Estas leyendo
Analizamos el Razer Wolverine Tournament Edition para Xbox One y Windows 10

Hoy analizamos un controlador diferente, una auténtica máquina de la personalización, el Razer Wolverine Tournament Edition nos ofrecerá el máximo control y más avanzado para disfrutar de nuestros ratos de ocio, bien en PC o en Xbox One para los jugadores experimentados. En este análisis veremos si merece la pena o no dar el salto.

Razer Wolverine Tournament Edition

Comenzamos por una pequeña muestra de su empaquetado. Como vemos, viene en una caja que predomina el negro y el característico color verde neon de la marca mas popular del mundo gamer. Tenemos la imagen frontal del controlador y los indicativos pertinentes de su compatibilidad con Xbox One y Windows 10. En su parte trasera tendremos una pequeña descripción de las opciones de configuración que podemos tener con el Razer Wolverine Tournament Edition.

Vemos también algunas de sus características que nos indican que estamos ante un controlador muy similar al original, al menos en dimensiones y peso (106 x 155 x 66 mm) y 256 gramos.

En su interior vamos al grano y nada mas abrirlo encontramos el Razer Wolverine recubierto de espuma negra y una caja de cartón donde encontraremos el cable de 3 metros nada menos. Este cable USB tenemos que decir que se aprecia muy fiable y duradero, tanto que Razer decidió no poder usar otro compatible ya que viene con un adaptador a USB y en su anclaje al mando tendremos que introducirlo en una endidura especial. Es decir, necesitamos un cable de la marca si este se nos perdiera o rompe.

No contamos con batería inalámbrica, esto nos sorprende, pero parece que en las dos grandes (PS4 y Xbox One) solo están permitidos controladores de terceros con cables. Al menos los oficiales.

También encontraremos dos pegatinas con el Logo de Razer, un manual de usuario y una tarjeta de felicitación por la acquisición de un producto de la marca.

Pasando de lleno al controlador, podemos ver como apagado guarda una estética muy similar al original. Plástico negro en toda su mayoría y podemos apreciar el logo de Razer que en esta ocasión es muy discreto. En sus agarres tendremos una goma rugosa que hace que a pesar de estar sudando la gota gorda para eliminar al malo de turno, no se nos resbale en ningún momento de nuestras manos.

La posición de los botones y joysticks siguen siendo los misma que los que encontraremos en la compra de nuestra Xbox. Lo que si que encontraremos son algunos botones nuevos y los que son iguales serán muy diferentes al tacto. Tenemos la cruceta con los botones algo más separados y su pulsación mucho más marcada aúnque serarados, esto da una sensación de menos mobilidad. Los botones “A”, “B”, “X”, “Y” a priori muy parecidos pero estos cuentan con pulsadores mecánicos de alta calidad que al presionarlos podemos escuchar la pulsación, es una sensación que me encanta. Los Sticks cuentan con un mejor agarre y una pulsación mucho mas marcada que en el original.

La luminación LED RGB Chroma estará presente en el frontal y podremos configurarla, sin duda este es un distintivo marca de la casa.

En la parte posterior tenemos los botones “LB”, “LT”, “RB” Y “RT” clásicos aúnque nuevamente se hacen algo mas cómodos que en el original. y como podemos ver en las imágenes, tenemos dos nuevos botones llamados “M1” y “M2” estos los controlaremos con los dedos índice.

En la siguiente imagen podemos ver como en esta ocasión si disponemos de un conector jack TRRS de 3.5 mm para auriculares y micrófono extandar, con lo que podremos utilizar cualquier auricular del mercado con el Razer Wolverine Tournament Edition, pero no podremos utiliazar el casco oficial de chat de Xbox.

Ahora analizamos la parte inferior, algo que podría no ser destacable si hablamos del mando original de Xbox pero que en el Razer Wolverine Tournament Edition tiene especial relevancia. Como podemos ver en la imagen de abajo y como he comentado anteriormente, no contaremos con ranura para pilas o batería, en esta ocasión será sustituido por dos pequeñas palancas que nos permitiran ajustar el recorrido de los dos gatillos principales al estilo del mando Elite de Xbox.

“Unos milisegundos marcan la diferencia cuando estás en el fragor de batalla. Para conseguir una ventaja competitiva, cambia al modo de gatillo sensible. Cuando este modo está activado, los switches de tope mecánico reducen la distancia de recorrido de los dos gatillos principales. Solo tienes que pulsar ligeramente para abrir fuego instantáneamente”.

Y para finalizar disponemos de otros dos nuevos botones llamados, “M3” Y “M4” que controlaremos con el dedo corazón, no hay opción de usar otro dedo diferente. Estos como todo el resto de botones, son totalmente configurables.

