Aunque hablar de Razer se asocia de inmediato con productos diseñados para el mercado gamer, lo cierto es que la compañía lleva tiempo lanzado otro tipo de productos más generalistas, para el uso cotidiano y no dirigido a un nicho tan especifico. Hoy os contamos nuestra experiencia con los Razer Opus, unos auriculares inalámbricos que vienen con el sello de contar con sonido THX, cancelación activa de ruido y un diseño que se aleja diametralmente de lo que solíamos asociar con la estética de la marca.

En esta ocasión la marca de las tres serpientes ha optado por el estilo más discreto pero sin que por ello carezca de elegancia, más bien al contrario ya que le da un aire minimalista bastante atractivo. Una vez más hemos pasado un tiempo con ellos, probando en distintas circunstancias, con distintos estilos de música y si, también los hemos probado jugando para poder contaros nuestra experiencia y opiniones en este análisis.

Razer Opus, sonido inalámbrico THX con cancelación de ruido activa - Análisis 1

Razer Opus, un diseño elegante para usar durante horas

La diferencia de este dispositivo con las gamas gaming de Razer se aprecia incluso antes de ponerles la mano encima, basta con ver el envoltorio para reconocerlo. En este caso tenemos un diseño algo mas monocromático, dejando que sea la palabra Razer la que aporte un toque de color con su efecto iridiscente. En este frontal vemos una imagen de los auriculares, destacando características como el sonido THX, su capacidad inalámbrica, la cancelación de ruido activa o el soporte para AAC y SBC. Además también luce algunos galardones de medios especializados.

Razer Opus

En la parte trasera ya se entra más en detalle de lo que nos ofrecen los Razer Opus. Aquí vemos el sello del sonido THX y destacando aspectos como su diseño, asi como el del estuche de transporte. También mencionan la opción de usarlos no solo de forma inalámbrica, si no con conexión jack 3.5mm, además de la cancelación activa de ruido y el sensor de presencia que detiene la reproducción cuando nos quitamos los auriculares.

Razer Opus

Dentro de esta caja encontramos una cajita negra de cartón donde nos viene las habituales guía rápida y garantía, junto con un estuche de buen tamaño de color negro con el nombre de Razer en la parte superior. Este estuche se abre con una cremallera también negra que contornea casi por completo el estuche, mientras que para facilitar su transporte contamos con una pequeña tira con un corchete.

Razer Opus

Dentro de este estuche encontramos los auriculares, un cable analógico 3.5mm de 1.3 metros, un cable USB C a USB A y un adaptador de avión. El cable analógico nos permite su uso incluso apagado, aunque lógicamente perdemos tanto la cancelación de ruido como el sonido THX, además de los controles de volumen debiendo regularlo desde el dispositivo al que lo conectemos. Para disfrutar de todo esto tendríamos que encender los auriculares.

Razer Opus

Con los auriculares fuera del estuche nos encontramos con un diseño de tipo diadema en el que las copas giran y rotan, lo que permite que podamos guardarlos dentro de su estuche, pero también que se amolden mejor a nuestra cabeza. En la parte interna de la diadema contamos con una amplia zona acolchada con acabado en polipiel, que aunque no es especialmente gruesa si es lo bastante firme como para que sean muy cómodos de llevar. En la parte externa también contamos con un ligero acolchado, pero de forma casi testimonial.

Si el tamaño de la circunferencia se nos queda pequeño, la diadema se puede expandir con unos extensores de aluminio, aunque en este caso no vemos ningún sistema para recordar su posición. Entre esta zona y las copas encontramos un espacio donde el exterior muestra el nombre de Razer en letras plateadas que destacan sobre el sobrio negro del cuerpo.

En los extremos de la diadema las copas se pueden girar y también rotar, lo que permite que podamos llevarlos colgando del cuello con las almohadillas apoyadas en el pecho.

