Motorola no quiere dejar de competir en todo el espectro del mercado de los smartphone, desde los plegables hasta las gamas más económicas y por supuesto en la gama alta. Hoy os traemos la review del Motorola Edge 30 Pro, un terminal que se presenta con un potente interior liderado por un procesador Snapdragon 8 Gen 1, con una pantalla que alcanza los 144 Hz de refresco y un conjunto fotográfico que destaca en su trasera por dos lentes de 50MP y en su frontal por una lente de 60 MP. Con estas características apunta directamente a la gama alta en una apuesta que hemos podido probar y de la que hoy os traemos nuestras impresiones.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 1

Motorola Edge 30 Pro, especificaciones:

Diseño
Dimensiones: 163,06 x 75,95 x 8,79 mm
Peso: 196 gramos
Colores disponibles: Azul oscuro y Blanco
Software
Sistema Operativo: Android 12
Capa de personalización: MyUX
Pantalla
OLED de 6.7 pulgadas Resolución FHD+ (2400 x 1080p) 10-bit Espacio de color DCI-P3 Frecuencia de actualización de 144 Hz Velocidad táctil de 360 Hz
Procesador
Qualcomm Snapdragon 8 Gen 1
Memoria RAM
12 GB LPDDR5
Almacenamiento
256 GB UFS 3.1
Cámaras traseras
50 MP de 1/1,5” con apertura f/1,8, píxel de 1,0 µm, Quad Pixel, PDAF y estabilización óptica de imagen Ultra gran angular de 50 MP (FOV de 114 grados) Macro Vision, f/2,2, píxel de 0,64 µm y tecnología Quad Pixel Sensor de profundidad de 2 MP f/2,4
Cámara frontal
60 MP Apertura f/2,2, píxel de 0,6 µm, Quad Pixel
Batería
4.800 mAh Carga rápida TurboPower 68W Carga inalámbrica de 15 W Carga inversa de 5W
Conectividad
5G
Otros detalles
IP52 Altavoces estéreo con Dolby Atmos Bluetooth 5.2 NFC Wi-Fi 6E Soporte para lápiz activo 3 Micrófonos Parte delantera: 2,5 D Corning Gorilla Glass 3 Parte trasera: 3D Corning Gorilla Glass 5
Precio
799,00 €
[toc]

Unboxing

El Motorola Edge 30 Pro nos llega en una caja azul en la que se destaca la conectividad 5G y la compatibilidad con el sistema Ready For. Lo cierto es que es una caja bastante insulsa para lo que ofrece este terminal, con un acabado azul mate sin mayores pretensiones.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 2

Dentro de esta caja nos alegra ver que el Motorola Edge 30 Pro viene bastante bien equipado, incluyendo una funda transparente y un cargador que nos permita aprovechar los 68W de potencia que es capaz de admitir el teléfono. Por supuesto se incluye junto al teléfono el cable de carga, documentación oportuna y una herramienta para poder extraer la bandeja donde insertaremos la tarjeta microSD.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 3

Diseño que mantiene la esencia Motorola

Motorola se mantiene fiel a un diseño «muy Motorola», aunque esto no siempre es un halago como veremos a continuación.

En nuestro caso tenemos el modelo Cosmic Blue, aunque también lo encontramos en Blanco. Se trata de un terminal de con unas dimensiones de 163,06 x 75,95 x 8,79 mm y un peso de 196 gramos, con una trasera de cristal mate protegido con un panel Gorilla Glass 5 y un marco de acabado brillante al que se llega con unos laterales curvos. La trasera cuenta con un acabado con efecto de iluminación que hace que según incida la luz tenga un tono distinto de azul, desde un azul casi celeste hasta un azul oscuro.

No es difícil distinguir que estamos ante un terminal Motorola gracias al icono que muestra en el centro de esta trasera, el cual destaca al contar con un acabado metalizado brillante de color azul. Junto a él tenemos un modulo de cámaras de orientación vertical y diseño ovalado que sin ser feo tampoco podemos decir que sea el más bonito que hemos visto. También encontramos en la parte inferior el nombre de la marca en acabado más pálido que le hace destacar.

