Estas leyendo
Fuchsia, el futuro sistema operativo de Google estrena web

Desde hace tiempo se rumorea que Google está preparando un nuevo sistema operativo que vendría a reemplazar a Android, un trabajo que apenas estaría en sus primeros pasos y que conllevaría una ingente cantidad de trabajo antes de ver la luz.

El nuevo sistema de Google se conocería como Fuchsia y hoy recibe un fuerte espaldarazo, ya que ya cuenta con su propia web oficial destinada a ofrecer las herramientas e información para desarrolladores.

Fuchsia ya es mucho más que un rumor

El nuevo sitio para desarrolladores convierte en certeza que Google se está tomando muy en serio esta nueva opción. Si entramos en Fuchsia.dev ya podemos confirmar algunos aspectos de lo que hasta ahora eran poco más que rumores. En la documentación adjunta podemos leer que Fuchsia no usará como base Linux, si no que se sustentará sobre Zircon.

Este cambio de kernel, que en principio debería ser preocupante por los cambios que supondrían, finalmente no debería representar grandes problemas para los desarrolladores, ya que parece tal y como indican en PhoneArena, requerirá de muy poco código para que los devs adapten sus aplicaciones.

google io

No está claro cuales son realmente los planes de Google para Fuchsia. El sustituir a Android no sería cosa sencilla, y es que el sistema ha alcanzado tales dimensiones y cuota de mercado que prescindir de él se antoja complicado. No tenemos que irnos muy lejos para ver como el no contar con todo el respaldo de Android, puede afectar negativamente a la percepción del público sobre un producto (entiéndase caso Huawei).

Lo que si tenemos claro es que Google no tomará ninguna decisión a la ligera y que este parece más plan un a largo plazo, antes que algo que vayamos a ver de forma inmediata.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.