Razer Opus

Los copas de los Razer Opus cuentan su exterior con un acabado liso donde destaca el logo de THX en relieve y de color plateado. En su interior tenemos un diseño circumaural, es decir que sus almohadillas rodean por completo la oreja. Esto unido a un acolchado de espuma viscoelástica logra un buen aislamiento pasivo y un ajuste muy correcto en todo el contorno.

En los contornos de las copas solemos encontrar los puertos y controles, en el caso del Razer Opus esto también es así, aunque dejando todo en la copa derecha, mientras que la izquierda no cuenta con ningún tipo de control ni puertos.

De atrás hacia delante encontramos el botón de subir el volumen, que sobresale ligeramente y cuenta con un acabado brillante, un botón multifunción del mismo acabado pero casi a ras de superficie y un botón de bajar el volumen nuevamente sobresaliendo. A continuación tenemos un LED de indicación de estado y el botón de encendido que al mismo tiempo nos sirve para activar el sonido ambiente o la cancelación de ruido activa. Siguiendo a este tenemos el puerto de 3.5mm, un puerto USB C y un pequeño orificio para uno de los micrófonos.

Razer Opus

Decir que si bien estéticamente los Razer Opus son muy bonitos, su acabado mate es bastante poco ducho en el manejo de las huellas, lo que hace que el simple hecho de cogerlos hace que indefectiblemente quede marcado. Cuando los sacamos de la caja de la sensación de que pueden resultar algo fragiles, pero un vistazo más atento nos permite ver como Razer ha usado el metal en los puntos claves, como los extensores o la zona de giro de las copas, además de un plástico que deja sensación de calidad y robustez. Por supuesto esto solo el tiempo lo dirá, pero la impresión es que los Razer Opus aguantará bastante tiempo a nuestro lado.

Especificaciones Razer Opus

Características:

  • Altavoces: 2 x 40mm dinámicos
  • Peso: 265 gramos
  • Frecuencia de respuestas: 20 Hz – 20 kHz
  • Micrófono: 4 para ANC híbrido, 2 para chat de voz
  • Conectividad: Bluetooth 5.0 & 3.5mm
  • Codecs: AAC & SBC
  • Certificación THX
  • Cancelación activa de ruido híbrido con 4 micrófonos ANC dedicados
  • Almohadillas y diadema de espuma de cuero sintético de felpa
  • Opus Mobile App
  • Auto Pausa / Auto Play
  • Hasta 25 horas de uso con ANC

Precio:
209,99 €

Una aplicación con pocas opciones

En este rango de auriculares y teniendo en cuenta que su uso principal se lo vamos a dar con el móvil, siempre se agradece una buena aplicación. Para los Razer Opus contamos con una aplicación que lleva su mismo nombre y que nos permite configurar algunos ajustes

Con solo tres opciones en la pantalla inicial podemos activar o desactivar el sensor de presencia, es decir que la reproducción se pause o reanude cuando nos quitemos los auriculares. También podemos configurar el tiempo de inactividad para el apagado automático y por ultimo contamos con un ecualizador.

Si bien se agradece el ecualizador lo cierto es que nuestro papel se limita a escoger entre una serie de perfiles prefijados, sin opción a personalizarlos al gusto. Con las opciones que hay cubrimos un amplio espectro, pero siempre es de agradecer poder personalizarlo y se hubiera agradecido esa opción.

Sonido THX con cancelación de ruido

Llegamos a lo interesante, a la experiencia de uso con los Razer Opus, ver como se han comportado los auriculares de Razer y que impresiones nos han dejado.

En cuanto a sonido hay que tener presente que estamos ante unos auriculares con unos drivers de 40 mm que ofrecen una frecuencia de respuesta desde los 20 Hz hasta los 20 kHz, este sonido viene potenciado con la tecnología THX y una cancelación de ruido que nos permite aislarnos del mundanal ruido.

La mejor forma de usar estos auriculares es sin cable, es decir haciendo uso de la conexión Bluetooth 5.0 para olvidarnos de cables y sacar el mejor provecho de sus capacidades. Si lo hacemos por cable hacerlo con los auriculares encendidos, aunque si nos quedamos sin batería podremos seguir usándolos a la “vieja usanza”.

