Estas leyendo
Turtle Beach Stealth 300, analizamos estos cascos para Xbox One

Análisis auriculares Turtle Beach Stealth 30

A la hora de jugar la calidad del sonido es cada día más importante, no solo al escuchar, si no también cuando hablamos y nos comunicamos con otros jugadores. Los juegos multijugador online están de moda y para ello es necesario contar con un buen sistema que nos haga escuchar pero también que se nos escuche.

Hoy vamos a analizar un producto de Turtle Beach, los auriculares Stealth 300 para gamers. Este modelo cuenta con versiones personalizadas para PlayStation 4 y Xbox One, adoptando los colores característicos azul y verde de ambas consolas. En nuestras manos ha caído la versión para Xbox One y esa hemos analizado para darte nuestra opinión.

Turtle Beach Stealth 300 para Xbox One

Una vez más comenzaremos describiendo como recibimos el producto y que encontramos en la caja. Ciertamente se aprecia que en la presentación no se han complicado, una caja de cartón de calidad media y colores blanco y verde, en cuyo interior encontramos un soporte realizado en plástico con el contorno del dispositivo. Dentro del espacio de la diadema encontramos un cable USB a micro-USB que nos servirá para carga, y debajo de ello una guía junto a una pegatina de Turtle Beach. Los auriculares, como la parte más sensible del producto, vienen protegidos por unas fundas como podéis ver a continuación.

Análisis auriculares Turtle Beach Stealth 30

Aspecto y acabados

Turtle Beach ha apostado por un diseño en el que el plástico y el tejido con las bases. Tanto la diadema como los auriculares vienen en plástico negro de calidad media. Para los ajustes de la diadema se ha optado por un sistema rígido que permite variar la altura de los auriculares, pero cuyo diámetro varia lo que la diadema reforzada con metal da de si. No es que sea el mejor sistema, pero en mi caso no me ha supuesto problemas. En la parte superior cuenta con una almohadilla de tejido, incrustada en un espacio del que sobresalen los lateras de la diadema, así que deja algo de holgura si no quieres notarlos

Los auriculares de 50mm se pueden girar sobre su eje aproximadamente unos 90 grados para ajustarlos a tus orejas, y en ellos encontramos todos los controles.

Relacionado  V-Rally 4, análisis de esta ambiciosa propuesta

En este punto me detendré un momento en el sistema del micrófono, el cual esta situado en el lateral del auricular izquierdo. Para colocarlo a la altura de la boca basta con desplegarlo, lo que a su ves lo activa y se nos avisa de ello con un sonido. Si lo replegamos, el altavoz se desactiva y nuevamente un pitido nos sirve de aviso. Lo cierto es que esta forma de activar y desactivar el micrófono es muy funcional, rápida y efectiva.

Los controles y conexiones del Turtle Beach Stealth 300 se sitúan en los laterales de los auriculares. En la lado izquierdo tenemos en la parte baja el cable jack que nos permite conectarlo al mando de la consola u otro dispsitivo. Bajo él tenemos el conector microUSB para carga y un led que nos avisa cuando esta encendido el aparato. Si nos novemos al otro lado del cable nos encontramos dos pequeñas ruedas que nos sirven para el control del volumen del auricular y del micrófono cuando esta activado.

Cuatro modos de ecualizador y Sonido Espacial

Si nos vamos al lateral del auricular, justo debajo del micrófono abatido, allí veremos dos botones. El botón situado mas hacia el frontal sirve para encender y apagar el dispositivo, mientras que en más trasero es el que permite cambiar entre los cuatro modos de ecualizador.

Estos modos de ecualizador están prestablecidos y deberemos ir cambiando entre ellos mediante pulsaciones y son los siguientes: potenciador de bajos, sonido personalizado, potenciador de graves y agudos y potenciador de voz. Dependiendo de las circunstancias, y sobre todo del tipo de juego que estés disputando, el cambiar al modo correcto te puede ofrecer una mejor respuesta y experiencia.

