Estas leyendo
We-Vibe, empresa de “vibradores smart” deberá pagar 3.7 millones tras ser demandada

We-Vibe

Tanto como las empresas como los usuarios tendrán que pensar bien a la hora de las implicaciones de conectar sus productos a Internet, especialmente aquellos de uso intimo, especialmente por el tipo de información que se se envía a la empresa con respecto al uso.

La empresa canadiense We-Vibe deberá pagar unos 5 millones de dólares canadienses (3.5 millones de USD) tras un litigio legal de una demanda colectiva por haber recolectado y almacenado datos “íntimos” de los clientes durante el uso de uno de sus juguetes sexuales.

La demanda colectiva iniciada por dos clientes hacían cuestión a dos productos, el We-Vibe Classic y el Rave by We-Vibe. Dichos productos se tratan de vibradores que pueden controlarse por medio de una aplicación especial para smartphones. Según investigadores de seguridad, se descubrió que la compañía recolectaba datos del uso de estos productos por medio de dicha aplicación, como la temperatura, el modo de vibración colocado y la frecuencia con la que eran usados.

Para aquellos que estamos acostumbrados a la idea de que las empresas recolectan datos del uso de los productos, esta no parece ser tan alarmante. Pero We-Vibe no solo recolectaba datos de uso, sino que también información personal de algunos usuarios, como identificaciones y números telefónicos, algo que se agrava ante cualquier posible robo de datos, de hecho, la empresa contaba con información respectiva a la intimidad de casa usuario.

Finalmente se resolvió que la empresa debía pagar 10 mil USD a los usuarios americanos cuyos datos personales habían sido enviados a los servidores de la empresas. También debían pagar 199 USD a aquellos usuarios que habían comprado el dispositivo, pero cuya información personal no había sido recolectada ni almacenada.

Un vocero de la empresa ha mencionado que están complacidos de haber llegado a un acuerdo razonable y justo, además que la empresa ha mejorado el aviso de privacidad, y se encuentran trabajando junto a expertos para mejorar la seguridad de la aplicación.

Sobre El Autor
Benjamin Martini
Benjamin Martini
Como la evolución es inevitable, el Homo Facticius es el futuro.