A la hora de probar los Razer Opus hemos usado nuestra habitual lista de títulos que van desde música clásica, tecno, vocal, Jazz y un amplio catalogo en busca de la mayor variedad para poder apreciar como se comporta. Esto nos permite decir que donde mejor se desenvuelven es en los rangos medios y graves, aunque en estos últimos no tiene una contundencia espectacular. En los agudos su respuesta no es mala, pero parece en ocasiones algo plana, aunque sin que llegue a ser algo notorio para la mayoría de los oyentes.

Manteniendo presionado el botón multifunción podemos activar el “Gaming Mode”, que como siempre es aconsejable si vamos a jugar con el móvil y queremos tener sincronía entre el sonido y la acción, aunque lo cierto es que se sigue notando una ligera latencia, mínima, pero está.

Razer Opus, sonido inalámbrico THX con cancelación de ruido activa - Análisis 5

La cancelación de ruido activa (ANC) funciona usando los dos micrófonos internos y dos externos, logrando unos buenos resultados que realmente nos han sorprendidos y que sin duda se ven ayudados por una buena cancelación pasiva, no es que logremos una reducción total, pero si bastante elevada Por contra el sonido ambiente no me ha terminado de convencer y es extraño, se supone que en esto debería ser menos complicado que lograr una buena cancelación de ruido, pero lo cierto es que sale mas a cuenta bajar el sonido para escuchar lo que hay a nuestro alrededor.

Hay que tener en cuenta que mantener activo la ANC tiene su precio, algo que notamos en una bajada de la autonomía, aunque sin embargo y de forma muy curiosa siempre será mas de lo que la compañía dice. Según Razer los Opus tienen una autonomía de “hasta 25 horas”, esto suele ser en las mejores condiciones posibles, con sonido a volumen medio, etc, En mi uso he superado esa cifra de forma más que notoria, llegando a las 30 horas con ANC y superando ampliamente las 35 sin ella.

A la hora de usar los micrófonos del Razer Opus los resultados son correctos pero lejos de llegar a ser una maravilla, están y permiten una correcta comunicación con una calidad de sonido media. Mientras que el sensor de presencia funciona de manera soberbia, captando al instante si nos quitamos los auriculares y reanudando la reproducción nada más ponérnoslo.

Conclusiones

Los nuevos Razer Opus los encontramos en su web por un precio de 209.99€, que hablando de dispositivos de esta gama y con estas prestaciones podemos decir que esta en la media. Como armas a su favor tiene una buena batería, la comodidad de llevarlos y un sonido muy correcto, mientras que el sonido ambiente y el micrófono son sus puntos más flacos.

Para un usuario medio la calidad de sonido será mas que suficiente y logrará una buena experiencia a la hora de disfrutar de su música, para los más puristas pueden que echen en falta algo de pegada en los graves y de detalle en los agudos. La cancelación de ruido no es perfecta, pero si de muy buen nivel, mientras que el sonido ambiente es un punto a mejorar. Por contra pocas veces nos encontramos con una batería cuya autonomía sobrepase tanto las previsiones del fabricante, alcanzando sin problemas las 30 horas de duración con la ANC activa.

Razer Opus

Razer está saliendo de su zona de confort y lo está haciendo apuntando muy buenas maneras, aun le quedan detalles por pulir, pero va en el buen camino. Los Razer Opus son un claro ejemplo de como a poco que se esfuercen puede competir sin problemas con marcas más asentadas.

Razer Opus

209,99€
8.8

Valoración

8.8/10

A favor

  • Muy comodos
  • Cancelación de ruido
  • Autonomía
  • Conectividad Bluetooth y por cable
  • Sensor de presencia

En contra

  • Graves con poca pegada
  • Modo Ambiente (entorno) pobre
  • Micrófono
  • APP mejorable, sin ecualizador personalizado

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.