Estas leyendo
Un carrito y 99 móviles bastan para engañar a Google Maps

Google Maps es para muchos conductores un seguro para llegar a su destino con seguridad y en el menor tiempo posible, por lo que “hackear” el sistema es todo un logro por las repercusiones que tiene. Puede parecer algo complejo saltarse los controles de Google, pero a veces no es necesario grandes conocimientos. Tal y como acaba de demostrar Simon Weckert , para hackear Google Maps basta con un poco de ingenio, un carrito y 99 móviles de segunda mano.

Un carrito y 99 móviles bastan para engañar a Google Map

Un ingenioso sistema para volver loco a Google Maps

Para conocer el estado del tráfico Google Maps este se basa en el número de usuarios en una calle para conocer la densidad y velocidad del tráfico. Aprovechando este sistema Simon se limito a coger un carrito, llenarlo con 99 móviles y recorrer con él una calle. El sistema detecta un gran número de usuarios en esta que vía circulando a baja velocidad, lo que Google Maps traduce en una calle congestionada y desvía el tráfico por otras calles, a pesar de que apenas hay trafico real. Simple pero muy efectivo, tal y como podemos ver en el vídeo que acompaña a este experimento.

No es que se explique con claridad el método, es decir se menciona por encima pero no se indica mucho más. Aún asi ha servido para que Google responda en declaraciones a 9to5Google, dando las gracias por estas inventivas y afirmando que las usará para mejorar el sistema de Google Maps.

Ya sea a en coche o carro o camello, nos encanta ver los usos creativos de Google Maps, ya que nos ayuda a hacer que los mapas funcionen mejor con el tiempo.

Una historia más anecdotica que otra cosa, pero que deja claro las limitaciones de la tecnología y como esta aún debe mejorar.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.