De vez en cuando salen compañías que no se conforman con seguir las líneas del resto y apuestan por seguir su propia filosofía presentando nuevos y diferenciadores dispositivos. Desde hace tiempo teníamos en mente poder probar uno de los teclado más interesantes presentados últimamente, el Mountain Everest 60, una creación de Mountain bajo el lema Reach Your Summit (Alcanza tu cumbre) que representa los cuatro pilares sobre los que se asientan los productos de esta marca: innovación, rendimiento, estética y modularidad.

Para los que no hayáis oído hablar de ella Mountain es una compañía creada por jugadores de varias generaciones, tanto nuevos gamers de títulos como CS:GO como jugadores veteranos que llevan disfrutando del ocio electrónico desde los tiempos de Quakeworld. Su visión es crear productos modulares en cuyo corazón están teclados como el Mountain Everest 60, el cual hoy analizamos para vosotros en detalle.

Mountain Everest 60, un teclado modular que llega para romper el mercado - Análisis 1

Mountain Everest 60, especificaciones:

ColorMedianoche negro
Tipo de interruptorMountain intercambiable en caliente de 3 pines Linear 45 o Tactile 55
Zócalo del interruptorCompatible con Cherry-MX de 3 pines y 5 pines
EstabilizadorCherry (montado en placa, lubricado)
DiseñoPersonalizado, 64 teclas US-ANSI
IluminaciónRGB
Key RolloverNKRO a través de USB
Tasa de sondeo1000Hz / 1ms
KeycapsPBT de doble disparo con leyendas translúcidas
UCMCortex M0
Memoria integradaHasta 5 perfiles
ConectorUSB tipo C
InterfazUSB 2.0
Dimensiones del teclado115×307,2×46,44 mm (LxAnxAl)
Peso del teclado768g
MaterialesCubierta superior de aluminio, cubierta inferior de ABS, espuma y silicona
SoftwareBase Camp (solo Windows)
Garantía2 años

Unboxing a duo

El diseño modular del Mountain Everest 60 permite que el teclado pueda ampliarse mediante el añadido de «modulos», por lo que Mountain nos ha facilitado para este análisis tanto el teclado como uno de los accesorios que le podemos añadir. Así a nuestras manos llegan dos cajas, una de mayor tamaño que contiene el propio teclado y otra más pequeña que corresponde al Mountain Everest 60 NUMPAD, un modulo que corresponde al bloque numérico.

Mountain también se diferencia de otras marcas en su empaquetado, mostrando en su parte superior un acabado totalmente negro mate donde solo el lema Reach Your Summit se aprecia con un acabado brillante.

Mountain Everest 60

En la parte inferior es donde Mountain ha escondido el detalle del contenido de caja caja, detallando algunas de sus principales características en un color azul que veremos también en el interior y que es el color corporativo de la marca.

De entre todas las especificaciones que se muestran hay varias a destacar y que representan los elementos diferenciadores de este teclado. El primero es por supuesto el formato modular, pero es solo una de muchos. Junto a este tenemos el uso de materiales de alta calidad en la construcción como el aluminio o las teclas PBT. También destacan sus interruptores intercambiables en caliente de 3 pines, los cuales al igual que sus estabilizadores vienen lubricados para un tecleo más suave.

Mountain Everest 60

Ambas cajas cuentan con un cierre magnético permitiendo que se abran al estilo cofre. Dentro encontramos el teclado y el modulo del bloque numérico acomodados sobre una base de espuma de poliuretano de color negro y protegidos dentro de una bolsa de plástico transparente.

Alzando el teclado o el modulo encontramos bajo ellos una segunda capa que esconde el resto de componentes de cada dispositivo.

En el caso del teclado encontramos junto a este una herramienta de extracción combinada que nos permite extraer tanto las teclas como los propio interruptores, un cable mallado USB tipo A a USB tipo C de 1,6 metros, un conjunto de cuatro pies elevadores magneticos, el manual de instrucciones y un paquete de adhesivos.

Mountain Everest 60

En el caso del bloque numérico tenemos junto a este otros cuatro pies elevadores para que puedan estar al mismo nivel que el teclado.

