Samsung quiere convertir su billetera en algo más que un sistema de pagos o donde llevar nuestros programas de fidelización, permitiendo que en ella podamos llevar también documentación de identificación que reduzca nuestra necesidad de llevar encima sus versiones físicas. El último ejemplo lo tenemos en una prueba piloto que ya ha comenzado y gracias a la cual algunos usuarios ya pueden añadir a Samsung Wallet sus permisos de conducir.

Samsung Wallet permitirá que añadas tu carnet de conducir 25

Según informan desde Android Authority, la compañía coreana se ha asociado con IDEMIA, empresa líder en sistemas de identificación y colaboradora con la Administración de Transporte de Estados Unidos, para dar comienzo en los estados de Iowa y Arizona a un programa piloto donde los residentes ya pueden añadir a Samsung Wallet sus licencias de conducir.

El programa piloto está aún en sus primeros plazos y no se espera que sea hasta finales de año cuando este realmente disponible. Además la compañía quiere ampliar esta colaboración y llevar este programa para aceptar estas licencias de conducir “digitales” como forma de identificación en 25 aeropuertos federales.

Este primer paso por parte de Samsung no debe hacernos creer que veremos pronto esta funcionalidad fuera del mercado estadounidense, y es que de momento parece que esto llevará un tiempo antes de que podamos pensar en una implementación a gran escala. En España aún estamos muy verdes en este terreno y aunque la DGT ya permite añadir nuestro carnet de conducir, apenas es una tecnología presente en nuestro día a día.

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.