Estas leyendo
Así es la impactante campaña en Francia para evitar atropellos

seguridad vial

Hay veces que la tecnología se usa para paliar o minimizar los efectos de los accidentes, a medida que avanza el tiempo los vehículos se diseñan no solo para proteger a sus ocupantes, sino también para tratar de ocasionar menos daños ante un posible atropello. Sin embargo no hay duda de que el impacto de un vehículo contra el cuerpo de una persona es devastador y la mejor manera de abordar el tema es precisamente evitar que se produzcan.

En relación a la seguridad vial las imprudencias de los peatones tienen buena culpa en las estadísticas de atropello y los distintos gobiernos del mundo han tratado de concienciar de diferentes maneras, hoy nos hacemos eco de una dura campaña que se ha puesto en marcha en Francia y que con ayuda de la tecnología pretende dar un escarmiento a quienes incumplen las normas.

Concienciando de la seguridad vial con ayuda de la tecnología

Para la campaña se han usado una serie de equipos, cada uno con su función. Tenemos un semáforo, unos sensores, una cámara y un enorme panel. Su funcionamiento es simple, cuando un peatón cruza con el semáforo en rojo el sistema hace sonar un claxon que simula un vehículo acercándose. En ese instante una cámara capta una imagen de la cámara de pánico del imprudente que estaba cruzando y la muestra en la pantalla bajo el lema “No te arriesgues a ver la muerte en tu cara. Al cruzar respeta los semáforos”, un mensaje duro y una campaña dura, pero que nos hace ver como una imprudencia puede ser fatal y nos muestra como podían ser nuestros últimos instantes de vida, puro pánico.

Una curiosa forma de usar la tecnología para concienciarnos de las imprudencias que cometemos y tratar de evitar que las sigamos haciendo. ¿Qué te parecen este tipo de campañas?, ¿Crees que son realmente efectivas?

Sobre El Autor
Pedro
Pedro
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.