Mountain Everest 60

Diseño modular que marca la diferencia

Una de las máximas de Mountain es la de conseguir dispositivos de altísima calidad, algo que quieren hacer usando materiales de primera calidad y una construcción con especial atención a los acabados. Lo hace presentando un diseño propio que busca diferenciarse y convertirse en una seña de identidad de los productos de la marca.

La sensación de calidad no os la podemos transmitir desde estas líneas, pero es algo que apreciamos nada más ponerle las manos encima. Con unas dimensiones de 115×307,2×46,44 mm y un peso de 768 gramos tenemos un teclado de color negro en cuya parte superior tenemos una placa de aluminio en dos alturas, formando un contorno que rodea las teclas con un marco de aspecto cepillado de apenas un milímetro de altura, mientras que la base tiene un acabado ligeramente granulado.

Mountain Everest 60

En la parte inferior tenemos una carcasa de color negro mate construida en plástico ABS que no disminuye un ápice la impresión de calidad que nos da la placa superior. Mountain mantiene ese acabado ligeramente rugoso que no es solo una cuestión estética, si no que ayuda a mantener el buen aspecto del teclado al impedir que sobre ella se reflejen las huellas.

En el caso del teclado tenemos tres grandes bandas de plástico antideslizante en la parte inferior de la base, con un grosor realmente notable que supera lo habitual en este tipo de dispositivos. También tenemos dos patas en la parte superior con dos pies que se unen de forma magnética.

Para el NumPad tenemos la misma distribución, pero con una sola banda en la parte inferior.

Mountain Everest 60, un teclado modular que llega para romper el mercado - Análisis 4

Como ya hemos mencionado Mountain no quiere seguir tendencias si no marcarlas, por lo que no tenemos un pie de distintas alturas para regular la inclinación. En su lugar tenemos un sistema de bases redondas magnéticas en forma de disco que se colocan entre el pie con base antideslizante y el teclado o el NumPad.

En total tenemos discos como para ofrecer tres alturas distintas con los que ajustar la inclinación a nuestro gusto. Gracias a sus potentes imanes estos discos se sujetan de forma firme y que no tienen nada que envidiar a otros sistemas de alza.

El Mountain Everest 60 es un teclado cableado, es decir que solo funciona cuando lo tenemos conectados y no de forma inalámbrica. Mientras que en otros modelos apreciamos contar con un sistema de enrutamiento para el cable, en este caso lo que tenemos es un sistema con tres conectores USB tipo C en la parte trasera, dos en los laterales y uno central, debiendo escoger el que mejor nos venga para tener nuestro escritorio lo más limpio posible.

Desde este ángulo podemos ver también como entre la placa de aluminio de la parte superior y la parte inferior ABS se sitúa una tira LED que contornea el teclado y que también encontramos en el NumPad.

Mountain Everest 60, un teclado modular que llega para romper el mercado - Análisis 7

Junto con los conectores de la parte trasera tenemos en cada lado una tapa imantada que al extraerlas nos deja ver unos conectores USB tipo C ocultos junto con dos pines imantados. Estos son los elementos que permiten el diseño modular de este teclado y gracias a los cuales podremos añadir en los laterales módulos como el NumPad. De momento es el único, pero que deja abierto el camino a nuevos añadidos futuros.

En el NumPad encontramos el mismo sistema de conectores ocultos bajo sus correspondientes tapas, pero además se le añade en la base un deslizable que permite escoger hacia que lado mostrar el conector USB C. Con ello podemos escoger colocar este modulo del bloque numérico a la derecha o a la izquierda del teclado, lo que en la practica hace que de igual si eres diestro o zurdo, o simplemente donde prefieras colocar el modulo. Con este sistema modular el teclado de adapta a ti y no eres tu quien debe adaptarse a él.

Con este sistema modular el teclado de adapta a ti y no eres tu quien debe adaptarse a él.

