Haciendo una pequeña encuesta entre mi entorno me he encontrado con que todo el mundo usa unos auriculares para jugar y otros para escuchar música. Los motivos principales suelen ser en este orden: la calidad de sonido, la portabilidad y el diseño. Aunque hay diferentes marcas que han tratado de ofrecer unos auriculares que conjuguen lo mejor de ambos mundos, lo cierto es que los resultados son muy dispares y quedan lejos de lo que podría llamarse un resultado perfecto.

Dentro del sonido de alta calidad las siglas B&O son arto conocidas, situándose como una de las compañías de mas renombre del mercado, pero que desde luego no solemos asociar con el mundo gamer. Sin embargo la compañía danesa cuenta con el que posiblemente sea uno de los auriculares gamers más interesantes, los Bang & Olufsen Beoplay Portal, disponibles en versiones para Xbox o PC/Playstation. Unos auriculares que se alejan de lo que solemos asociar al mundo de los videojuegos, tanto en diseño como en prestaciones, y que hoy vamos a analizar por vosotros.

Bang & Olufsen Beoplay Portal para Xbox

Ante todo agradecer a Bang & Olufsen el habernos hecho llegar estos auriculares, que en nuestro caso se trata del modelo para Xbox en acabado Navy, aunque también lo tenemos disponibles en colores Negro antracita y en Gris niebla, cuyas especificaciones vamos a repasar antes de comenzar a hablar de nuestra experiencia.

Bang & Olufsen Beoplay Portal, especificaciones:

  • Diseñador: Jakob Wagner y el equipo de diseño de Bang & Olufsen
  • Dimensiones (mm): An x Al x Pr: 167,3 x 178,7 x 92,6 mm
  • Peso: Versión para Xbox: 282 g / Versión para PC: 279 g
  • Ajuste: Circumaural
  • Materiales: Aluminio, Piel, Tela, Polímero y Caucho
  • Altavoces: Unidad electrodinámica con imanes de neodimio, 40 mm de diámetro
  • Banda de frecuencias: 20-22.000 Hz
  • Sensibilidad de la unidad: 95 dB a 1 kHz/1 mW
  • Ecualizador de sonido personalizable: Configuraciones predefinidas disponibles y totalmente personalizables desde la app Bang & Olufsen
  • Sonido: Cancelación activa de ruido adaptable / Transparency Mode / Dolby Atmos para auriculares
  • Batería: Ion-Li de 1200 mAh
  • Autonomía
    • Versión para PC y PlayStation: Hasta 19 horas con gaming inalámbrico, Bluetooth y cancelación activa de ruido. Hasta 42 horas con Bluetooth y ANC.
    • Versión para Xbox: Hasta 12 horas con gaming inalámbrico, Bluetooth y cancelación activa de ruido. Hasta 24 horas con Bluetooth y ANC.
  • Tiempo de carga: aprox 2 horas
  • Conectividad inalámbrica
    • Bluetooth 5.1
    • Versión para Xbox: Conectividad inalámbrica con Xbox
    • Versión para PC y PlayStation: Conectividad inalámbrica mediante adaptador
  • Códecs de sonido: SBC, AAC, Qualcomm aptX Adaptive
  • Google Fast Pair / Made for iPhone (MFi) / Microsoft Swift Pair
  • Micrófono
    • Cuatro micrófonos MEMS para voz (dos micrófonos en compartición con ANC)
    • Cuatro micrófonos MEMS específicos para ANC (dos micrófonos en cada auricular)
    • Brazo articulado virtual para conversaciones de absoluta nitidez
  • Entradas y salidas
    • Cable de audio de 1,25 m con minijack de 3,5 mm para conectividad por cable
    • Cable USB-A de 1,8 m a cable USB-C para carga
  • Multipunto: Dos dispositivos simultáneamente activos

Unboxing y primer contacto

Los nuevos auriculares de Bang & Olufsen nos llegan en una caja de la que destacamos la ausencia de plásticos y la apuesta por el uso del cartón, algo que por fortuna comienza a generalizarse. En este modelo los auriculares nos llegan en una caja de color blanco con la habitual franja verde en la parte inferior que distingue a los productos Xbox. Su frontal nos muestra una imagen de los auriculares bajo la cual tenemos el nombre y a los lados los sellos de Xbox y Diseñado para Xbox.

