Minecraft Earth

Finalmente ya podemos jugar a Minecraft Earth. El juego de Mojang fue presentado por Microsoft como una forma de llevar el popular universo pixelado al mundo real gracias a la Realidad Aumentada. Su lanzamiento será progresivo, estando de momento disponible, a través de la Play Store en forma de beta para Android, en las ciudades de Seattle, Londres , Tokyo, Estocolmo y Ciudad de México.

Estas ciudades han sido la escogidas para probar el juego de forma oficial, pero ha bastado esto para que ya contemos con el correspondiente APK, y lo que es mejor, hemos comprobado que este es totalmente operativo incluso fuera de estas ciudades.

Asi puedes probar Minecraft Earth

Lo primero es que debemos tener en cuenta que el APK no es la forma “oficial” de obtener el juego, ni ha sido proporcionado por Microsoft, por lo que debes de ser consciente de ello al instalarlo. Si dicho esto quieres instalar el juego en tu dispositivo Android, debes ir a este enlace de UpToDown y descargar el APK.

Una vez descargado se le ira pidiendo permisos para instalar aplicaciones desde fuentes desconocidas, autorizamos e instalamos.

En nuestro caso en Madrid hemos podido instalarlo y jugarlo sin problemas, lo que hace pensar que a no mucho tardar se irán ampliando el número de ciudades donde estará disponible. A continuación tenéis algunas capturas de como se ve el juego.

El juego a pessar de ser beta se ve bastante completo, aunque hay aspectos no disponibles y en ocasiones la respuesta al táctil es errática. Aún así nos deja claro que es un juego con un enorme potencial.

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.