La unión de teclado y modulo se realiza mediante presión y con ayuda de los dos pines magnéticos que tenemos a ambos lados del conector UBS C. Si bien es cierto que la unión se hace de forma muy correcta, la unión es menos firme de lo que nos gustaría y deja cierta holgura entre los dos piezas. No es algo que se note en su uso, pero que si se aprecia si movemos el teclado o si lo alzamos. Si hay un aspecto del diseño donde Mountain debe trabajar es este, no porque sea malo, si no porque está un peldaño por debajo del alto listón del diseño general.

Mountain Everest 60, un teclado modular que llega para romper el mercado - Análisis 13

Keycaps y switches intercambiables

El Mountain Everest 60 destaca tanto por su diseño y calidad de construcción como por sus capacidades, algo en lo que la marca ha trabajado de forma destacada para ofrecernos un teclado capaz de satisfacer al gamer más exquisito, tanto por la experiencia que ofrece como por las opciones de personalización.

Para comenzar por lo más visible diremos que las keycaps del Mountain Everest 60 están fabricadas usando PBT de doble inyección. Esto permite que tengamos la seguridad de que tenemos teclas de alta durabilidad y que en ellas tendremos siempre perfectamente visibles sus caracteres. Además Mountain ha añadido una tecla personalizada con el logo de la marca sobre un fondo gris por si queremos añadir un toque fan, aunque si queremos llevar la personalización a otro nivel la marca ofrecer sets de keycaps que podemos comprar para customizar el teclado.

En el caso de las teclas de gran formato, como es la barra espaciadora, disponemos de dos apoyos en los extremos que sorprenden por la excelente labor que realizan, logrando que todo la pieza tenga un recorrido homogéneo y sin oscilaciones. Esto no es algo que siempre encontremos en los teclado mecánicos, no al menos con esta precisión y es que la calidad y atención al detalle hacen que este teclado destaque.

La calidad y atención al detalle hacen que el Mountain Everest 60 destaque.

El tacto de estas keycaps es ligeramente rugoso, con una depresión que conducen cada tecleo hacia el centro de la tecla. Como de hecho es un teclado 60% también contamos con una tecla FN para contar con una doble función de las teclas, las cuales como ya os mostraré se pueden configurar.

A pesar de este tamaño compacto Mountain ha logrado integrar el bloque de dirección y la tecla de suprimir, mientras que como punto «negativo» hay que decir que de momento solo disponemos de un layout en formato ingles USA, por lo que no busques la Ñ porque no la encontrarás. Lógicamente podemos configurar el teclado para un uso en formato español, pero sin que las teclas lo acompañen en su diseño.

Mountain Everest 60, un teclado modular que llega para romper el mercado - Análisis 14

La herramienta que acompaña a este teclado nos permite extraer las keycaps, pero también el propio interruptor. Esta es otra de las grandes armas de este teclado y es que para los más aficionados a personalizar sus teclados, con el Mountain Everest 60 podemos intercambiar en caliente sus interruptores.

A la hora de comprar este teclado podemos elegir entre once colores para sus keycaps y entre 3 estilos de interruptores mecánicos: Tactile 55 (azul), Linear 45 (amarillo) y Linear 45 Speed (blanco). En nuestro caso contamos con el modelo Linear 45, el cual se distingue por un vástago de color amarillo fabricado en polioximetileno y cuya base está realizada con una carcasa traslucida que permite que la iluminación RGB luzca en todo su esplendor. Esta carcasa está realizada en su parte superior en policarbonato, mientras que la parte inferior se ha construido en nylon (PA66).

Los interruptores Mountain Linear 45 cuentan con un diseño que permite un desplazamiento continuo, con un recorrido de 4mm y una distancia de actuación de 2mm, requiriendo una fuerza de 45g. Sin embargo esto es solo la punto del iceberg de lo que ofrecen estos interruptores y es que Mountain ha llevado este apartado al siguiente nivel.

Mountain Everest 60, un teclado modular que llega para romper el mercado - Análisis 15

Los interruptores de Mountain cuentan con un conector estándar que les hace compatibles con placas de estilo Cherry MX de 3 y 5 pines. Con una vida útil de 100 millones de pulsaciones cada interruptor cuenta con estabilizadores de Cherry lubricados uno a uno a mano de fabrica para reducir la fricción y el ruido que ocasiona cada pulsación.