Si le damos la vuelta a esta caja, en la parte trasera vamos a ver un detalle de algunas especificaciones, las cuales viene en inglés pero bajo las cuales tenemos un resumen en distintos idiomas, incluido el Español. En estas se destaca el sonido inmersivo, su conectividad Xbox Wireless y Bluetooth 5.1, así como la cancelación de ruido activa adaptativa, la claridad cristalina de comunicación y su diseño premium.

Dentro de esta caja encontramos una base de cartón donde se asientan los auriculares y bajo ella dos pequeñas cajas que esconden sendos cables de conexión: un USB A a USB C y un cable de conexión de audio de 3.5 mm. Encontramos además una lamina que nos explica como conectar los auriculares a Xbox y al móvil junto con otra documentación como la que nos explica como activar el sistema Dolby Atmos.

Bang & Olufsen Beoplay Portal para Xbox

Acostumbrado a probar un sin fin de auriculares gamer, los Bang & Olufsen Beoplay Portal nos descolocan por su diseño y acabados, muy alejados de lo que solemos ver en este tipo de dispositivos y que nos recuerdan mas a lo que solemos ver en los auriculares de alta gama para los puristas del sonido. De entrada las impresiones son mas que prometedoras, algo que se acentúa cuando miramos el dispositivo más de cerca al tenerlos en las manos.

Un diseño premium que destaca en los detalles

Como ya hemos mencionado Bang & Olufsen nos hace llegar los Beoplay Portal en acabado Navy. Es decir se trata de un dispositivo con el color azul Navy como principal, pero que en los laterales de las copas cuenta con unos grandes círculos metálicos de acabado cepillado. Si este no te convence puedes optar por colores más clásicos como el negro o el blanco (Gris niebla).

Con un formato de tipo diadema, su diseño es obra de la colaboración de la marca con el premiado diseñador danés, Jakob Wagner. Se trata de un dispositivo de alta gama y esto es algo que se refleja en la construcción, acabados y en los materiales usados, lo que hace que cuando los sostenemos en seguida tengamos una innegable sensación de calidad.

Si hay algo que distingue a la marca danesa es la calidad de construcción de sus dispositivos, lo que en este caso ha conseguido mantener conteniendo el peso en los 282 gramos del modelo para Xbox.

Bang & Olufsen Beoplay Portal para Xbox

En la construcción de los Bang & Olufsen Beoplay Portal se ha usado el aluminio parta darle una mayor resistencia con el menor peso, contando en la parte interna de la diadema con un acabado de fibra de bambú transpirable y un acolchado que distribuye la presión de tal forma que podamos tener los auriculares puestos durante horas sin que nos sean molestos. Este acabado nos ha permitido estar horas jugando y pasar a continuación a escuchar música sin que nos resulte pesados o incomodos, haciéndolo además de forma que permite una muy correcta transpiración que impide que notemos una subida de temperatura o la aparición de sudor.

El extremo de la diadema finaliza en dos copas en cuya parte interna tenemos dos grandes almohadillas que rodean nuestras orejas, lo hacen con un recubrimiento de piel bajo el cual tenemos una espuma «con memoria» que simplemente tiene un comportamiento excepcional en lo que a comodidad y ajuste se refiere. Esto es algo que además se ve ayudado por la posibilidad de girar las copas, lo que permite que podamos llevar los auriculares colgados del cuello mientras se apoyan en nuestro pecho, pero que también ayuda a que estos giren para adaptarse a nuestra anatomía.

Bang & Olufsen Beoplay Portal para Xbox

La parte externa de la diadema de los Bang & Olufsen Beoplay Portal cuenta con un acabado en piel, cuya unión con la parte textil interior se ha rematado de una forma sobresaliente y es que B&O se ha preocupado de ofrecer unos acabados de primera, a la altura de la fama de la marca pero también del precio de este dispositivo.

