Los ventiladores se han convertido no solo en una forma de asegurar un correcto flujo de aire en nuestros PCs y la consiguiente refrigeración del mismo, si no que también se han convertido en la manera más rápida, sencilla y efectiva de darle un aspecto más llamativo si estos cuentan con iluminación RGB.

Recientemente Corsair lanzó una nueva serie de ventiladores entre los que se encontraban los iCue SP120 RGB Elite, que como su propio nombre indica son unos ventiladores de 120 mm con iluminación RGB. Estos ventiladores vienen disponibles en unidades individuales o en kits como el que hoy os vamos a mostrar, compuesto por tres ventiladores y que incluye un controlador Lightning Node Core para que podamos controlarlo con el software iCue de Corsair,

Corsair iCue SP120 RGB Elite

Ventilación Airguide con 8 LEDs RGB

Para sus nuevos ventiladores Corsair pone a nuestra disposición tanto el modelo de 120 mm que hoy os mostramos como el de 140 mm. En ambos casos contamos con el sistema Airguide de la marca, el cual usa paletas antivortex que dirigen el aire de tal forma que lo concentran para maximizar la capacidad de refrigeración del ventilador. Esto además se hace con una velocidad que alcanza hasta los 1.500 RPM, pero con un nivel sonoro de solo 18 dBA, asi tenemos un conjunto que nos asegura una buena circulación de aire, pero que además lo hace de forma discreta, con apenas ruido que nos moleste al trabajar o jugar.

Como ya es norma comenzaremos realizando un rápido unboxing para ver que nos llega con la compra de este kit. Al igual que en todos los dispositivos y componentes de Corsair los nuevos ventiladores de la compañía nos llegan en una caja de color amarillo vivo con una imagen de los tres ventiladores iluminados en el frontal, con una trasera donde se muestran las principales características del equipo en distintos idiomas.

Dentro de esta caja encontramos a su vez cuatro nuevas cajas de color amarillo, en tres de ellas tenemos los respectivos ventiladores, mientras que en la cuarta esta el controlador, tres bolsillas con la tornillería y la oportuna documentación.

Una vez sacamos cada ventilador de su caja nos encontramos ante un cuadro de color negro mate y un ventilador de aspas traslucidas con el logo de Corsair en el centro, destacando sobre un fondo también negro. Estas aspas son las que lucen con iluminación RGB lo que hace que cuando este en funcionamiento destaquen aún más.

Con un cable de 4 pines PWM en cada ventilador, veremos marcado con una pegatina con la leyenda TO RGB HUB el que debemos conectar al concentrador, además que su forma no permite errores.

Corsair iCue SP120 RGB Elite

El concentrador Lighting Node CORE cuenta con un total de seis puertos y dos cables, uno lo conectamos a través del habitual puerto SATA para dotarle de energia, mientras que el otro lo debemos conectar mediante un conector USB 2.0 en nuestra placa base. Nuevamente Corsair indica en el cable esto para facilitar el proceso, sobre todo a los nuevos usuarios que se adentren en el emocionante mundo del montaje de su propio equipo.

Los ventiladores que tenemos en nuestras manos tienen unas medidas de 120 x 120 x 25mm, con un consumo por unidad de 0.3A (1.2V). Con esto logramos una velocidad de 1.500 RPM controlado por PWM, alcanzado un flujo de hasta 47.7 CFM con una presión estática de 1,46 mm-H2O. A pesar de esto logra un nivel de ruido muy silencioso, con solo 18 dBA, lo que hace que apenas notemos que estén en funcionamiento.

La instalación de los ventiladores no guarda mayores secretos con tornillo autorosca para una mejor estabilidad. Posiblemente lo más complicado sea buscar el espacio para alojar el Hub de tal forma que nos permita ocultar lo mejor posible todo el cableado, algo que ya dependerá de la caja y sobre todo de donde coloquemos los ventiladores. Por suerte Corsair les ha dado a los cables un largo que hace complicado que tengamos problemas. En este punto resaltar que los SP120 RGB Elite son aptos para usarse como sistema de entrada de aire, pero también se puede montar sobre un radiador o como disipador.

La palabra iCUE en el nombre deja claro que estos ventiladores no solo disponen de iluminación RGB, si no que esta la podemos controlar mediante el software ICUE de Corsair. Con este podemos personalizar los efectos de los ocho LEDs de cada ventilador, logrando una iluminación potente y llamativa, que se va acentuando a medida que se aleja del centro y que además cuenta con un bueno de efectos a elegir.

Opiniones y conclusión

Corsair ha logrado unos ventiladores pensador para se mostrados, con una iluminación realmente llamativa y con un brillo que sin ser excesivo, si es lo suficientemente potente como para permitir que los colores destaquen en nuestro equipo. Sin embargo lo mejor es que logran refrigerar nuestro equipo de una manera muy eficiente, que en el pack que os mostramos cuenta con soporte PWM capaz de alcanzar una velocidad de hasta 1.500 RPM, sin que ello repercuta en un nivel sonoro que resulte molesto.

Corsair iCue SP120 RGB Elite

Con un precio de 15,90 € por unidad o de 58,90 € si escogemos el pack de tres ventiladores con Lighting Node CORE, Corsair nos ofrecen unos ventiladores mas que recomendables para cualquiera que este pensando en montar su equipo o que requiera de mejorar la refrigeración del mismo, haciéndolo además con un toque de color que no pasa desapercibido.

Corsair iCUE SP120 RGB ELITE (Triple Pack con Lighting Node CORE)

58,90 €
8.4

Valoración

8.4/10

A favor

  • Buen funcionamiento
  • Silencioso
  • Con PWM
  • El kit viene con Lighting Node CORE
  • Soporte para iCUE

En contra

  • Precio

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.