Bajo la placa superior del Mountain Everest 60 Mountain aún esconde más sorpresas con los que complementan la lubricación de sus interruptores y es que no solo estos son los encargados de reducir el ruido del tecleo. Escondidos tenemos dos capas de espuma, una encima y otra debajo de la PCB, y una capa de silicona que rellena la carcasa inferior para amortiguar el ruido al tiempo que añade un plus de peso y estabilidad al teclado.

Al tratarse de un teclado pensado por y para gamer no se ha dejado de lado aspectos cruciales como la compatibilidad con la función N-Key Rollover y el sistema Antighosting para que el tecleo sea perfecto en todo momento.

Otro aspecto destacado de este teclado es que ofrece una iluminación 360 grados RGB en cada tecla, la cual gracias a la carcasa transparente de los interruptores y la cercanía de las keycaps muestra una especie de base de luz que rodea cada tecla, ofreciendo un estilo realmente hermoso.

Mountain Everest 60, un teclado modular que llega para romper el mercado - Análisis 17

Junto con la iluminación de las teclas el teclado y el NumPad cuentan con una tira de iluminación que rodea por completo el cuerpo de ambos y que se sincroniza con los efectos y colores de los interruptores.

Mountain Everest 60, un teclado modular que llega para romper el mercado - Análisis 18

En el uso con estos interruptores solo podemos decir que es simplemente como un reloj suizo perfectamente engrasado. Todos los elementos, desde los interruptores lubricados como las capas de aislamiento se unen para crear una experiencia que se aleja de lo que solemos ver en un teclado comercial y se acerca a lo que esperamos de un teclado personalizado, con un tecleo suave muy satisfactorio tanto a la hora de trabajar con él como a la hora de jugar. No se trata de un teclado sin ruido, pero si que si que este se ve reducido y que sobre todo destaca por lo fluido y agradable que hace su uso.

Mountain Everest 60, un teclado modular que llega para romper el mercado - Análisis 19

El Mountain Everest 60 cuenta con un cerebro Cortex M0 con una tasa de sondeo única de 1.000 Hz, contando con hasta cinco perfiles que podemos personalizar vía software. Este se encarga no solo del propio teclado, si no que cuando conectamos el NumPad también integra este en la configuración. Por supuesto si separamos ambos elementos el NumPad queda inerte y sin utilidad.

Software completo a pesar de su juventud

Cuando hablamos de empresas que llevan relativamente poco tiempo en el mercado solemos tener la desagradable experiencia de que estas acompañan sus productos con un software demasiado verde, llegando en ocasiones a ser casi inservible para poco más que actualizar el dispositivo. En este caso Mountain vuelve a demostrar que hay que tomarse muy en serio su propuesta presentando Base Camp, un software muy completo y que además cuenta con interfaz en Español para facilitarnos su uso, aunque por desgracia de los usuarios de Mac solo es compatible con Windows.

Este software nos permite crear distintos perfiles para nuestro teclado Mountain Everest 60, cada uno con su propia configuración y que pueden entrar en acción ligados a un programa o juego. En función de si tenemos o no conectado el NumPad el software se adapta a la situación, mostrándonos este en una imagen que refleja donde hemos colocado el modulo, ya sea a la derecha o a la izquierda del teclado.

A la hora de configurar el perfil que vayamos a usar Base Camp nos permite personalizar cada tecla, pudiendo incorporar casi cualquier acción que imaginemos, incluyendo por supuesto la grabación de macros. Al ser un teclado 60% contamos con acciones que podemos personalizar combinando la tecla FN con otra para darles una segunda utilidad.

Con este programa podremos también configurar la iluminación RGB del teclado, pudiendo hacerlo mediante una serie de efecto o bien escogiendo personalizarlo tecla a tecla, incluyendo el brillo y en el caso de los efectos la velocidad a la que estos se ejecutan.

Base Camp es una rara avis en un mercado donde las primeras versiones de un software de configuración suele tener mucho margen de maniobra. En este caso parece ser un programa ya curtido, con una interfaz muy sencilla se usar y que apenas nos va a requerir un mínimo proceso de aprendizaje, siendo tan completo como intuitivo de usar.