Entre la diadema y las copas contamos con unas varillas de aluminio que nos permite ajustar su largo en función de cada usuario. Se trata de un sistema deslizable que una vez colocado en la posición que nos convenga permanece fijo, sin holguras ni desplazarse a pesar de que seamos enérgicos en los movimientos mientras jugamos.

Bang & Olufsen Beoplay Portal

Cerrando el repaso al diseño de los Bang & Olufsen Beoplay Portal para Xbox nos centramos en la parte externa de las copas, las cuales están realizadas en plástico de alta calidad dejando en los contornos los puertos y controles, mientras que en la parte externa tenemos un gran panel de aluminio con acabado cepillado circular en cuyo centro destaca el logo de la marca.

En el contorno de estas copas encontramos los controles, de los que hablaremos más adelante, y de los distintos puertos de este modelo. En concreto en la copa derecha tenemos los puertos USB C de carga/conexión y el puerto de audio jack de 3.5mm que permite el uso de los auriculares de forma cableada.

Como muestra del cuidado del diseño de estos auriculares, entre la parte externa de las copas y las almohadillas podemos ver que cuentan con una ligera separación. Esta no está ahí solo por cuestión estética, si no que lo hace para permitir que las almohadillas puedan oscilar verticalmente lo que unido a capacidad de giro horizontal nos asegura un ajuste simplemente perfecto.

Bang & Olufsen Beoplay Portal para Xbox

Si nos fijamos no tenemos puerto para el micrófono, algo que solemos asociar a los auriculares destinados al publico gamer. Aquí sale a relucir uno de los puntos destacados de los Beoplay Portal, y es que tenemos un sistema de brazo articulado virtual que hace uso de cuatro micrófonos MEMS que amplifican el sonido de nuestra voz para obtener la versatilidad de un brazo físico pero sin las molestias de tenerlo delante de nuestra boca. Estos micrófonos se distribuyen en dos en cada copa y no están solos ya que además contamos con otros cuatro micrófonos (dos por copa) que se usan específicamente como parte del sistema de cancelación activo de ruido adaptativo.

Controles táctiles, deslizables y físicos

A la hora de configurar el sonido, la cancelación de ruido o la conexión de los Bang & Olufsen Beoplay Portal para Xbox contamos con todos los controles de una u otra forma accesibles desde los propios auriculares. Para ello B&O ha incorporado varios sistemas de control, que en esta ocasión difieren con lo que tenemos en la versión para PC o PlayStation ya que incluye el control para conexión Xbox Wireless.

Estos auriculares admiten conexión por cable de audio mediante conexión jack de 3.5 mm, conexión al PC mediante el cable USB C e inalámbrica mediante Xbox Wireless o mediante Bluetooth 5.1.

En la copa derecha tenemos un botón que nos permite encender o apagar los auriculares, algo que se refleja en un pequeño LED situado a su lado. Este mismo botón sirve para emparejar el auricular mediante conexión Bluetooth, algo que es sumamente sencillo gracias a que cuenta con soporte Google Fast Pair, Made for iPhone y Microsoft Swift Pair. Esto hace que por ejemplo cuando tengamos un dispositivo Android al activar la conectividad Bluetooth inmediatamente el móvil lo reconoce y te invita a emparejarlo, sistema que al igual que Microsoft Swift Pair hemos podido comprobar que funciona a la perfección y facilita sobremanera la conexión.

En la copa izquierda encontramos el botón de conexión Xbox Wireless, el cual funciona como cualquier dispositivo con esta conectividad. Es decir que con los auriculares encendidos debemos mantener pulsado el botón de conexión hasta escuchar una serie de tonos que indican su estado de emparejamiento. Al mismo tiempo pulsamos el botón de emparejamiento en la consola y con eso se reconocerá y emparejará el auricular.

Bang & Olufsen Beoplay Portal para Xbox

En ambas copas encontramos un largo «botón» que en realidad no es tal y es que se trata de controles táctiles deslizables. Dependiendo del uso estos controles nos permiten regular el volumen del sonido, ajustar la cancelación activa de ruido adaptativa o el modo transparencia, regular el balance entre chat de voz y juego.

