Estas leyendo
iFixit descubre los secretos internos de Nintendo Switch

Nintendo Switch

Nintendo ha mantenido muchos detalles en secreto de su nueva consola Nintendo Switch, pero ahora que ya ha llegado a las tiendas, los más curiosos estarán felices de saber que iFixit, la conocida web de reparaciones, ha despedazado cada rincón de la máquina, encontrándose con alguna que otra sorpresa. Algunas cosas ya las conocíamos, como el procesador NVIDIA Tegra X1 o que incluía un pequeño ventilador para poder refrescar la consola.

En cuanto a sorpresas, nos encontramos con 4GB de RAM divididos en dos módulos Samsung, memoria de 32GB fabricada por Toshiba o una batería de 16Wh. Por otro lado, el chip de NVIDIA está nombrado como NVIDIA ODNX02-A2, lo que nos daría a entender (por el “A2”) que es una versión del Tegra X1 pero con unas cuantas vueltas de tuerca. Uno de los detalles más sorprendentes ha sido la gran placa de metal que ocupa todo el interior de la consola y que ayuda a mantener refrigerada la misma, y la verdad es que es muy efectiva puesto que rara vez se calienta demasiado, exceptuando en largas sesiones de juego en la base.

Nintendo Switch, pieza a pieza

Por último también han despedazado los JoyCon, encontrándonos con unas baterías de 1,9Wh, todos los sensores que ya conociamos por las especificaciones como es el acelerómetro o el giroscopio, además del chip NFC en el JoyCon derecho. Abajo del todo nos encontramos con los motores de Vibración HD que tanto le han gustado a Nintendo.

Tras ver sus entresijos y componentes, la gente de iFixit le ha dado una puntuación de 8 sobre 10 en cuanto a reparabilidad, nada mal contando con que últimamente la mayoría de dispositivos parecen imposibles de reparar por uno mismo. Aún así, se recomienda acudir primero al soporte oficial para no perder la garantía.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Eric Herranz
Eric Herranz

Editor en OneTech y OneWindows. Escribo cosas, hago cosas, y me gustan la música y el cine. Y muchas otras cosas. Ah, y la tecnología, claro. Si no, ¿Qué haría aquí?