Estas leyendo
China planea prohibir los vehículos con combustibles fosiles y apostar por los eléctricos

Volvo XC90 Hibrido

Los coches de combustión fósil parece que tienen los años contados, poco a poco las marcas se van haciendo la idea y cambian sus estrategias hacia la producción de modelos eléctricos. Sin embargo, el paso definitivo tiene que venir de la parte gubernamental y ésta parece que también está abrazando el nuevo modelo eléctrico, en detrimento del actual modelo basado en el apoyo a determinados combustibles fósiles.

El pasado mes de julio, Francia y Reino Unido anunciaron su intención de prohibir la venta de coches de combustión fósil para el 2040, un paso muy importante que ha animado a otros a seguir esta senda. Hoy conocemos que China, el mayor parque automovilístico del mundo por vehículos vendidos, está presionando a los fabricantes a apostar por el desarrollo de automóviles con propulsión eléctrica y ya está desarrollando un calendario para poner fin a la producción y venta de automóviles de combustión fósil.

Bollinger B1

Un gigante más ecológico

La dependencia de los combustibles fósiles es algo que a ningún gobierno parece interesar, pero que tampoco se habían tomado muy en serio. En el campo de la automoción no ha sido hasta los últimos años que se ha tomado en serio una alternativa eléctrica a la combustión tradicional. Tesla, Volvo y otros fabricantes están demostrando que no hablamos de promesas a futuro, sino de realidades presentes. El paso dado por Francia, Reino Unido y ahora por China es el inicio de una nueva ola que de seguro deben coger el resto de gobiernos, lo que repercutirá en una menor dependencia del petroleo y un ambiente con menor contaminación.

China lleva ya tiempo queriendo estar a la vanguardia de todo tipo de tecnologías, los coches eléctricos no son una excepción y esto ya se nota en que en la actualidad el 40 % de la demanda de vehículos eléctricos viene del gigante asiático, superando ya a Estados Unidos como el mayor mercado de coches eléctricos.

Para lograr incentivar estas cifras Beijing ha apoyado el desarrollo eléctrico con miles de millones de dólares en subvenciones a la investigación e incentivos para los compradores. También se está pasando a un sistema de cuotas para los fabricantes de automóviles, con la propuesta de que los vehículos eléctricos e híbridos de gasolina/eléctricos tendrían que representar el 8 por ciento de la producción de cada fabricante el próximo año, el 10 por ciento en 2019 y el 12 por ciento en 2020. Además el gobierno chino ha ordenado a las empresas estatales de energía acelerar la instalación de estaciones de carga para aumentar el atractivo de los vehículos eléctricos.

Sin duda esto va a potenciar mucho el interés de otras marcas en el desarrollo de vehículos eléctricos, no olvidemos que hablamos del mayor mercado del mundo, ese donde todos quieren estar y luchan por hacerlo.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro
Pedro

Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.