Estas leyendo
Samsung Galaxy Watch, este es nuestro análisis

Samsung Galaxy Watch

Samsung ha demostrado que no solo sabe hacer buenos smartphones, si no que el tema de los smartwach no se le da nada mal. En nuestras manos ha caído el Samsung Galaxy Watch, el cual me ha acompañado durante unas semanas, 24 horas al día. En este tiempo he podido probar a fondo este dispositivo y ver cuales son sus puntos fuertes. Como es habitual llega el momento de contaros las impresiones que me ha dejado y valorarlo.

Un diseño elegante y equilibrado

Para el Galaxy Watch han apostado por un diseño que se acerca a lo que tenemos en mente por un reloj, nada de pantallas cuadradas ni lineas innovadoras. Una esfera redonda contorneada por una corona negra, se fijan sobre un cuerpo metalizado que se ajusta a nuestra muñeca con unas correas que podemos intercambiar y que en nuestro caso son negras.

Samsung Galaxy Watch

Disponemos de dos modelos, el Galaxy Watch de 42 mm y el de 46 mm, dependiendo del tamaño de muñeca deberemos decantarnos por uno y otro y tener en cuenta que ambos cuentan con algunas diferencias que podemos ver en la siguiente tabla.

 Galaxy Watch (46 mm)Galaxy Watch (42 mm)
Medidas:46 x 49 x 13 mm41.9 x 45.7 x 12.7 mm
Peso:63 g (sin correa)49 g (sin correa)
Pantalla:1.3” (33 mm),
Circular Super AMOLED (360 x 360)
Full Color Always On Display
Corning Gorilla Glass DX+
1.2” (30 mm),
Circular Super AMOLED (360 x 360)
Full Color Always On Display
Corning Gorilla Glass DX+
Correa22 mm (Intercambiable)20 mm (Intercambiable)
Batería:472 mAh270 mAh
Procesador:Exynos 9110 Dual core 1.15GHz
OS:Tizen Based Wearable OS 4.0
Memoria:LTE: 1,5 GB RAM + 4 GB memoria interna
Bluetooth: 768 MB RAM + 4 GB memoria interna
Conectividad:3G/LTE, Bluetooth4.2, Wi-Fi b/g/n, NFC, A-GPS/Glonass
Sensores:Acelerómetro, giroscopio, barómetro, HRM, luz ambiente
Carga:Carga inalámbrica WPC
Resistencia:5 ATM + IP68 / MIL-STD-810G 
Compatibilidad:Android 5.0 o superior & 1,5 GB de RAM o superior
iPhone: iPhone 5 y superior, iOS 9.0 o superior

La variedad también llega al cuerpo del Smartwatch, y es que mientras que en el modelo de 46mm que hemos probado es de color plateado, en el de 42mm puede ser negro o rosa dorado. Las correas también se pueden intercambiar escogiendo varios colores dependiendo del modelo, desde un negro sobrio hasta el amarillo lima o rosa beige en el modelo de 42mm.

Samsung Galaxy Watch

Se trata de un dispositivo de una elegancia innegable. Su esfera nos proporciona una pantalla táctil que dependiendo del modelo es de 1.3 o 1.2 pulgadas, en ambos casos Super AMOLED con resolución 360 x 360. Esta esfera la podemos personalizar con una enorme variedad de opciones disponibles en su tienda. Desde elegantes modelos de manecillas hasta psicodelicos modelos llenos de colores o diseños futuristas. Un detalle curioso es que si escogemos un diseño analógico, cuando se muevan las manecillas escucharemos un sonido que simula el que haría un reloj clásico.

Esta esfera se rodea de una corona o bisel que no solo guarda una función estética, si no que se puede girar y usar para navegar por las diferentes opciones del sistema o subir el volumen por ejemplo.

Samsung Galaxy Watch

En la parte trasera encontramos el sensor que nos permite realizar las mediciones de nuestro estado de salud, y es que no debemos olvidar que el Galaxy Watch tiene un alma deportiva, pudiendo medir nuestra frecuencia cardíaca y hacer un completo seguimiento de nuestras actividades deportivas.

Samsung Galaxy Watch

En el lateral encontramos dos botones, con un recubrimiento de goma rugosa que ayuda a que podamos usarlo incluso con las manos húmedas. El superior nos sirve como botón de “Atrás”, mientras que el inferior es el botón de “Home”.

El conjunto es un terminal muy llamativo, elegante y que gusta a primera vista. Además al contar con tantas esferas, las opciones de adaptarlo a tu gusto sin amplias. Si tenemos que ponerle una pega es que aunque para el día a día no es un peso incomodo de llevar, cuando hacer ejercicio se nota su gramos, mas aún si eres de muñeca fina como es mi caso.