Relacionado  Super Destronaut DX, análisis de un arcade inspirado en los clásicos

Por otro lado viene adaptado al uso del Windows Sonic, o Sonido espacial como lo denomina Microsoft. Este es un sistema que permite que los auriculares ofrezcan una respuesta envolvente ya que lo que hace es que simule precisamente esto. Ha sido una sorpresa comprobar como conectándolo a mi PC y activando/desactivando este sonido espacial, he podido comprobar que el sonido espacial que ofrecen los Health 300 no está pero que nada mal, es mas me atrevería a calificarlo como bastante bueno.

Lo cierto es que estos añadidos se agradecen y mejora la percepción inicial que teníamos del Turtle Beach Stealth 300.

Especificaciones del Turtle Beach Stealth 300

  • Compatible con Xbox One, PS4  Pro y PS4 , Nintendo Switch , PC y móviles a través de conector jack 3,5 mm
  • Frecuencia:  20Hz – 20kHz
  • Altavoces: 50 mm con imanes de neodimio
  • Batería: polímero de litio de 900 mAh recargable (más de 40 horas de juego por carga)
  • Diseño Del Micrófono: fijo omnidireccional que se abate para silenciarlo
  • Almohadilla de la Diadema: tejido
  • Almohadillas: supraural (cerrados) en tejido negro acolchado
  • Cuatro ajustes predeterminados de ecualización: potenciador de bajos, sonido personalizado, potenciador de graves y agudos y potenciador de voz.

Experiencia de uso

Lo primero es decir que si bien lleva la coletilla de “para Xbox One”, puedes usarlo sin problema con otros dispositivos. En el tiempo que los he probado puedo decir que lo peor es la impresión inicial ya que da aspecto de escasa calidad, además que el sistema de ajuste no me ha terminado de convencer, si bien en mi caso no me ha sido del todo incomodo. Si usas gafas no deberías de tener problemas con este auricular, ya que sus almohadillas están pensadas para adaptarse a ellas. Por otro lado el haber usado tejido en lugar de otros materiales para las almohadillas, permite que la sudoración no termine siendo molesta.

Relacionado  God of War para PS4, ¡analizamos el retorno de Kratos!

El diseño es algo muy subjetivo, por lo que os dejo a cada uno que saquéis las conclusiones con las fotos que os he dejado. 

turtle beacj

En cuanto a lo importante, es decir el sonido y micrófono, el primero se defiende en lo que ha calidad se refiere. En la mayoría de las circunstancias el uso de los distintos modos es suficiente para ofrecer una experiencia plenamente satisfactoria. Si nos ponemos detallistas, reconozco que los graves no son perfectos, pero en este rango de precios no es algo que extrañe. Tras haberlos probado con varios juegos, Hellblade y Forza Horizon 4 han dejado claro que a pesar de mi impresión inicial, el Turtle Beach Stealth 300 se defiende bastante bien en todo tipo de terrenos.

Sobre el micrófono, decir que da un sonido correcto que nos permite chatear con nuestros compañeros de aventuras sin dificultad. Nuevamente recalco lo cómodo de sistema de activación y desactivación del mismo, algo que me ha gustado bastante.

Conclusiones

Como fin decir que, si bien el uso ha ofrecido una experiencia correcta, la impresión de los acabados es que desmerecen el buen funcionamiento de este dispositivo y me cuesta quitarme esa sensación de “plasticazo”. En otro lado su diseño general tiene ventajas como el micrófono abatible, pero en general no ofrece demasiada capacidad de amoldarse a los distintos tipos de anatomías existentes.

Por contra el sonido que da en relación a su precio es muy bueno, además que el sistema de modos de ecualizador y el sonido espacial Windows Sonic son un plus que se agradecen y que me hace pensar que con unos mejores acabados hubiera ganado muchos puntos.

El precio de los Stealth 300 es de 79.99€ pudiendo comprarlo en Amazon o en la propia web de Turtle Beach.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro
Pedro
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.