Motorola ha conseguido ofrecer en esta trasera un espacio que hace un muy buen tratamiento de las huellas, siendo difícil de ensuciar y muy sencillo de limpiar. Esto, unido a un módulo que no sobresale en exceso hace que el uso de la funda protectora es mas una opción que una necesidad.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 4

En la parte frontal del Motorola Edge 30 Pro encontramos una pantalla plana de 6.7 pulgadas rodeado por un marco casi simétrico, con una parte inferior algo más grueso pero apenas perceptible. Esto hace que el efecto general sea más agradable a la vista.

En esta pantalla tenemos también un orificio centrado para su cámara selfie, el cual se rodea de una especie de aro de luz que nos indica cuando está en uso la cámara. Sobre ella encontramos disimulado entre marco y pantalla uno de los altavoces con los que cuenta este dispositivo.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 5

En el marco encontramos sin duda el punto que menos me ha convencido, con un lateral derecho que aloja tanto el botón de control de volumen como el de encendido y apagado. El problema es su situación y es que está casi en el extremo, lo que hace que los botones estén demasiado altos para ser cómodos de usar, algo que dado que el botón de encendido también es el sensor de huellas es aún más notorio al tener que usarlo cada vez que usamos el teléfono.

Por otro lado el lateral izquierdo está totalmente limpio de puertos ni botones

En los extremos superior e inferior tenemos un acabado mas plano que en los laterales, lo que se explica ya que en la parte inferior encontramos tanto el puerto USB C como el segundo altavoz y la bandeja donde situaremos la tarjeta microSD. En este espacio encontramos también un micrófono, algo que por cierto es lo único que encontramos en la parte superior.

En general el Motorola Edge 30 Pro es un terminal con un buen tamaño que con sus laterales redondeados y unos botones demasiado altos hace que no siempre sea sencillo usar con una sola mano, algo que se hubiera solucionado si se hubiera bajado un poco la altura de estos. Por otro lado la trasera de cristal hace un excelente trabajo a la ahora de contener la suciedad de las huellas, algo que no siempre se logra en los dispositivos con traseras de cristasl.

Pantalla que destaca por su fluidez

Sin duda la pantalla es uno de los grandes atributos de este Motorola y es que su panel OLED de 6.7 pulgadas con formato 20:9 cuenta una resolución Full HD+ de 2.400 x 1.080 píxeles, una profundidad de color de 10bits y una tasa de refresco de hasta 144 Hz. Además es compatible con HDR10+.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 10

Donde destaca sobre la competencia este panel es en su tasa de refresco de 144 Hz, la cual como es lógico tiene su contrapeso en un aumento del consumo cuando la activamos. Motorola nos permite tres opciones para el refresco, pudiendo escoger los 60Hz para el modo más común y ahorrar batería, el modo de 144 Hz para una mejor experiencia fluida a coste de la autonomía, o bien optar por el modo automático que deja en manos del dispositivo decidir cuando usar cada uno y buscar así el equilibrio entre fluidez y consumo. Personalmente siempre soy partidario de la fluidez, pero eso es algo muy personal en función de cada usuario.

Con una resolución Full HD+ tenemos una imagen de buena definición, con imágenes nítidas y unos negros profundos que hacen que los blancos y los colores resplandezcan en el contraste. Como era de esperar vía software Motorola nos permite realizar algunos ajustes de la experiencia de pantalla. La calibración de fabrica es bastante buena, tal vez algo fría en los blancos y saturada en los colores, pero esto es algo que podemos ajustar en las opciones de configuración de colores.

Motorola nos ofrece también varias opciones relacionadas con su pantalla, incluyendo la pantalla atenta que mantiene la pantalla encendida cuando detecta que la estamos mirando. También contamos con la opción de configurar la pantalla de bloque para que muestre el contenido de las notificaciones, salvapantallas, función anti parpadeo o la pantalla interactiva, opción que nos permite pulsar para ver las notificaciones interactiva y diversa información cuando tenemos la pantalla apagada.