Experiencia de uso y opinión

Teníamos ganas de probar el Mountain Everest 60, o mas bien teníamos ganas de probar un teclado de la marca. Las buenas opiniones que sobre el se vierten nos habían generado unas muy altas expectativas y da gusto ver que en su mayoría se han cumplido con creces.

El teclado de Mountain es una nueva propuesta que quiere unir lo mejor de dos mundos, pero con su propio sello y estilo. El formato modular permite que podamos prescindir del bloque numérico cuando vamos a jugar y podamos colocarlo cuando estemos trabajando y requiramos de un acceso más rápido a las teclas numéricas. Su facilidad de unión hace de este proceso algo rápido y sencillo, aunque por contra muestra cierta holgura que se debería solucionar en el futuro.

Mountain Everest 60, un teclado modular que llega para romper el mercado - Análisis 31

Estemos ante un teclado 60% al que se le puede unir un bloque numérico, pero que ni aún así pierde ese aire de ser un producto creado para conquistar al público gamer. Lo hace con un diseño donde la calidad de los materiales usados y el detalle en los acabados hace que sientas estar ante un producto premium, algo que solo se acrecienta cuando llega el momento de ponerte a escribir con él.

Un teclado modular con switches lubricados uno a uno para una experiencia premium.

La placa superior de aluminio es solo la parte visible de un rediseño a fondo donde no ha buscado la resistencia, pero que sobre todo esta se acompañase de la mejor experiencia. Sus tres puertos USB C posteriores y su sistema de conexión de los módulos en los laterales se han creado de forma que no rompan un diseño muy logrado y agradable a la vista. Bajo el escondido la doble capa de espuma y la capa de silicona amortiguan el ruido del tecleo, haciéndolo menos sonoro pero si que reste un ápice de esa sensación mecánica que buscamos en este tipo de teclado.

Mountain Everest 60, un teclado modular que llega para romper el mercado - Análisis 32

Contar con un sistema intercambiable en caliente de sus interruptores y que estos sean compatibles con los interruptores Cherry MX de 3 y 5 pines es algo que no se suele ver demasiado a menudo y que es de agradecer al evitar que tengamos que abrir el teclado para cambiar estas piezas.

Mountain quería diseñar el mejor teclado del segmento y no ha dejado nada al azar para conseguirlo. Sus interruptores Linear 45 con estabilizadores Cherry alcanzan una nueva cuota gracias a un lubricado de fabrica que uno se espera en teclados personalizados o de gama premium, pero que Mountain nos ofrece a un precio mucho más asequible. El resultado a la hora de jugar o escribir es simplemente impresionante en su respuesta, la suavidad del tecleo y la sensación que te ofrece incluso tras horas de uso.

    Mountain Everest 60, un teclado modular que llega para romper el mercado - Análisis 33

    A todo lo dicho le tenemos que añadir un diseño con iluminación RGB tecla a tecla que se complementan con una tira LED que rodea el teclado para aportar aún mas luz al mismo, dando como resultado un conjunto que resalta su aspecto gamer y que sinceramente me ha gustado mucho.

    La valoración final de este teclado no se puede hacer sin tener en cuenta su precio y es que con un coste de 139.99€ está en un rango que no es barato de buenas a primeras, pero que personalmente pienso que es un precio muy ajustado a tenor de lo que nos ofrece. Eso sí, el NumPad se vende por separado con un precio de 49.99€, aunque también podremos comprar ambos en un pack por 189,99€.

    Emblema producto sobresalienteEmblema relación calidad-precio

      Mountain Everest 60

      139,99€
      9.3

      Valoración

      9.3/10

      Pros

      • Switches mecánicos lubricados uno a uno
      • Switeches intercambiables en caliente
      • Diseño modular
      • Un rendimiento premium
      • Calidad de construcción y acabados
      • Software completo, intuitivo y en español

      Contras

      • ISO disponible solo en Inglés
      • La unión entre teclado y NumPad se puede mejorar
      • Solo compatible con Windows

      Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


      Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

      Sobre El Autor
      Pedro A.
      Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.