Estas leyendo
Agentes rusos habrían contratado criminales para hackear cuentas en Yahoo

Estados Unidos ha anunciado nuevos cargos relacionados con el hackeo masivo que sufrió Yahoo en el año 2014, alegando una relación entre los dos agentes rusos de la Agencia Federal de Seguridad Rusa (Igor Suschin – Dmitry Dokuchaev), y los hackers (Aleksey Belan – Karim Baratov), la acusación afirma ue los agentes de la FSB habían contratado a estos hackers con el fin de acceder a datos de Yahoo e investigar periodistas y militares estadounidense de importancia para la agencia.

“Dmitry Dokuchaev e Igor Sushchin, ambos funcionarios del FSB, protegieron, dirigieron, facilitaron y pagaron a los piratas informáticos para que recopilaran información a través de intrusiones informáticas en los Estados Unidos y otros lugares” mencionó Mary McCord, una de las responsables de la investigación.

El departamento de justicia ha finalmente corroborado la información de Yahoo, ya que tras saberse la información del robo de cuentas, la empresa había denunciado a un “actor patrocinado por el estado”, afirmación muy criticada en su momento. La venta de la base de datos llevó a la justicia a relacionar esta actividad criminal con un sector beneficiado de la inteligencia rusa.

Los datos obtenidos en Yahoo sirvieron también para poder acceder a otras plataformas, como Gmail u Outlook, ya que muchos usuarios comparten las mismas contraseñas en distintos servicios.

El día de ayer detuvieron a Baratov, uno de los criminales involucrados, en Canadá. Por su parte, el fiscal general adjunto, mencionó que “No hay pases libres para el comportamiento criminal extranjero patrocinada por el estado”, siendo estos los primeros funcionarios rusos acusados formalmente por Estados Unidos con los cargos de “ataques cibernéticos”.

Este robo masivo de cuentas fue el segundo que sufrió Yahoo, siendo el primero en 2013, con un total de 500 millones de cuentas afectadas. Estos problemas fueron atribuidos principalmente a la CEO Marissa Mayer al negarse en invertir en seguridad, y finalmente le costó muy caro a Yahoo, ya que la empresa pasó de pedir por su compra 4.4 billones de dolares a venderse finalmente por solo 350 millones.

Sobre El Autor
Benjamin Martini
Benjamin Martini
Como la evolución es inevitable, el Homo Facticius es el futuro.