A todo esto Motorola le ha añado unas amplias opciones de personalización y es que se nota la presencia de Android 12, pero vitaminada con las opciones de la marca. Así podemos cambiar el theme en función de nuestros gustos, ajustando el tamaño de los iconos, su forma y color; podemos cambiar el fondo de pantalla escogiendo entre temas personalizados, imágenes o escoger una imagen de nuestra galería y aplicarle diversos efectos para darles un aspecto de tipo «oleo».

Rendimiento con motor Snapdragon 8 Gen 1

El Motorola Edge 30 Pro tiene en su interior un motor de primer nivel, comenzando por un procesador Snapdragon 8 Gen 1 de Qualcomm al que en el modelo que hemos probado se le ha acompañado de 12 GB de RAM LPDDR5 y 256 GB UFS 3.1 de almacenamiento interno. Además Motorola cuenta con la opción de RAM virtual que expande con 3GB extra la RAM del dispositivo hasta llegar a los 15GB en caso de necesidad.

Con este conjunto tenemos conectividad 5G y Wifi 6E, por lo que la velocidad de conexión no será problema alguno.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 23

En la experiencia de uso la fluidez ha sido la tonica general, sin ningún problema de lags ni cuelgues o similares, es un hardware de alto nivel y eso se refleja en la experiencia de uo.

Como siempre para los que gustan de los benchmark os traemos los resultados obtenidos con diversos test. En ellos hemos obtenido para el Motorola Edge 30 Pro una puntación de 15.528 en PC Mark, mientras que en Geekbench hemos obtenido 1.162 puntos en un solo núcleo y 3.359 en muti-core. Su paso por 3DMark nos ha arrojado en Wild Life Extreme una puntuación de 1.629 a 9.8fps, mientras que en Wild Life alcanzamos los 6.013 puntos a 36 fps.

En la experiencia de uso del sensor de huellas hay que tener muy en cuenta que su colocación no facilita para nada su capacidad de respuesta. Al estar demasiado alto no es infrecuente que no coloquemos de forma correcta el dedo y debamos volver a recolocarlo para una correcta lectura. Lo cierto es que su respuesta no es para nada mala, pero si su acceso, lo que hace que el resultado final sea bastante inferior al que ofrecería con una mejor colocación. Eso si, siempre queda la autenticación facial, que en este caso si nos ofrece una excelente respuesta si la iluminación acompaña.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 30

Una de las funciones que me han gustado mucho es la de Ready For, un sistema de comunicación que permite que el smartphone y un PC trabajen en conjunto, algo que ya hemos visto en Samsung y Huawei y que en el caso de Motorola pasa por Ready For.

Este sistema nos permite conectar mediante cable o Bluetooth los dispositivos y compartir archivos entre nuestro teléfono y PC, pero además también nos permite usar los 60 MP de la cámara del móvil como una webcam cuando estemos en una videollamada o compartir los datos del móvil para conectarnos a internet. Se trata de una función muy enfocada a la productividad, algo que nos ayudara a maneras documentos o poder realizar creaciones y montajes desde la comodidad de un PC y pasarlos al móvil de forma sencilla.

MyUX con Android 12 limpio y muchas opciones

En el Motorola Edge 30 Pro tenemos Android 12 bajo la capa de MyUX de la marca. Por fortuna y siempre de agradecer, Motorola se sale de la tónica que siguen muchos fabricantes y opta por pasar de largo en el tema de la pre instalación de aplicaciones de terceros. Es decir que apenas tenemos ningún tipo de bloatware, aunque si una buena colección de funciones propias de la capa.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 39

Estamos ante una capa que inicialmente destaca por lo limpia de la misma, recordando mucho a lo que Google ofrece en sus dispositivos, pero que una vez vas escarbando descubres no solo una buen número de opciones, si no que estas se acompañan de una serie de imágenes descriptivas que rompen con el diseño limpio que vemos inicialmente. No es que sea feo, pero choca esa diferencia.

Motorola ha añadido no solo el sistema Ready For, si no que añade funciones como el modo juego con un amplio elenco de opciones de configuración a nivel de juego, opciones de navegación por gestos o mediante las teclas de volumen y encendido, e incluso sus propias opciones de personalización de videollamadas que incluyendo el seguimiento del sujeto.