Controlar estos ajustes lleva un tiempo de adaptación, sobre todo cuando queremos regular la cancelación de sonido o el balance de chat/juego, ya que al no tener un indicador a veces no estamos seguros del nivel al que lo tenemos. Es más una cuestión de adaptación que un problema, ya que una vez cogido el truco lo cierto es que la respuesta es rápida y precisa.

Bang & Olufsen Beoplay Portal

¿Recordáis los grandes círculos de aluminio cepillado de los laterales? pues estos son los principales controles de los auriculares ya que se trata de una zona táctil capaz de detectar pulsaciones. Mediante un sistema de doble pulsación podemos pausar o reanudar la reproducción mientras escuchamos música o bien silenciar el micrófono si estamos jugando. Si por contra estamos recibiendo una llamada mientras estamos conectados al móvil podremos contestar una llamada o si estamos en una podremos silenciar el micrófono.

En el uso de estos controles lo cierto es que la experiencia mantiene la tónica del resto de controles, siendo preciso y al contrario que otros sistemas táctiles no requiere de mucha presión ni te obliga a repetir los toques.

Bang & Olufsen Beoplay Portal

Conectividad para cada ocasión

Aunque el modelo que nos han enviado en principio es el destinado para usarse con las consolas Xbox, lo cierto es que esto es solo una forma de indicar que cuenta con conectividad Xbox Wireless, pero ni de lejos limita que podamos usarlo solo con ella.

Los Bang & Olufsen Beoplay Portal para Xbox permite que los usemos con la consola de Microsoft, tanto Xbox Series X que es el modelo con el que lo hemos probado, como con la Xbox Series S y Xbox One. Lo hace mediante una conexión inalámbrica que usa el protocolo Xbox Wireless de Microsoft que ha demostrado su estabilidad a lo largo de horas y horas de juego, permitiendo que incluso entre partida y partida me pueda mover para ir a la cocina a «repostar» mientras seguía hablando sin problemas con mis compañeros de partida.

Una vez tengamos los auriculares emparejados a nuestra consola estos nos van a aparecer dentro de los accesorios en la configuración, aunque no dispone de una aplicación para Xbox y toda la configuración se deja en manos de la aplicación para móvil de la que os hablaremos más abajo. Lo que si nos permite es activar el sonido Dolby Atmos, algo que se hace descargando en la consola la aplicación Dolby Access. Esta nos va a permitir configurar el audio con tres ajustes personalizados o usando los perfiles predeterminados de Juego, Película o Música, además cuenta con el modo rendimiento que está pensada para priorizar el sonido posicional que nos permite localizar mejor donde se encuentran nuestros enemigos.

Bang & Olufsen Beoplay Portal para Xbox

Otra forma de usar estos auriculares es mediante el cable de conexión jack de 3,5mm con el que podremos conectarlo al móvil, PC o incluso al mando de la consola si lo preferimos. Mismo camino que podemos hacer usando el cable de conexión USB C a USB A conectando los auriculares a nuestro PC.

El último modo de conexión es también el que más usaremos cuando no estemos jugando y es que los Bang & Olufsen Beoplay Portal para Xbox cuentan con conectividad Bluetooth 5.1 multipunto, lo que nos permite conectarlos a dos dispositivos de forma inalámbrica y pasar entre ellos si por ejemplo estamos escuchando música en el PC y de repente tenemos que contestar o realizar una llamada desde el móvil, podemos pausar la primera y atender la llamada.

Bang & Olufsen Beoplay Portal

Dejando la configuración en manos del móvil

B&O deja la configuración en manos de la aplicación para móvil, la cual podemos descargar de forma gratuita tanto para Android como para iOS.

