalla de muy buena calidad
  • Gran rendimiento
  • Diseño y acabados
  • Autonomía

Contras

  • Fotografía penalizada por un procesado irregular
  • Mas bloatware del que nos gustaría

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.