También tenemos la posibilidad de mejorar el sonido con Dolby Atmos, con un apartado que nos permite escoger entre distintos perfiles de sonido, usar el audio inteligente que escoge el mejor perfil en función del uso que le estemos dando en ese momento o bien personalizar cada modo con un ecualizador y activar el sonido envolvente. Con esto y el sistema de altavoces estéreos el Motorola Edge 30 Pro nos ofrece un sonido potente y bien equilibrado, que solo a altos niveles comienza a mostrar cierta distorsión. Una vez más la mejor forma de evitar esto es usar unos buenos auriculares que nos permitan aprovechar el sonido Dolby Atmos en todo su esplendor.

Podemos decir que el software es uno de los puntos bien resueltos de Motorola, aunque como en casi todos los sistemas hay margen de mejora. Destaca su mínimo impacto en la fluidez del rendimiento, sin penalizarlo como hacen otras capas en exceso pesada, y sus opciones de personalización de la experiencia e interfaz, por lo que en este aspecto Motorola sale muy bien parada.

Batería y autonomía

El Motorola Edge 30 Pro monta una batería de 4.600 mAh con carga TurboPower de 68W por cable e inalámbrica de 15W. Cuenta además con la opción de compartir carga con una potencia de 5W de forma inalámbrica lo que nos permite cargar otros dispositivos como los auriculares.

Al contar con un cargador que nos permite sacar todo el provecho a esta carga podemos ver que tenemos un 50% en unos 15 minutos y en poco más de 45 minutos tenemos completa la carga, algo que si bien se aleja de los máximos que ya vemos en la industria, siguen siendo unas excelentes cifras para un terminal de este rango de precios.

En lo que a autonomía se refiere los 144 Hz marcan la diferencia y es que con ellos nos tenemos que conformar con poco menos de 6 horas de pantalla. Si bajamos a los 60Hz la diferencia puede llegar a casi una hora, mientras que con el modo automático nos plantamos en unas seis horas y media de pantalla. En general son cifras muy aceptables que nos aseguran un día de autonomía sin mayores problemas,

Fotografía con resultados muy dispares

Motorola sobre el papel ha montado un equipo fotográfico que promete mucho. Para empezar tenemos una cámara frontal de 60 megapíxeles con apertura f/2.2 con sistema QuadPixel, mientras que en el frontal tenemos una lente principal de 50 megapíxeles con apertura f/1.8, sistema Quad Pixel con PDAG y estabilización óptima de imagen. Junto a este tenemos una lente ultra gran angular de también de 50 megapíxeles que también hace las veces de lente macro, con apertura f/2.2 y por supuesto sistema Quad Pixel. Cierra el conjunto una lente de 2 megapíxeles como sensor de profundidad.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 55

Un detalle curioso en la cámara frontal es que esta se rodea de un pequeño aro led que se ilumina cuando esta está en uso. Podéis verlo activado y desactivado a continuación.

En lo que a como sacar provecho de este conjunto Motorola apuesta por una aplicación de cámara que no es la más intuitiva del mundo, pero que una vez le coges el truquillo te deja los accesos más necesarios de forma accesible.

De base contamos con un carrusel inferior que nos permite acceder a los modos de cámara lenta, video, foto, retrato, el modo Pro y el consabido acceso «Más» donde encontramos otros modos como el ultra resolución, cinematográfico o el modo nocturno entre otro. Sobre ella tenemos los accesos directos al modo macro, el gran angular y la cámara principal

En función del modo escogido cada uno de ellos cuenta con una barra superior con sus correspondientes accesos y cada uno de ellos con un menú que nos va a permitir, desde cambiar el formato de imagen a si usamos o no el modo HDR a escoger la resolución usada a la hora de grabar vídeos. En este caso el Motorola Edge 30 Pro es capaz de grabar a 8K o 4K a 30 FPS con la lente principal y hasta FHD a 30 FPS con el gran angular, mientras que en el caso de la lente frontal podremos grabar a 4K o FHD.

Lente principal

El Motorola Edge 30 Pro cuentan con una lente principal que destaca por el buen trato de la colorimetría y nitidez, con un modo automático que hace que el HDR salga a relucir cuando es necesario y evite la aparición de cielos quemados o zonas oscuras demasiado profundas, resaltando en ocasiones el contraste para delimitar mejor las distintas zonas.