Aquí sale a relucir en primer lugar el emparejamiento rápido de los auriculares, lo que nos facilita mucho la conexión al móvil, aunque después deberemos conectarlos a la propia aplicación para que esta la reconozca. Para ello la aplicación nos va guiando paso a paso e incluso a continuación nos va a guiar en la conexión a la consola si lo necesitamos. También nos va a ofrecer un pequeño tutorial para aprender a usar los controles, por lo que realmente es muy sencillo llegar a controlar todas las opciones de los auriculares.

Una vez tengamos conectados los auriculares al móvil y a la consola la aplicación nos mostrará una pantalla donde tenemos una imagen del dispositivo y bajo ella dos iconos: Bluetooth y Xbox. Estos nos permiten selecciona tanto la conexión como configurar la experiencia en cada uno de estos usos.

En el caso de la conexión por Bluetooth podemos ajustar gracias un sistema de barras deslizables el volumen, la cancelación activa de ruido o el modo transparencia, además de poder activar el modo de espera que apaga el dispositivo de forma automática tras 15 minutos de inactividad y activar la disminución de ruido del viento para que este no interfiera en las llamadas cuando estamos en el exterior. También contamos con distintos modos de escucha con perfiles predefinidos de sonido Optimo, Commute, Gaming, Podcast y Movie, aunque también podemos crear perfiles propios con un sistema tipo touchpad donde elegir que tipo de sonido priorizar.

Si escogemos la conexión Xbox las opciones varían ligeramente, añadiendo la opción de ajustar el balance de chat/juego y cambiando los ajustes de escucha que ahora lucen opciones de Gaming, FPS, RPG, Music y Movie, sustituyendo el ajuste personalizado por un ecualizador de cinco bandas que podemos ajustar.

Esta aplicación también nos ofrece la posibilidad de mantener actualizado el firmware de los auriculares y nos ofrece información del estado de la batería, además de una estimación de la duración de la misma.

Autonomía

Hablamos de unos auriculares inalámbricos, aunque como detalle decir que si conectamos el cable de carga nos permite seguir jugando sin problemas, algo que siempre se agradece y que no todos los auriculares permiten. En el tiempo de pruebas hemos alternado su uso con la consola y escuchando música desde el PC y el móvil. Según B&O en este modelo esto debería brindarnos unas 12 horas de autonomía, aunque si se prescinde de conectarlo a la consola debería llegarnos a las 24 horas con cancelación activa de ruido.

En mi caso puedo decir que usándolo con consola y móvil he logrado llegar sin problemas a las 12 horas prometidas. En el caso de un uso solo con el móvil a un nivel medio de volumen me he quedado a poco de las 24 horas, por lo que parece que las cifras dadas por la marca no son estimaciones optimistas si no un fiel baremo de lo que ofrece.

Calidad de sonido con el sello B&O

Todo lo que hasta ahora os hemos mencionado se une para ofrecer un sonido a la altura de lo que la marca atesora, algo que nos llega gracias a unos altavoces de 40 mm con imanes de neodimio capaces de ofrecer una respuesta de frecuencia desde 20 Hz a 22 KHz y que cuentan con una sensibilidad de 95 dB a 1 kHz/1 mW.

Los Bang & Olufsen Beoplay Portal soportan los codec  SBC, AAC y Qualcomm aptX Adaptive, además de la mencionada compatibilidad con el sistema Dolby Atmos y su cancelación activa de ruido adaptativa. Esta usa un total de seis micrófonos para lograr suprimir el ruido externo, de ellos cuatro micrófonos MEMS están específicamente dedicados a este sistema.

A la hora de jugar he probado distintos títulos como Warzone, Halo Infinite, Forza Horizon 5, Hellblade o Nier Automata. El resultado ha superado mis expectativas, tanto en la calidad del sonido como en la capacidad de posicionar este, siendo sencillo percibir desde donde nos llega cada sonido, cada pisada o disparo, o sentir como nos adelantan con un sonido que delata a la perfección la colocación de nuestro oponente. Lo hace además ofreciendo unos graves de gran pegada que nos permiten una experiencia más inmersiva y que le sitúan sin duda en lo más alto entre los auriculares para Xbox que han pasado por nuestras manos.

