Estas leyendo
TESS el satélite lanzado por la NASA para encontrar nuevos mundos

SpaceX TESS

Crédito de la imagen: NASA TV

SpaceX ha lanzado hace apenas unas horas un nuevo satélite para la NASA, el TESS, destinado a la búsqueda de otros planetas habitables. Transiting Exoplanet Survey Satellite o Satélite para el Estudio de Exoplanetas en Tránsito es la traducción de las siglas y ha llegado al espacio de la mano de la compañía de Elon Musk. El lanzamiento ha tenido lugar en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida y ya se encuentra en orbita.

TESS a la búsqueda de otras Tierras

El nuevo satélite de la NASA buscará exoplanetas fuera de nuestro sistema solar, centrándose en aquellos que puedan tener unas características similares a las de la tierra. La intención es encontrar este tipo de exoplanetas en nuestro vecindario cósmico, para que puedan ser estudiados a fondo por los científicos.

Estamos encantados de que TESS esté en camino de ayudarnos a descubrir mundos que todavía tenemos que imaginar, mundos que posiblemente podrían ser habitables o albergar vida“, ha declarado Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington.

Para esta búsqueda el TESS usará el método de detección en transito, es decir siguiendo el ciclo que los planetas tienen alrededor de su estrella y el parpadeo que produce al situarse entre ella y el observador. Esta búsqueda ya fue iniciada en su momento por el Kepler, un satélite lanzado en el 2009 que se centró en un área muy concreta del cielo. El Tess va a ampliar la búsqueda centrándose en estrellas que sean de 30 a 100 veces más brillantes que las observadas por Kepler, haciéndolo además en un área mucho más grande.

Vista desde una cámara montada de la segunda etapa del cohete Falcon 9, en la que el TESS de la NASA se separa del vehículo. Crédito de la imagen: NASA TV

60 días hasta estar al 100%

En las próximas semanas el satélite irá usando sus seis propulsores para ir progresivamente ampliando su órbita. Esto se hará hasta alcanzar una distancia cercana a la Luna. A continuación se usará la gravedad de la Luna como asistencia para que el TESS alcance una órbita de 13.7 días alrededor de la Tierra. Una vez en esta órbita comenzará un periodo de 60 días en los que se harán una serie de testeos y pruebas del instrumental de la nave. Pasado este plazo de pruebas comenzará la misión en su verdadero propósito.

Relacionado  WhatsApp pronto nos permitirá enviar cualquier tipo de archivo, incluyendo APK

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro
Pedro
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.