Por norma el modo automático saca las fotografías con el sistema Quad Pixel que agrupa 4 pixeles en uno para ofrecer fotografías de 12 MP, aunque disponemos de un modo de alta resolución que puede ofrecer fotografías a 50MP, aunque lo cierto es que la calidad no mejora como para que merezca la pena su uso.

50 MP

Gran angular / Macro

Aunque el Ultra Gran Angular del Motorola Edge 30 Pro mantiene un sensor de 50 MP al igual que su lente principal, lo cierto es que los resultados son muy dispares. Con esta lente tenemos unos resultados de menor calidad, con algo de grano y colores pálidos que en el caso de los cielos llega a mostrar zonas quemadas como podemos ver a continuación, llegando incluso a difuminar las nubes sobre el fondo del cielo.

El modo macro hace uso de este mismo sensor y una vez más demuestra como en muchas ocasiones no hace falta dedicar un sensor exclusivo, si no que con el recorte de un sensor principal se obtienen excelentes resultados.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 68

Retrato

Gracias al sensor de profundidad el dispositivo de Motorola logra un buen recorte, pero sin que sea precisamente uno de los puntos destacados del terminal.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 69

Noche

El modo nocturno tampoco nos ofrece unos resultados a la altura de un gama alta, con una clara sobre exposición que solo logra aclarar toda la imagen y resaltar los focos de luz, siendo aún mas notable en el caso del ultra gran angular que directamente hace palidecer la imagen. En la mayoría de las ocasiones no compensa su uso y es preferible tirar del modo automático.

Cámara frontal

Los 60 megapíxeles de su lente frontal se hacen notar de forma notable, no solo en el trato del detalle si no en una muy correcta interpretación de los colores. Con ello logramos fotografías muy naturales y con un gran detalle, que además logra un muy correcto recorte en el modo retrato.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 72

En la grabación de vídeo las pruebas arrojan resultados muy parecidos a las fotografías, pero curiosamente el gran angular de noche tira al extremo y parece que capta menos luz y oscurece la escena. Del mismo modo la estabilización óptica no es todo lo efectiva que nos hubiera gustado, por lo que seguimos necesitando de un buen pulso para lograr videos estables.

Galería

Motorola Moto Edge 30 Pro

Conclusiones

Motorola hace unos gamas medias de lo mejor que tenemos en el mercado, pero en las gamas altas parece que le cuesta encontrar el punto últimamente. El Motoroola Edge 30 Pro tiene muchos puntos buenos, pero no está exento de algunos puntos donde cojea visiblemente. Sin duda el más evidente es una desafortunada elección en la colocación de los botones y es que es algo que no entendemos como no han podido notarlo en la fase de diseño. También unas cámaras traseras que con una lente principal de muy buena calidad, ven el contrapunto en un gran angular que queda lejos en la calidad de sus resultados.

Motorola Edge 30 Pro: una apuesta por la potencia para la gama alta - Análisis 73

Con todo el Motorola Edge 30 Pro puede presumir de una gran pantalla con una tasa de refresco de 144 Hz que le otorgan una fluidez envidiable, un rendimiento de primer nivel gracias a su procesador Snapdragon 8 Gen 1 y a sus 12 GB de RAM expandibles, una batería muy bien aprovechada con carga de 68W y un sistema operativo que sigue la senda de Google pero con algunos interesantes añadidos propios como el sistema Ready For. Con un precio de 799€ es una opción interesante, pero que con los 599€ que lo encontramos ahora en oferta se convierte en una verdadera tentación para quien prime la fluidez y rendimiento en sus smartphones.

Motorola Edge 30 Pro

599.00 €
8.4

Valoración

8.4/10

Pros

  • Pantalla OLED a 144 Hz que le hacen volar
  • Rendimiento a la altura de un gama alta
  • Carga de 68 W
  • Software: Android 12 sin extras desagradables

Contras

  • Un diseño incomodo en la colocación los botones
  • Diseño algo insulso
  • Gran angular muy por debajo de la lente principal
  • Batería justa para pasar el día

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.