La guerra de diseños es casi necesaria, ya que en los últimos tiempos y fuera del concepto de smartphone plegables, lo cierto es que no hay tanta variedad de estilos como nos gustaría. LG siempre ha ido un poco por libre y hoy lo ha querido volver a demostrar mostrando dos bocetos de un nuevo estilo para smartphones. Este busca traer un diseño minimalista, con unas cámaras que huyen de grandes módulos en favor de pasar lo mas desapercibidas posible.

Así es el nuevo diseño LG para sus smartphones

El nuevo diseño de LG

El nuevo diseño minimalista de LG cuanta con unas lineas curvadas simétricas en su trasera y en su pantalla. Aunque la pantalla no parece contar con formato tipo cascada, si muestra unos margenes extremadamente finos, tanto en sus laterales como en la parte superior.

Donde mas llama la atención de este nuevo diseño LG es en su trasera, que mientras en el resto de marcas se apuesta por grandes módulos para la cámara, o hacerlas sobresalir de forma destacable, en LG apuestan por tres cámaras y un flash en formato vertical que simular una serie de gotas de lluvia cayendo. La principal sobresale ligeramente, mientras que las otras dos se sitúan a ras de la superficie.

Así es el nuevo diseño LG para sus smartphones

Estas medidas se toman para buscar ofrecer un nuevo diseño LG más limpio, elegante y que ocupe menos espacio para dejar un aspecto de lineas más puras.

Con este diseño LG quiere desmarcarse del resto de marcas y ofrecer para su próximo terminal un aspecto propio, reconocible y que atraiga a un público que no se sienta atraído por otras tendencias de diseño.

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.