Bang & Olufsen Beoplay Portal para Xbox

Junto con su lado gamer tenemos el aspecto más «audiófilo», uno de los puntos que más justifican el precio de estos auriculares. Para ello hemos hecho uso de nuestras habituales listas de pruebas con las que testear su rendimiento con distintos estilos musicales, además de otras sugeridas que van desde Private Investigation de Dire Straits a Fever de Elvis Presley, pasando por Daft Punk, Sing Me to Sleep de Alan Walker, Distubed con su versión de The Sound of Silence, Starman de David Bowie o Don’t Cry de Guns N’Roses.

Si jugando los Bang & Olufsen Beoplay Portal nos parecieron de primer nivel, disfrutando de de nuestra música la experiencia aún es mejor y es que estamos ante el punto fuerte de la marca.

El sonido con estos auriculares destaca por la calidad, pero sobre todo por la claridad y matices que permite percibir. Tenemos un audio con unos graves con una gran pegada pero que no llega a distorsionar el sonido, aunque si parecen estar un punto por debajo del resto de frecuencias a nivel de detalle. En el extremo opuesto tenemos los agudos, donde aquí si percibimos con plenitud cada matiz y nota de forma limpia y sin estridencias, representando una experiencia digna de escuchar.

En el medio del espectro tenemos unos medios que nuevamente sorprenden en el detalle, ofreciendo un sonido claro que cuando lo juntamos con el resto de frecuencias dan razón de ser a los 499€ que cuesta.

Si tenemos que valorar estos auriculares en calidad de sonido «no gamer» tenemos que mirar a la gama alta del mercado para encontrar un justo competidor. Si esto lo limitamos al mundo gamer nos cuesta pensar en un digno oponente que pueda hacer frente a los Bang & Olufsen Beoplay Portal.

En cuanto a la cancelación de ruido adaptativa ha que decir que funciona de forma muy correcta y es capaz de eliminar el sonido del teclado mientras escuchas escribo estas letras escuchando a los Bee Gees entonando «I Started a Joke», sin embargo si se nota que está un punto por debajo del resto de prestaciones del dispositivo y que en esto marcas como Sony siguen reinando. A pesar de ellos lo cierto es que sigue siendo un buen nivel y nos va a permitir aislarnos del mundanal ruido para disfrutar de nuestra música.

Conclusiones y opinión

Cuando estaba preparando como en como enfocar esta review mi primera intención era seguir la directriz de que estaba ante un dispositivo con el sello «Diseñado para Xbox», planteándolo como unos auriculares gaming con alta calidad de audio. Sin embargo a medida que probaba los Bang & Olufsen Beoplay Portal me di cuenta que este enfoque no era del todo correcto, si no que es más fiel a la realidad plantearlo como unos auriculares con sonido premium que podemos usar también con conectividad Xbox Wireless.

Con este planteamiento es más sencillo aceptar el precio de 499€ de los Bang & Olufsen Beoplay Portal ya que no estamos buscando solo unos buenos auriculares para jugar, si no un autentico todoterreno capaz de ofrecer una experiencia premium que incluso el audiófilo más exigente apreciará.

Bang & Olufsen Beoplay Portal

A la hora de jugar con los auriculares Bang & Olufsen nos encontramos con posiblemente los mejores auriculares para la consola de Microsoft, pero es que esto no queda ahí e incluso planteándolos como unos auriculares «solo» para escuchar música siguen estando entre los mejores del mercado. Aunque se hecha de menos el detalle de una bolsa de transporte, algo habitual en este rango de precios, sin duda su principal pega es el precio y es que 499€ no es trago de buen gusto para gran parte de los bolsillos, pero en caso de que el precio no sea un problema y busques calidad, sin duda has dado con los auriculares que estabas buscando.

Bang & Olufsen Beoplay Portal

499 €
9.4

Valoración

9.4/10

Pros

  • Sonido Excelente
  • Diseño premium con atención al detalle
  • Amplia conectividad
  • Brazo articulado virtual
  • Tan bueno con consola como móvil o PC

Contras

  • Precio
  • Se hecha en falta una bolsa de transporte

Síguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.