Estas leyendo
Sprinkles, la nueva aplicación fotográfica de Microsoft para iOS

Ya sabemos que a Microsoft le gusta mucho lanzar aplicaciones en iOS, incluso parece que más que en su propio sistema móvil, y una de sus ramas (Microsoft Garage) ha publicado varios experimentos en iOS de lo más curiosos. Meses atrás, Microsoft lanzó una aplicación para hacernos selfies, basada en inteligencia artificial para mejorar y escoger la mejor foto.

Después de esta, Microsoft parece estar dispuesta a mejorar nuestras fotos con la inteligencia artificial, y ha lanzado su última novedad fotográfica, Sprinkles. La misma tiene una función muy sencilla pero bastante curiosa en su trasfondo. Esta reconoce la fotografía, edad y género para proponernos emojis, texto o stickers que añadir a la foto, así como diversos filtros. Ésta no es la primera vez que los de Redmond utilizan la inteligencia artificial para adivinar características de las personas, pero aquí está integrada de una manera mucho más user friendly.

También se proponen estos añadidos en base al día y hora que se ha hecho la foto, así como la localización de la misma, con la posibilidad de cambiar por diferentes estilos o diferentes sugerencias. Con esto, Microsoft también consigue mejorar sus herramientas y hacer así un uso más efectivo y preciso de su software e inteligencia artificial, pudiendo aplicarse a multitud de áreas y servicios.

Recordemos que los chicos de Redmond son de los que más apuestan por la IA, junto con Google o Amazon, y no solo se quedan en el asistente personal (Cortana), si no que van un paso más allá con herramientas y servicios aplicados a multitud de ámbitos, tales como la investigación médica o la seguridad. De momento, la aplicación solo está disponible en la App Store de Estados Unidos, por lo que es probable que llegue próximamente al resto de mercados.

Sobre El Autor
Eric Herranz
Eric Herranz
Editor en OneTech y OneWindows. Escribo cosas, hago cosas, y me gustan la música y el cine. Y muchas otras cosas. Ah, y la tecnología, claro. Si no, ¿Qué haría aquí?