Personalización avanzada para el controlador definitivo

Si de algo puede presumir el Razer Wolverine es de su brillante configuración gracias a Razer Synapse, una aplicación disponible en la tienda de Microsoft con la que podemos configurar todos los controles y la iluminación de nuestro mando gracias a Razer Chroma. En ella podemos crear diferentes perfiles para tener uno diferente para cada jugador, o incluso para cada juego, no olvides que no es lo mismo jugar a un plataformas que a una batalla online encarnizada en la que la velocidad de respuesta es crucial.

 

ASIGNA BOTONES

Reasigna los gatillos y botones multifunción, y crea más de 500 perfiles personalizados para adaptarlos a diferentes géneros y estilos de juego.

 

EFECTOS DE ILUMINACIÓN

La tecnología Razer Chroma incluye los efectos Respiración, Inmersivo, Reactivo, Rotación de espectro, Estático y Onda. También puedes crear tu propia paleta a partir de 16,8 millones de colores.

AJUSTA EL EMBRAGUE DE SENSIBILIDAD

Cuando mueves el stick, el botón preasignado “focus” (centrar)/”agile” (ágil) aumenta o disminuye la sensibilidad para una mayor precisión de juego o velocidad de respuesta. Puedes ajustar los niveles de sensibilidad a tu gusto.

AJUSTE DE LA VIBRACIÓN DE LOS MOTORES

Personaliza la intensidad de la vibración para los gatillos de impulso y los motores hápticos de vibración para crear una sensación de inmersión completa en el juego.

Epecificaciones Técnicas

Os detallo al completo todas las especificaciones técnicas de las que dispone el Razer Wolverine Tournament Edition.

A simple vista

  • Compatible con Xbox One y PC (Windows 10)
  • Cuatro botones superiores frontales adicionales y reasignables
  • Iluminación Razer Chroma
  • Modo de gatillo sensible con topes en los gatillos
  • Agarre de goma antideslizante y ergonómico
  • 12 meses de garantía

Especificaciones Técnicas

  • 4 botones multifunción
  • 4 botones acciones táctiles mecanizados ABXY
  • Tira de iluminación multicolor de Razer Chroma
  • Topes de gatillo para fuego rápido
  • Puerto de audio de 3,5 mm para salida de audio estéreo y entrada de micrófono
  • Función de liberación rápida del cable
  • Cable de fibra trenzada de 3 m, ligero y extraíble, con conector micro-USB
  • Tamaño aproximado: 106 mm/4,17 in (largo) x 155 mm/6,09 in (ancho) x 66 mm/2,60 in (alto)
  • Peso aproximado (sin cable): 256 g / 0,56 lbs

Conclusión Final

En esta ocasión no vamos a dar una puntuación como tal, vamos a destacar todas sus virtudes y defectos pero sin entrar en poner nota por lo sencillo que puede parecer un controlador, pero lo complejo que resulta su uso y la percepción que tenemos cada uno de nosotros.

Como era de esperar, el Razer Wolverine supera en casi todo al mando original, lo que tiene igual, lo perfecciona y los añadidos, pues eso, le dan un salto de categoría. Pero antes de destacar todas sus virtudes y defectos tenemos que decir, que quizás su principal competidor o con el que tendríamos que compararlo sea con el Xbox Elite y no con el original, pero entendemos que la situación que estoy proponiendo es la de comprar un nuevo mando y no la de cambiar el Elite por el Razer Wolverine o viceversa, en ese caso el cambio o inversión no tendría sentido.

Dicho esto, el Razer Wolverine responde a la perfección, el disponer de botones mecánicos da una sensación de precisión y comodidad abrumadora. Su ergonomía es perfecta, cada botón que guarda la base del mando original están colocados milimetricamente. Los 4 nuevos botones que se añaden le dan un salto de calidad pasmosa, unido a las palancas para medir el retroceso de los gatillos hacen que sea un controlador premium tanto en calidad de acabado como en calidad de juego.


Poniendo algún pero, sin duda es el estar limitados a su conexión por cable, esto se tapa por el gran acabado de este y su enorme longitud que realmente no notaremos que está. Eso si, la jugarreta de la ranura para conectarlo nos ha parecido algo innecesario y que nos limita al cable oficial de la marca. La cruceta quizás nos resulto ser lo menos trabajado de este controlador, pués al estar separada cada dirección da la sensación de ser menos precisa, pero puede que sea una simple apreciación mia.

Y para finalizar tenemos que hacer una mención especial y dar las gracias a Razer por la capacidad de personalización de este mando gracias a Razer Synapse. El poder controlar cada rincón de nuestro mando nos encanta, el poder tener una configuración para cada tipo de juego también y el poder personalizar incluso el color de nuestros LED es una gozada muy marca de la casa.

En definitiva, un controlador muy recomendado si vienes de un mando estandar, sin duda el salto de calidad que notarás en tus partidas será brutal. Si te hemos convencido de todo lo que te puede aportar el Razer Wolverine Tournament Edition puedes comprarlo por 129,99€ en amazón desde el siguiente enlace.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
David Fraile
Amante de la tecnología, el fútbol, el dibujo y los perretes. Aprendiendo y enseñando día a día.