Estas leyendo
Where the Water Tastes Like Wine, analizamos este viaje por Estados Unidos

Dim Bulb Games nos ha cautivado con Where the Water Tastes Like Wine, este juego de narrativa en el que escucharemos relatos, leyendas, sucesos y anécdotas dignas de los más estudiosos y por ello tiene que ser un título al que tienes que darle una oportunidad. Tenemos que decir que pudimos probarlo en una versión muy preliminar en la pasada Gamescom y en aquel momento no nos terminó de convencer, puede que necesites unos cuantos minutos para comprender y experimentar un título con anécdotas espectaculares. Te contamos que nos ha parecido Where the Water Tastes Like Wine.

Where the Water Tastes Like Wine

Se trata de un título que está ambientado en los años de la Gran Depresión. Nuestro personaje será un vagabundo jugador de póker que al perder una timba contra un personaje algo extraño es condenado a vagar por el país en busca de historias para saldar su deuda. Con esto queremos decir que la verdadera historia de este título es la de disfrutar de unos diálogos apasionantes mientras vamos vagando de una ciudad a otra con nuestro peculiar personaje principal, un esqueleto que como según dice el personaje “Lobo” que nos derrotó es para que pueda cargar con mas historias.

Para ir de ciudad en ciudad lo haremos en una especie de mapa en miniatura, a medida que nos acercamos a un grupo de casas veremos como nos indica la posibilidad de poder ir a experimentar alguno de los relatos escondidos en el juego. Una vez que estamos ahí tenemos varias experiencias de las que disfrutar y estarán representadas en forma de cartas de Tarot en una especie de cuatro grupos: viaje, justicia, miedo y amor.

“Viviremos auténticos momentos que nos recuerdan a esos momentos en los que para los que hemos estado en algún campamento se producen, todos sentados alrededor de una hoguera contando historias que ponen la piel de gallina al más pintado”.

Sin duda esto lo han trabajado a la perfección los chicos de Dim Bulb Games dando la pausa necesaria para que cada relato tenga el empaque que requiere, una lástima que en esta ocasión solo podamos disfrutar de voces en inglés a cargo de Farley, una lectura exquisita, con unos tonos que hacen que imaginemos todo lo que nos está comentando.

Si bien tenemos que decir que el juego tienes que cogerlo con ganas ya que puedes cansarte pronto de las largas caminatas y charlas aunque en este segundo aspecto te atrapará seguro, es en la zona del mapa por la lentitud de nuestro personaje donde podemos llegar a cansarnos de ir de un lado a otro. Yo personalmente te recomiendo que disfrutes y que te lo tomes como si de la lectura de un libro se tratara, es el mejor método para sacar el máximo jugo a Where the Water Tastes Like Wine.

Relacionado  Black Mirror, analizamos los secretos de la familia Gordon

A medida que encontramos hogueras e interactuamos contando historias con otros vagabundos, el título crece exponencialmente y es que es aquí donde reside la gracia de el, en aprender las historias de otros personajes y ampliar nuestros conocimientos para en futuras charlas al rededor de otra hoguera podamos tener mas opciones donde elegir y satisfacer a los otros personajes.

Dispondremos de medidores de sueño, vida y dinero para hacer que este título se un “juego” pero lo cierto es que no lo consigue, este apartado no tiene la suficiente fuerza para que le prestemos la atención que tendría que requerir. El juego como decimos se trata de andar, andar muy lento y planificando nuestro recorrido para no agotarnos y poder parar a descansar. Las únicas opciones para desplazarnos más rápido son hacer autoestop o coger trenes desde las principales ciudades. Los trenes dependen de la vida y el dinero y esto sólo lo ganaremos o perderemos mediante eventos aleatorios durante nuestras historias. El autoestop por otro lado estará limitado a la dirección donde circule el vehículo con lo que nos encontraremos con coches que ni si quiera podremos coger por que retroceríamos en nuestros pasos.

Diseño con una estética genial pero…

Los personajes que encontraremos a lo largo del juego tienen luz propia a pesar de ser representados con una muy buena animación estática que mezcla el dibujo abocetado con unos colores pálidos. Todos y cada uno de ellos tienen la importancia necesaria para empatizar y disfrutar de sus relatos. Os dejamos con la presentación de todos ellos en el siguiente vídeo.

Una combinación de dibujos planos que se mezclan con un mapa en tres dimensiones un poco psicodélico que representa las tierras áridas y nevadas de todo el mapeado de Estados Unidos. Este trabajo es realizado por Kellan Jett un ilustrador que ya es conocido por este tipo de estilo dentro de la industria. Tenemos que decir que el mapa chirría muchísimo respecto al resto de ilustraciones y menús que encontraremos en el juego, una pena que no guardaran la misma estética que el resto de objetos y diseños que encontramos en el.

Relacionado  Aqua Mail, analizamos esta app para gestionar el correo electrónico en Android

Una banda sonora sobresaliente

La banda sonora que nos propone Ryan Ike y concretamente Vagrant Song que se activan según estemos pisando el Medio Oeste, los Apalaches el Sur Profundo y la narrador hacer la magia de este título florezcan y no queramos parar de buscar historias. Este es sin duda para mi gusto el mejor apartado del juego a pesar de no estar ni voz ni texto traducido a nuestro idioma. Un punto que limitará mucho y que tienes que pensarte si estás dispuesto a traducir cada texto de pantalla para comprenderlo si no dominas el lenguaje de Shakespeare.  No obstante tenemos grandes curiosidades como poder escuchar al mítico Sting, cantante de The Police, interpretando a uno de los personajes principales.

Duración

Lo cierto es que no hemos completado el juego pero nos encontramos ya con mas de 7 horas en nuestro saco, un juego que es para disfrutar de cada relato y por ello es lento y meticuloso, con lo que prepárate para disfrutarlo en pequeñas dosis y de invertirle una buena cantidad de horas si quieres enterarte de cada uno de los detalles que esconde en su profundidad literaria.

Conclusión Final

Where the Water Tastes Like Wine es un título que mas que un juego es un viaje a la época de la depresión estadounidense, un viaje a conocer historias del pasado, un viaje al disfrute narrativo que es donde realmente el título brilla a pesar de no poder disfrutarlo en Español que posiblemente el disfrute sería aún más grande.

Puede que en un primer momento el juego te choque, que pueda parecerte lento por los cortos pasos que da nuestro personaje por un mapa algo descuidado y extenso, pero con el paso de los minutos te das cuenta que todo encaja, que si eres capaz de dejar a un lado lo tosco de su jugabilidad y mirar más lejos, descubrirás una auténtica obra literaria que se entremezcla con una banda sonora sublime (de lo mejor que he escuchado en un videojuego). Un título que si dominas algo el Inglés, Francés o Alemán lo disfrutarás plenamente y sin duda te engancharás.

Where the Water Tastes Like Wine

19.99 €

A favor

  • Una narración perfecta
  • Historías que no conocías que te sorprenderán
  • Una banda sonora Sublime

En contra

  • Diseño del mapa muy pobre
  • Algo repetitiva su mecánica
  • Medidores de sueño, vida y dinero poco aprovechados

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
David Fraile
Amante de la tecnología, el fútbol, el dibujo y los perretes. Aprendiendo y enseñando día a día.