Funciones y una batería a destacar

Cuando se presentó el Samsung Galaxy Watch con Tizen como sistema operativo, no dejo de haber quien se quejo de lo limitado de la tienda en lo que a aplicaciones se refiere. Como se suele decir “para gustos, colores”, en mi caso me parece que Tizen le va como un guante, ofreciendo las funciones que necesito y mas, pero sobre todo un rendimiento más que optimo.

Sinceramente no quiero un Smartwatch para leer las noticias, ni para ver una película, una pantalla de 1,2 o 1,3 pulgadas para mi tiene otros usos y aptitudes que no pasan por ese tipo de uso. No es cuestión de ver que aplicaciones puedo meter en el reloj, si no de si tengo todas las que necesito.

El Galaxy Watch cuenta con una pantalla principal, que es la que nos sirve de reloj, y según la esfera que escojamos puede tener otras informaciones a mano. Desplazándonos con el dedo o usando el bisel, podemos acceder a una serie de widgets y aplicaciones. Estas podremos ampliarlas descargándolas de la tienda desde el propio Watch o a través de la aplicación Samsung Weareble. Si no contamos con un móvil Samsung, para emparejar el reloj se nos instalaran en el teléfono esta app, así como diversos plugins y la app de Samsung Health para el seguimiento deportivo.

Lo cierto es que en lo que a esferas se refiere, en la tienda de Samsung encontraremos un amplio surtido. Lo de las aplicaciones ya no tanto, ya que en este aspecto no hay mucha variedad. Por probar he mirado que podía necesitar y la verdad es que al final he terminando dándome cuenta que voy sobrado usando las que ya tiene el reloj.

Cuando te pones a probar el Galaxy Watch te das cuenta que por defecto ya viene con una serie de aplicaciones y widgets propios que te van a cubrir gran parte de tus necesidades. Cuenta con un sistema de seguimiento de ejercicio que incluye la natación, y es que con una protección IP68 y resistencia hasta 5ATM, no tendrás que preocuparte si se moja. En este punto hay que destacar que cuanta con una función curiosa, que hace que el dispositivo emita un sonido para expulsar los restos de agua que puedan quedar en el altavoz tras mojarse.

Con su sensor inferior puede medir nuestro pulso e incluso calcular nuestro nivel de estrés, ofreciendo consejos para reducirlo si hace falta. Junto con el resto de los sensores y el GPS, podremos realizar un completo seguimiento de cualquier actividad física que realicemos, incluyendo la consecución de los retos que nos planteemos, sin embargo todo ello se ve y maneja mejor desde la app Health en el móvil. Algo que se aplica también a la instalación de esferas o aplicaciones, pero en este caso usando Samsung Weareble.

Una de las razones que considero de mejor importancia la falta de aplicaciones es que no vas a requerir de la mayoría de ellas para contestar a tus mensajes o correos. Si recibes una notificación de un WhatsApp o incluso de un mail, el reloj te dará una serie de respuestas rápidas para contestar, lo que dado el tamaño de la pantalla y del teclado, es mucho mejor que ponerte a escribir en él. Sin embargo hay que reconocer que en otras ocasiones, como alguna red social, la notificación es poco menos que un simple aviso para que consultes la misma en tu móvil.

Responde llamadas, paga, consulta tus citas o pide ayuda

Para este dispositivo cuentan con una versión 4G, de la cual no puedo hablar ya que no la he probado. El modelo del que he dispuesto tenía conectividad Bluetooth que emparejado al móvil, y si llevas este cerca, te permite realizar y contestar llamadas o pagar con el vía NFC. Este se activa manteniendo pulsado el botón de Atrás y tras introducir un pin de acceso ya puedes pagar.

Otra interesante función es configurarlo para poder pedir auxilio a un contacto en caso de una emergencia, algo que ya os mostramos como hacer.

Por último cuentan con un calendario en el que podemos ver nuestras citas, pero que sobre todo es una maravilla si lo conjuntamos con una esfera especialmente diseñada para ello. En este esfera veremos destacado el horario de un evento determinado del día, por lo que de un vistazo al reloj sabremos a que hora y que evento tenemos ese día.

Batería para tres días, o casi

He aquí uno de los aspectos que mas me han gustado y motivo por el que me veía abandonado el uso del reloj. Si ya me cansa tener que cargar el móvil casi a díario, si hubieses tenido que añadir el reloj ya sería para desesperarse. Sin embargo los 472mAh del modelo de 46mm me han proporcionado dos días y medio de duración, e incluso casi tres en determinados casos. Esto ha variado dependiendo del uso, pero en ningún caso ha bajado de dos días.

Lo cierto es que es muy de agradecer esta duración, ya que a pesar de que la carga se realiza de forma inalambrica con el soporte que incluye la caja, esta le lleva unas dos horas el recargarse.

Samsung Galaxy Watch

Experiencia de uso

Hay puntos que despiertas suspicacia antes de ponertelo, como el uso del procesador Exynos 9110 o la persistencia en el uso de Tizen, dejando de lado Wear OS. Sin embargo esto lo entiendes cuando te das cuenta que forman un excelente binomio, ofreciendo una rapidez de respuesta y rendimiento exento de ninguna pega. Además ambos aspectos afectan de forma decisiva en la duración de batería. Contar con un dispositivo que durante tres días te funcione sin ningún tipo de problemas, eso hace que nuestra puntuación suba apreciablemente.

Samsung Galaxy Watch

La tienda no es el mejor de los puntos del Galaxy Watch, no solo porque sea escasa en aplicaciones, si no porque tampoco es que sea muy intuitiva. Buscase lo que buscase, terminaba nadando en un mundo de esferas y pocas aplicaciones. Ademas si esta búsqueda la haces desde el reloj, la cosa desespera. Por supuesto cada usuario es un mundo y tiene necesidades dispares. En mi caso esta falta de aplicaciones no me ha supuesto problema, ya que las pocas cosas que he necesitado las he podido hacer sin problema. Un mensaje no me veo contestándolo en base a escribir en el teclado, mientras que las respuesta pre-configuradas si las he terminado usando para responder en casos de necesidad.

El monitoreo de actividades físicas responde realmente bien. El contar con una amplia variedad de seguimiento de ejercicios. te permite controlar tus evoluciones, ya sea en ejercicios al aire libre con seguimiento GPS como ciclismo o atletismo, nadando con medición de brazadas o incluso en el gimnasio, con variedad de estilos que incluye el uso de maquinaria o pesas. Esto podemos añadirlo en un widget o consultarlas de forma mas detallada en la aplicación del móvil.

Samsung Galaxy Watch

También me ha gustado su uso “preventivo”. Por un lado al animarte a moverte cuando nota que has estado inactivo, aconsejándote ejercicios o incentivandote a que hagas algo de deporte. Pero también con sus sistema de medición de estrés, en cual te da una pautas de respiración para oxigenarte y aliviar un poco la tensión. Por desgracia la medición de estrés en manual y realmente tendría mas sentido que fuera automatizada y te avisará si detecta que te estresas. Si tienes que medirtela y que normalmente ya te notas estresado, por lo que pierde parte de su utilidad.

Lo bueno de la batería es que al durar tanto impide que recurras a la noche para andar cargándolo constantemente. Esto es algo que pasa con otros smartwatch, que a pesar de contar con seguimiento de sueño, realmente no lo usas ya que aprovechas esas horas para cargarlo. Con el Galaxy Watch he podido constatar lo que ya me temía, duermo poco y de poca calidad. Sus mediciones te ofrecen una idea de las horas que duermes y en que fases, ya sea un sueño ligero o profundo, e incluso saber si te despiertas en medio de la noche.

El uso del NFC para el pago es algo que si bien agradezco y funciona muy bien, requiere otro plugin más a añadir a la lista de los que te tienes que instalar si no tiene un móvil Samsung. Por otro lado viene con Bixby, el asistente de Samsung y con conectividad Smarthing, pero en mi caso Bixby solo estaba disponible en inglés.

Conclusiones

Samsung ha querido crear un smartwatch que llegase tanto a un público preocupado por el diseño, como al que busca un reloj para el seguimiento deportivo. El primero puede estar satisfecho ya que el Galaxy Watch es realmente bonito, ademas gracias a la gran variedad de esferas es complicado no encontrar un diseño que te guste. Al tiempo ha logrado que este diseño aúne una facilidad de uso digna de destacar. Con una pantalla táctil, dos botones y sobre todo el bisel rotatorio, tardaras bien poco en hacerte con el manejo.

El comprar un Smartwatch nunca ha estado entre mis prioridades, pero he de reconocer que el Galaxy Watch ha conseguido hacerme replantearme esto. Su escasez de aplicaciones, se compensa con unas funciones completas, un rendimiento destacable y una batería mas que aceptable, si ya contase con más aplicaciones de terceros, eso sería un pleno.

Tras estas semanas de prueba me llevo la impresión de que, posiblemente, estemos ante una de las mejores opciones a la hora de valorar la compra de un Smartwatch. Con un precio oficial de 329€ para el modelo de 46mm y 309 para el de 42mm, 70€ mas para el modelo 4G, hoy podemos encontrarlos en oferta en Amazon desde 235€.

Samsung Galaxy Watch

309.00€
8.7

Diseño

9.0/10

Rendimiento

9.2/10

Software

8.0/10

Batería

9.0/10

Funciones

8.5/10

A favor

  • Un diseño destacable y llamativo
  • Rendimiento
  • Funciones
  • Bateria
  • Facilidad de uso

En contra

  • Una tienda escasa de aplicaciones
  • Si no tienes un móvil Samsung necesitas descargar varias apps y plugins para sacarle todo el rendimiento

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.